Revista Cine

Día Internacional del Libro: Diez adaptaciones que no te puedes perder

Publicado el 23 abril 2016 por Cineenconserva @Cineenconserva
Día Internacional del Libro: Diez adaptaciones que no te puedes perder

Alguien comparó alguna vez la relación entre cine y literatura con la de un matrimonio. No iba muy desacertado porque al igual que esta institución, pueden llevarse bien, regular, mal... ser fieles, infieles, tener una relación libre, y hasta culminar en divorcio. Pero en el fondo, por muy mal que salgan las cosas, ambas comparten algo esencial: la narración de una historia.

Cine y literatura tienen lenguajes completamente distintos, razón por la cual muchas veces los lectores vemos frustradas nuestras expectativas. En el cine prima la imagen, en el libro la palabra. Esto ya lo comprendió Hitchcock, adaptador de novelas poco conocidas en su tiempo (Psicosis, Rebeca, Los pájaros...) y al que le encantaba contar la anécdota de las dos ovejas que se están comiendo un rollo cinematográfico y una le pregunta a la otra: "¿qué tal está?" y la otra le contesta: "buah, me gustó más el libro".
Las comparaciones son inevitables, pero en el Día Internacional del Libro queremos repasar diez adaptaciones que hacen honor al libro del que parten. Unas destacan por su originalidad y riesgo, otras enriquecen la novela original al plasmar de forma maravillosa aquello que acontece entre sus páginas. 

Esta es solo una selección gourmet, sabemos que hay muchas más. Por eso, nos encantará que aportéis vuestra opinión :)
10. Enemy (El hombre duplicado)

Día Internacional del Libro: Diez adaptaciones que no te puedes perder

En “El hombre duplicado" Saramago vuelve a sondear la condición del hombre en situaciones extremas. En esta ocasión, la novela cuenta la historia de Tertuliano Máximo Afonso, un profesor de historia que tropieza con su copia exacta en una mala película que le recomienda un compañero de trabajo. Encontrar a su doble se convierte en su objetivo y en su obsesión, y emprende la búsqueda de su otro yo, algo que no presagia nada bueno.

La inquietante Enemy (2013) fue la libre adaptación que de esta obra hizo el director canadiense Dennis Villenueve (Prisoners, Incendies y la próxima secuela de Blade Runner), una película que si bien parte con un planteamiento similar al de la novela, conforme avanza la trama, se separa y reclama su autoría para plantear sus propias preguntas al espectador. Jake Gyllenhaal, bien acompañado de Mélanie Laurent y Sarah Gadon, es el angustioso protagonista de una trama rompecabezas escrita por el guionista español Javier Gullón, autor de los libretos de Hierro, Agnosia o Invasor. Libro y película forman un tándem perfecto no apto para los amantes de la lógica.9. Suspense (Otra vuelta de tuerca)
Día Internacional del Libro: Diez adaptaciones que no te puedes perder


De entre las muchas adaptaciones de la obra de Henry James como La heredera, Retrato de una dama, Las bostonianas, La habitación verde... la novela que se lleva la palma en cuanto a número de adaptaciones cinematográficas, y que constituye por tanto, uno de los relatos de terror más llevados a la gran pantalla es “Otra vuelta de tuerca” (1898), una historia de “fantasmas” que debido a su ambivalencia, esconde más de lo que aparenta.
Sin duda, la mejor adaptación de esta obra es The Innocents (aquí llamada Suspense), dirigida en 1961 por el cineasta británico Jack Clayton, muy aficionado a las adaptaciones. Entre otros autores adaptó la obra cumbre de Scott Fitzgerald, El gran Gatsby. En Suspense, una institutriz puritana y amante de los niños (magnífica Deborah Kerr), se traslada a una mansión victoriana para cuidar de Flora y Miles, dos hermanos huérfanos.
De gran lirismo y belleza (atención a la fotografía de Freddie Francis y a la elegante puesta en escena) el film es puro terror psicológico, y precursor de un sinfín de películas en donde una casa es el supuesto eje de acontecimientos sobrenaturales. No menos formidable es su guion (en el que colaboró el escritor Truman Capote), un texto inteligente, ambiguo y con referencias sutiles a temas como el sexo o el fanatismo religioso.

Después de Suspense ya no verás Los otros (Alejandro Amenábar) del mismo modo.8. Expiación (Ídem)

Día Internacional del Libro: Diez adaptaciones que no te puedes perder
En el verano de 1935, Briony Tallis (Saoirse Ronan), una precoz escritora de 13 años, cambia irremediablemente el curso de varias vidas al acusar a Robbie Turner (James McAvoy), el amante de su hermana Cecilia (Keira Knightley), de un crimen que no ha cometido. Esa es la premisa de la novela homónima del escritor británico Ian McEwan, publicada en 2001 y que está considerada uno de los mejores libros de lo que llevamos del nuevo siglo. 

