Revista Cine

Días de vinilo (2012)

Publicado el 08 junio 2014 por Rugoleor @rugoleor

Póster: Días de vinilo (2012)

Damián (Gastón Pauls), Luciano (Fernán Mirás), Marcelo (Ignacio Toselli) y Facundo (Rafael Spregelburd) son amigos de la infancia a los que les une la pasión por la música, la amistad y las mujeres. Damián es director de cine, Luciano es locutor de radio, Marcelo es el líder de una banda tributo a los Beatles y Facundo siempre soñó con ser compositor pero trabaja en un cementerio privado. Cuando este último decide casarse, la vida de los cuatro se revoluciona propiciando una serie de divertidas y disparatadas situaciones. Todos ellos se enamoran y se desenamoran; algunos con la persona indicada, otros con la equivocada. El amor comienza y acaba pero a todos ellos nunca les abandonará la música y la amistad.

Calificación: 6,628.

Tráiler de la Película

Ficha:

Título Original: Días de vinilo.
Director: Gabriel Nesci.
Guionista: Gabriel Nesci.
Intérpretes: Gastón Pauls, Fernán Mirás, Ignacio Toselli, Rafael Spregelburd, Inés Efron, Emilia Attías, Akemi Nakamura, Carolina Pelleritti, Maricel Álvarez, Leonardo Sbaraglia, Irene Almus, Santiago Caamaño, Ezequiel Campa, Ezequiel Rodríguez, Gonzalo Urtizberéa.
Productores: Alejandro Cacetta, Diego Corsini, Juan Pablo Galli, Juan Vera.
Fotografía: Rodrigo Pulpeiro.
Música: Guillermo Guareschi, Julio César Sierra.
Montaje: Alberto Ponce.
Dirección Artística: Patricia Pernia.
Diseño de Vestuario: Roberta Pesci.
Países: Argentina, Colombia.
Lugares de Rodaje: Buenos Aires (Argentina).
Fechas de Rodaje:
Año: 2012.
Duración: 118 minutos.
Edad: Apta para todos los públicos.
Género: Comedia.
Estreno: 06-06-2014.
DVD (Venta):
Distribuidora: Abordar Distribución – Casa de Películas, S. L.
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España.
Espectadores: 0.
Recaudación: 0 €.
Visitas: 2.

Fotograma: Días de vinilo (2012)

Crítica:

08-06-2014 – JOSU EGUREN

La música es mi vida

Si alguna vez les proponen la tarea de destripar un mecanismo artificial, pueden tomar como modelo de ensayo “Días de vinilo”, una comedia romántica y fraternal que, vanidosa de sus defectos, juega al contraataque exhibiéndolos con orgullo. Autoconsciencia, o delirio, más bien lo segundo, que sumadas a su severa alergia a la pompa que caracteriza a la crítica cultural argentina desembocan en una perfecta autodefinición de la ópera prima de Gabriel Nesci por boca de un personaje deliberadamente antipático: una película que subestima al público, con una historia ingenua y personajes artificiales en situaciones inverosímiles. Amén a casi todo lo anterior, aunque falta por añadir que Nesci escamotea los defectos formales bajo un manto de intrascendencia y levedad que se diría importado de sus orígenes en el medio televisivo.

Cuatro amigos de la infancia, beatlemanía, alta fidelidad a la memoria musical de Nick Hornby, peterpanismo crónico y personajes satélites femeninos que, salvo Inés Efrón, tienen como misión servir como complementos de una comedia coral orientada hacia un único punto: la solución de una trama sentimental en la que un director de cine camina sobre las huellas del fracaso para reencontrarse con el gran amor de su vida.

Lastrada por una puesta en escena que afea los hallazgos de un guión escrito por el propio Nesci, “Días de vinilo” no acierta a extraer todo el potencial de unos personajes que se articulan alrededor de gags de muy corto recorrido: tal es el caso de ese Ignacio Toselli, su obsesión con John Lennon y los Fab Four, y su estrepitoso romance con una colombiana de ascendencia japonesa que responde a las iniciales Y(enny) O(campo). A pesar de todo, atesora estallidos cómicos muy disfrutables, casi todos ellos protagonizados por un sensacional Leonardo Sbaraglia en modo autoparódico.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista