Revista Cine

Despabilate amor.

Publicado el 13 diciembre 2009 por Colomba
Despabilate amor.Para peliculas raras o rebuscadas, solicitar ayuda, orientación a Eliseo Subiela. Una capacidad extraña, extrañisima que tienen "algunos" argentinos, de hacer cine "cliché" y en definitivas cuentas "malito", es a mi gusto personal lo que Subiela hace con el 7º arte.
Siempre con esa cosa de filosofía desde el WC, metiendo silencios donde sobran las obviedades, poesía donde ya no puede ser todo mas cliché, musas colorinas preferentemente "crespas-chinitas-motudas", que toquen el chelo o tenga facilidad para la apertura de piernas. Demasiado silencio, demasiado lugar común, demasiado creer que todos, todos, somos unos "pelotudos".
Lo impresionante es que un cinesata como Subiela, tenga la suerte, casi de golpearse el pecho cada mañana, de que agarrar actores agradables, buenos o salvables que se atrevan por amor a la patria a morir achicharrados con sus obras.
Entendería, si Subiela fuera gay que este enamorado de Darío Grandinetti que lo ha puesto en tres de su larga lista de bodrios, ya que si bien no es el actor para el Oscar, es guapisimo (como ya he comentado), encantador, pero lamentablemente Subiela, sabe como sacarle todo, todo, todo, lo desesperante que no debería tener un guapo y que provoca que una mas que correr a sus brazos, salga despavorida para el lado contrario.
Porque lo que es a mi, EL LADO OSCURO DEL CORAZON, no me gusto naita, naita, naita, de hecho llegue a pensar que el cine argentino era tan pajero como Tarkovsky y que de proseguir por esa vía, no sería parte del publico cautivo. Por suerte el tiempo pasó y las buenas nuevas generaciones salieron a la luz del lente y nos han deleitado con el mejor cine latinoamericano, como lo es el trasandino.
Pero el punto es que si HOMBRE MIRANDO AL SUDESTE, era vomitiva, qué decir EL LADO OSCURO DEL CORAZON que solo tuve estomago para ver la primera naúsea, ahora con DESPABILATE AMOR, creo que simplemente jubilo con respecto a Subiela, aunque dicen que la edad le ha hecho bien y que ya no le echa tanta crema a los tacos, no lo sé, tendría que verlo con mis ojos y la neta no sé si vuelva a tener el coraje de explorar por estos lares.
En el caso preciso que nos trae, digase DESPABILATE AMOR, es un delirio que para colmo mete en la juguera a mi amado Benedetti y le destroza un poemario titulado al igual que la película y la de manoseos que hace con los poemas del mismo.
Segundo, la historia que parece tener sentido, razón y algunas nostalgias para contar, de pronto se torna enredada, absurda y con mas cabos sueltos que si el editor hubiera quedado ciego a medio andar.
Tres, debo decir que lo único que la salva -a mi parecer-, es la banda sonora, que no tiene nada que ver con Subiela, ya que son los temas que dieron para mover el esqueleto en la decada de los ´50- ´60 a todo el que se sintió motivado y que en version en inglés o en español, siempre he amado.
En fin, la movie me provoco tanto mal sabor de boca, que me tuve de quedar hasta como las dos de la madrugada, hurgando en la TV cable, para limpiar la retina de tanta tontera.
Saludos!!
SINOPSIS:
Un hombre con nostalgias de su época de adolescente ha descubierto en el rock que practica todos los días un remedio contra el envejecimiento. Quiere volver a ver a su antigua barra de amigos y pone en marcha el encuentro. Les propone un asalto como los de antes. Así llega a dar con Ernesto, un periodista cuarentón, ex militante y ex exiliado que anda detrás de una misteriosa cubana. El film muestra dos caras: la evocación nostálgica y el retrato actual de los personajes de ayer colmado de emoción.
CALIFICACION:
***********

FICHA TECNICA:
Titulo: Despabilate Amor, 1996, Argentina
Dirección: Eliseo Subiela
Guión: Eliseo Subiela con poemas de Mario Benedetti

Reparto: Dario Grandinetti, Soledad Silveyra, Juan Leyrado, Marilyn Solaya, Gustavo Garzón, Valentina Bassi, Emilia Nazer.mi septima pasion

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Sobre el autor


Colomba 13 veces
compartido
ver su perfil
ver su blog

El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta

Revista