El reto para Wright (que venía de adaptar con éxito Orgullo y prejuicio) no era nada fácil. A lo largo de las más de 400 páginas de este libro hay cabida para el thriller, la novela bélica y por supuesto, para un amor imposible y apasionado que juega de modo muy inteligente con la realidad y la ficción
Estamos ante una adaptación con aroma a cine clásico que respeta los diferentes puntos de vista de la novela a través del montaje. Contiene además, algunas de las marcas de la casa de este director; una preciosista y cuidada puesta en escena, una fotografía excepcional y una vibrante y emotiva música a cargo de Dario Marianelli (ganadora del Óscar y el Globo de Oro). Sin olvidar, la presencia en el reparto de Keira Knigthley, habitual en la filmografía de Wright y que aquí desprende con su partenaire (James McAvoy) mucha química. Y si no, basta recordar la escena de la biblioteca.7. El festín de Babette (Ídem)
Día Internacional del Libro: Diez adaptaciones que no te puedes perder
Karen Blixen, más conocida por el seudónimo de Isak Dinesen, la misma autora de "Memorias de África," escribió en 1950 un pequeño cuento que es una delicia. Narra la experiencia de una cocinera francesa, Babette, que huye de su país tras la revolución de la Comuna de 1871, y recala en un pequeño pueblo de pescadores de la península de Jutlandia. En un paraje tan remoto, entra a servir en la casa de dos ancianas solteras: Martine y Philippa, hijas de un pastor luterano que fue líder espiritual de la pequeña aldea. Lo que no saben las entrañables hermanitas es que Babette, con su cultura y sus costumbres, va a revolucionar a la pacífica comunidad.
El director danés Gabriel Axel supo trasladar de forma sobresaliente tanto la parte culinaria (excepcional la secuencia de la cena) como la moraleja que se extrae del libro, y que no es otra que saborear los pequeños placeres de la vida. Una obra sencilla, humilde, con una extraordinaria fotografía y música, que ganó en 1987 el Óscar a mejor película extranjera. Cabe destacar la interpretación de la actriz francesa Stéphane Audran, musa y esposa del cineasta Claude Chabrol, quien da vida a la talentosa Babette. 6. El nombre de la rosa (Ídem)
Día Internacional del Libro: Diez adaptaciones que no te puedes perder
Retroceder a la Edad Media es posible con la adaptación que realizó Jean-Jacques Annaud del libro homónimo de Umberto Eco. Adaptar en imágenes el gran éxito del intelectual italiano no era a priori nada fácil. El nombre de la rosa es una novela extensa, plagada de citas en latín, largas discusiones teológicas y filosóficas entre los representantes de las diferentes órdenes religiosas, pero también, un entretenimiento de primera gracias a su intriga medieval detectivesca. Guillermo de Baskerville es un trasunto de Sherlock Holmes en cuyas manos está la de resolver unos misteriosos asesinatos acaecidos en una abadía. Todo Holmes va acompañado de su Watson, papel que aquí recayó en un joven Christian Slater.

En su traslación al cine, el director de El oso (1988) no se complicó en exceso y se centró básicamente en la trama de misterio. Rodada con mucho realismo y fealdad, olvídense de la Edad Media colorida del cine de Hollywood, destaca la interpretación de Sean Connery como protagonista. Monjes asesinados del modo más truculento, bibliotecas escondidas tras un laberinto, superstición versus razón... una sensacional película de los años 80.


5. La tía Tula(Ídem)
Día Internacional del Libro: Diez adaptaciones que no te puedes perder
Este ejemplo es curioso, ya que traslada la esencia del libro homónimo de Miguel de Unamuno a otra época (años 60) y a un contexto tan particular como el régimen franquista. 

Todo un clásico del cine español, debut de Miguel Picazo y que cuenta en su reparto con una inconmensurable Aurora Bautista, quien cambió por completo de registro. Aquí inmortalizó a "una solterona" que tras la muerte de su hermana debe ocuparse de sus sobrinos y su cuñado Ramiro (Carlos Estrada). Un hombre que espera de ella algo que nunca podrá darle, atrapada como está en la maraña de tabúes y represiones de la España de la época.

La tía Tula es el retrato psicológico y social de la sociedad española de provincias, con personajes tan ricos como Tula, un cúmulo de contradicciones. Por un lado, una rigidez y rectitud espartana, por el otro, un volcán en plena ebullición. Tula es uno de los personajes femeninos más interesantes del cine español, "una virgen madre" como decía Unamuno, que aquí reclama sin éxito su independencia, libre de la opresión masculina.4. A pleno sol (El talento de Mr Ripley)
Día Internacional del Libro: Diez adaptaciones que no te puedes perder

A pleno sol (Plein soleil, 1960) tiene el mérito de ser la primera película basada en la novela de Patricia Highsmith: El talento de Mr. Ripley. Es también el filme que catapultó a la fama al francés Alain Delon, que además de mito erótico llegó a trabajar con algunos de los mejores directores europeos de la historia (Visconti o Antonioni).

