Revista América Latina

Diario de una Cuarentena: Capítulo Dieciséis

Publicado el 29 abril 2020 por Jmartoranoster

*JUAN MARTORANO

A 45 días del inicio de la cuarentena social y colectiva en Caracas, y 44 en el resto del territorio nacional, continúo en estas entregas de diarios de la cuarentena, para continuar dejando testimonio a la posteridad de cómo desde Venezuela sorteamos la pandemia del Covid-19, y como una manera de acompañarles y de acompañarnos en estas difíciles circunstancias por las cuales estamos atravesando.

Si esto lo pudiéramos resumir como un partido de fútbol, deporte éste que me gusta mucho, estaríamos a mitad del partido y entramos en el entretiempo. Sin embargo, no es momento para relajar las medidas que se han venido implementando desde el momento del inicio de esta contingencia, cómo muchos y muchas de ustedes ya saben.

Pero, para no perder la costumbre, procederé también a la actualización del avance del Covid-19 a nivel mundial y en Venezuela, colocando primero a los diez países con más casos de esta pandemia, luego Venezuela y las consideraciones y reflexiones que formularemos al día de hoy.

Para el momento en que escribo esta entrega, van 3.117.880 casos a nivel mundial, 400,97 casos por cada millón de habitantes,  932,530 personas curadas (29,91%) y 217,212 personas fallecidas (6,97%).

Estados Unidos es ahora el epicentro de esta pandemia global, con  1,035,045 casos confirmados, 3,140.72 casos por cada millón de habitantes, 118,228 personas curadas (11,42%) y 58,964  personas fallecidas (5,70%).

Lo sigue España con casos 212,917 confirmados, con  4,520.49 casos por cada millón de habitantes,  108,947 personas curadas (51,17%) y  24,275 personas fallecidas (11,40%).

Tercer lugar Italia con 201,505  casos confirmados, 3,344.85 casos por cada millón de habitantes, 68,941 personas recuperadas (34,21%) y 27,359 personas fallecidas (13,58%).

Cuarto lugar Reino Unido con 161,145 casos confirmados, 2,425.58 casos por cada millón de habitantes, no registra hasta ahora personas recuperadas y  21,678 personas fallecidas (13,25%).

Quinto lugar Alemania con 160,004 casos confirmados, 1,924.3 por cada millón de habitantes,  110,263 personas recuperadas (68,48%) y 6,314  personas fallecidas (3,95%).

En el sexto lugar ubicamos a Francia con 129,859 casos confirmados, 1,936 casos por cada millón de habitantes, 46,886 personas curadas (36,11%) y 23,660 personas fallecidas (18,22%).

Séptimo Lugar Turquía con 114.653 casos confirmados, 1,378.79 casos por cada millón de habitantes, 38,809  personas recuperadas (33,85%) y 2,992  personas fallecidas (2,61%).

Octavo Lugar Rusia con 99,399 casos confirmados, 677.36 casos por cada millón de habitantes, 10,286  personas recuperadas (10,35%) y 972  personas fallecidas (0,98%).

Noveno lugar la República Islámica de Irán  92.584  casos confirmados, 1,111.04 casos por cada millón de habitantes, 72,439 personas recuperadas (78,24%)  y 5,877 personas fallecidas (6,35%).

Décimo lugar, la República Popular China con 84.347 casos confirmados, 60,16 por cada millón de habitantes, 77.578 personas recuperadas (91,97%) y 4.643 personas fallecidas (5,50%).

En el caso de la República Bolivariana de Venezuela, hasta el martes 28 de abril se repite el registro del día anterior, es decir el del lunes 27 de abril de 2020, al no registrarse casos nuevos de Covid-19, por lo que se mantiene en 329 casos confirmados, 10,21 casos por cada millón de habitantes, 142 personas recuperadas (43,16 %) y 10 personas fallecidas (3,10%). Lo que hace que haya 177 casos activos solamente y que vienen siendo tratadas por el Gobierno Bolivariano.

Importante es de señalar que ahora el estado más afectado por la pandemia es Nueva Esparta con 99 casos confirmados pasando al primer lugar, Miranda con 91 casos, pasa ahora al segundo lugar, Distrito Capital y Aragua con 31 casos, La Guaira con 14 casos, Táchira con 11 casos, Trujillo y Barinas con 7, Portuguesa con 6 casos, Lara y Zulia con 5, Los Roques con 4, Yaracuy, Anzoátegui y Bolívar con 3 casos,  Apure, Guárico y Sucre con 2, Mérida, Monagas y Cojedes con 1 solo caso.

Se mantienen hasta ahora como los únicos estados que no han registrado casos de Covid-19 hasta ahora son: Carabobo, Amazonas y Delta Amacuro.

De igual manera, cabe destacar, que de los 177 casos activos, 64 vienen siendo tratados en Centros Diagnósticos Integrales (CDI) por presentar síntomas leves; 89 en hospitales y 24 en clínicas privadas.

En estos momentos, Venezuela se ubica entre los países a nivel mundial con la realización de más pruebas para la detección del Covid-19, ya que tenemos a la fecha 15.500 pruebas por cada cien mil habitantes.

De no haberse adoptado las medidas de distanciamiento social y de cuarentena implementadas por el Gobierno Nacional, a la fecha tendríamos  330.341 infectados y un poco más de 7.000 personas fallecidas. De ahí que vaya nuestro reconocimiento al Ejecutivo Nacional por las medidas que adoptó de manera oportuna en estos momentos.

A este respecto, debemos señalar lo siguiente a continuación.

Reiteramos lo expresado en las dos entregas precedentes de este diario, de no negar que el pueblo venezolano está que sale, porque las necesidades son múltiples y son muchas. La situación a medida que transcurran los días, se tornará más difícil y más compleja, producto de la economía. Esto ya lo formulamos en anteriores entregas de este diario, en un ejercicio de prospectiva como siempre nos ha caracterizado.

Reitero lo señalado en entregas anteriores, en la que expresé que no es mi intención criminalizar el derecho constitucional a la protesta y al reclamo previsto en el artículo 68 de nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, siempre que está se haga de manera pacífica, sin armas y no afectando derechos de otras personas. Pero en estos momentos no se puede creer en tantas casualidades de que en menos de dos días se registren dos saqueos y un intento del mismo (Sucre, Bolívar y Monagas) y cuatro estados donde hubo trancas de protesta por problemas de gasolina (Portuguesa, Mérida, Trujillo y Barinas) cuando hay una movilidad social reducida, estamos en un estado de excepción constitucional por la contingencia de la pandemia global del Covid-19 en Venezuela, y cuando aditivos y diluyentes para producir la gasolina han sido objeto de bloqueo por parte de la administración Trump a nuestro país, y de paso se paraliza la refinería de El Palito, y el Centro Refinador de Paraguaná, si no me equivoco, y lo que para mí pudiera ser parte de claras acciones de sabotaje para buscar un desenlace violento a la actual coyuntura en el país. Ojo con esto.

Además de los disturbios suscitados en los últimos días en el país, hay que agregar a la lista los siguientes que mencionamos a continuación:

1.- Uno de los adláteres de la extrema derecha venezolana, me refiero a Enrique Aristiguieta Gramcko, ha propuesto al representante especial de EEUU para Venezuela, a través de una carta que le envió, la implementación de la denominada “Operación Antorcha”. Esta operación consistiría en el fomento de una fractura militar en Venezuela, no esperando a que se “profundice la crisis, poner precio a la cabeza de Maduro u ofrecer el levantamiento de algunas sanciones”. Sino que se produzca un hecho de fuerza y asegurar una “zona liberada”, en alguna parte del territorio nacional, en donde pueda asentarse un “gobierno de transición”.

En pocas palabras, una reedición de la invasión de Bahía de Cochinos, ocurrida en Cuba en 1961 no sería mera coincidencia, pero ahora en Venezuela.

Por ello, es que el presidente Maduro en sus próximas alocuciones públicas, debe tratar otros temas de interés para el pueblo. Indudablemente el enfrentamiento de la pandemia será el tema prioridad para todos y para todas, pero también es importante de que entienda de que “hay vida más allá del Covid-19”.

Ha comenzado, y me parece muy bien, la introducción del combate a la oleada especulativa desatada la última semana. Hay todo un debate sobre el carácter y la naturaleza de las medidas adoptadas. Sin embargo, se nota un gobierno haciendo esfuerzos por tratar de resolver los problemas que afectan a la cotidianidad de nuestro pueblo, y eso hay que reconocerlo.

Debo expresar, sin que me quede nada por dentro, de que me llamó poderosamente la atención lo que expresó el Primer Mandatario Nacional a los miembros de la Comisión Presidencial para el Seguimiento y Contención del Covid-19 en Venezuela. ¡NO SE DEJEN CHANTAJEAR, SE LO QUE ESTOY DICIENDO! Mi impresión es que el Jefe de Estado algo sabe de algunos de su entorno más cercano que no están haciendo el trabajo y que nos quieren echar una vaina y no los que están en el entorno más cercano a Juan Guaidó, ahí se las dejo, no digo más.

2.- La reunión privada del Consejo de Seguridad de la ONU, donde EEUU una vez más pretendía que se aprobará una resolución para poder intervenir militarmente a Venezuela, bajo la égida de la teoría de la necesidad de proteger de Naciones Unidas, es decir, una “intervención humanitaria”. Nuevamente esta pretensión fue derrotada gracias a la diplomacia bolivariana de paz de Venezuela, y al apoyo de nuestros aliados Rusia y China.

Pero además de ello, cabe destacar la inteligente respuesta del presidente Nicolás Maduro, al señalar que, acepta donaciones de la administración Trump que vengan por la vía de la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Panamericana de la Salud, ya que EEUU nos acusó de no aceptar la asistencia técnica humanitaria que ellos supuestamente nos quieren otorgar, elemento éste totalmente falso.

Pero es importante, en virtud de este cuadro, pero para ir concluyendo esta entrega, que no pretende ser tan extensa como las anteriores, hacer las siguientes reflexiones, que son tanto mías como las de un camarada que también me compartió las suyas:

Todos los días, a algunos y algunas de nosotros y de nosotras arriesgamos nuestra integridad física y hasta nuestra propia vida por garantizar la vida de todos y de todas ustedes, camaradas, compatriotas que me leen. Y créanme que lo hacemos gustosos y gustosas, porque tenemos esta vocación de servicio, de amar y de servir a los y a las demás.

Y esto por encima de todos los amores y por encima de todos los dolores.

Al igual que mi camarada, la verdad en medio de este escenario duro y complejo, hemos aprendido en estos tiempos en el que la solidaridad pareciera un bien más escaso que la harina precocida, a otorgar el verdadero valor de las cosas: desde un estrechón de manos hasta el saludo de buenos días en mi casa, en mi lugar de trabajo, en la escuela.

Hemos aprendido a vivir con menos pero no por ello dejar de ser feliz, de dejar de creer en la vida y de tener esperanza por un destino y un futuro mejores, a pesar de las dificultades que debemos enfrentar en nuestra cotidianidad.

Esta cuarentena ha sido para mí en lo personal, pero también para muchos de mis compañeros y compañeras, un encuentro con la pobreza extrema, con los niños y niñas de la calle, con aquellos y aquellas que dependen del Programa Alimentario Escolar (PAE), con nuestros viejitos y viejitas, adultos y adultas mayores que no tienen a veces donde comer o dormir. En lo que va de esta contingencia sanitaria, algunos y algunas ya nos han hecho por lo menos 6 veces la prueba del Covid-19, saliendo afortunadamente negativas todas, por nuestra continua exposición con la calle, con médicos, enfermeros y enfermeras y con las comunidades en los casa por casa.

A veces uno puede creer que el problema de uno es el peor del mundo. Pero créanme  compañeros y compañeras  que no hemos tocado nada parecido al fondo. Ninguno ni ninguna de nosotros ni de nosotras.

Esta realidad observada en 45 días nos ha hecho también valorar  lo monumental que hizo nuestro Comandante Chávez, tantas veces despotricado y mal puesto por nosotros mismos cuando estuvo en su paso por esta vida junto a nosotros y nosotras. Hoy lo reivindico como el hombre más grande al que tuve la oportunidad de conocer y de trabajar junto a él y para él.

Cuando llegó a la residencia que por momentos hoy me sirve de hogar aquí en Caracas, después de dar gracias a dios por un día más de vida y de que este terrible mal no me haya tocado. Después de haber visto a tanta gente más jodida que yo, reiteró mi agradecimiento al creador, a mi padre que seguramente desde el cielo me cuida, pero fundamentalmente le agradezco por dos cosas fundamentales: La primera, por vivir esa pobreza, aunque no sea mía y la segunda, porque a pesar de que en lo material pudiera tener pocas cosas, en estos momentos esas pocas cosas tienen un valor inconmensurable.

Es imposible no escribir estas líneas, sin que algunas lágrimas broten de mis ojos. Eso es lo que indudablemente me hace humano, y que rompa un poco la imagen del frío analista político que algunos solo conocen.

Todo pasa compañeras y compañeros, todo se diluye. Dependerá de nosotros y de nosotras dejar profunda huella en nuestro entorno y en el mundo.

No justifico los errores que nuestro Gobierno haya podido cometer, pero es importante que tengamos claro que aún no hemos tocado fondo como sociedad ni como país. Ustedes ni remotamente se lo imaginan. No han visto tan siquiera de cerca los que luchan por un trozo de pan entre la peste y la bestia; algunos si lo hemos visto y bien de cerca.

Hoy nuevamente broto la humanidad en esta entrega del Diario de Cuarentena. No todo será análisis y alertas, sino que también estaremos cargados de mucha humanidad y de demostrar también que soy de carne y hueso.

Por ahora lo dejamos hasta aquí.

¡Leales Siempre! ¡Traidores Nunca!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!

* Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , [email protected][email protected] , [email protected] , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

Diario de una Cuarentena: Capítulo Dieciséis


Volver a la Portada de Logo Paperblog