René Clément (Juegos prohibidos, ¿Arde París?) adapta esta adictiva novela de Patricia Highsmith de un modo único y con mucha libertad. No falta el suspense, un protagonista que desprende mucho magnetismo (aún siendo un completo hijo de...) y una moderna puesta en escena que bebe de la nouvelle vague, corriente que en ese momento estaba en lo más alto. 

Todo esto la convierte en una de las muestras más interesantes de cine negro europeo, un thriller dramático que seduce al espectador desde varios frentes: la belleza de sus escenarios naturales (fue rodada en su mayor parte en la isla napolitana de Isquia); sus colores (restaurados en 2013) o la espléndida partitura de Nino Rota. 3. Como agua para chocolate (Ídem)



Alfonso Arau, director mexicano conocido por otras películas como Cachitos picantes o Un paseo por las nubes, se encargó en 1992 de llevar a cabo la adaptación de la novela de su entonces esposa, Laura Esquivel. El resultado fue uno de los grandes éxitos de la cinematografía mexicana; una historia de amor en tiempos de revolución convertida en todo un fenómeno internacional. 
La película contó en el reparto con la mexicana Lumi Cavazos interpretando a Tita, en un papel que le valió el reconocimiento internacional con premios como el de mejor actriz en el Tokyo Film Festival y el Festival de Gramado de Brasil. También encontramos al italiano Marco Leonardi (Pedro), rostro que siempre asociaremos -además de con esta película- con la entrañable Cinema Paradiso (él era Totó de joven). En el apartado técnico destaca la fotografía de uno de los grandes de este campo: Emmanuel Lubezki, tres veces ganador del Oscar, la última por El renacido.

Romance y gastronomía en una historia con gotas de realismo mágico que ya estaban en la novela y que Arau supo incorporar con éxito.
2. Fahrenheit 451 (Ídem)

Día Internacional del Libro: Diez adaptaciones que no te puedes perder

50 años tiene ya el homenaje que un Truffaut devorador de libros, le rindió a la literatura. Para pertrechar su plan, adaptó la novela distópica de Ray Bradbury, la misma que imaginaba un futuro sin libros. Como curiosidad, aparecen quemados en el film desde "Don Quijote" hasta "Madame Bovary" pasando por obras más contemporáneas como "El guardián entre el centeno" o "Lolita".

Su puesta en marcha no fue nada sencilla y se retrasó varios años debido a problemas de todo tipo. Fahrenheit 451 (1966) fue la primera cinta de Truffaut rodada en color y la única en lengua inglesa. Hoy se ve algo anticuada en aspectos como los efectos especiales, pero sigue siendo una bella defensa del libre pensamiento y la cultura.

Para encarnar al héroe, Truffaut se decantó por el austriaco Oskar Werner con quien ya había trabajado anteriormente en Jules y Jim. La decisión de recurrir de nuevo a Werner no salió tal y como el director pensaba en un principio, y durante el rodaje saltaron más chispas que las que Montag soltaba con su manguera. Por el contrario, todo fue más sencillo con Julie Christie, quien ese mismo año había triunfado representando a la mítica Lara de Doctor Zhivago, y que interpreta en la adaptación a los dos personajes femeninos de la novela; la esposa alienada y la vecina que despierta en el bombero la llama de la insurrección.
Cabe destacar también su banda sonora, obra de uno de los más grandes compositores de la historia del cine, Bernard Herrmann, músico asociado a Hitchcock, director al que Truffaut siempre admiró, como dejó bastante claro en su siguiente film, La novia vestía de negro. 1.  Las uvas de la ira (Ídem)
Día Internacional del Libro: Diez adaptaciones que no te puedes perder


Acabamos con Ford, que son palabras mayores. Esta magistral adaptación de la novela homónima de John Steinbeck, nos cuenta el drama de la familia Joad, obligada a abandonar sus tierras tras el Crack del 29. Ford, tachado en muchas ocasiones de reaccionario y conservador, firma aquí unos de los más bellos alegatos sociales, un canto a la solidaridad y a la dignidad del ser humano. El viaje de los Joad a la "tierra prometida" bien podría extrapolarse a este siglo XXI, donde miles de personas se ven forzadas a emigrar en busca de una vida mejor. 

Más esperanzadora que la obra de la que parte, todo en ella es sobresaliente, desde la magnífica fotografía de Gregg Toland que basó su iluminación en el trabajo de, entre otros, Dorotea Lange y Walker Evans, fotógrafos "oficiales" de la Gran Depresión, hasta el guion de  Nunnaly Johnson, sin olvidar el fabuloso reparto, con un Henry Fonda  y una Jane Darwell (Ma Joad) inolvidables.



Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas