Revista Música

Discos: Sound affects (The Jam, 1980)

Por Bruno
Discos: Sound affects (The Jam, 1980)En 1980 The Jam editó su disco de estudio Sound affects.
Si bien la posteridad le hizo más justicia a discos merecidamente clásicos como "This is the modern world" (77) y "All mod cons" (78) el quinto disco de Paul Weller y los suyos tiene los méritos necesarios para ser considerado otro clásico, aunque de características diferentes a las de aquellos discos seminales. 
Por lo pronto, la banda da varios pasos adelante comparada con  aquellos palotes iniciales salidos de la efervescencia punk del ´77. En Sound affects la paleta sonora de los Jam se abre notablemente y empieza a conectar al grupo con otras influencias como el soul y el rhythm & blues. Influencias que años más tarde definirían el sonido de Style Council. En definitiva, si hay algo que sorpende en Sound affects es la libertad con la que el grupo manipula las formas y se mueve entre giros y arreglos propios de cada uno de esos géneros, llegando sin embargo a un sonido personal.
"Pretty green" (el tema que Polydor hubiera preferido como primer single, en lugar de "Start!") abre el fuego a caballito de una base sólida que va y viene, soltándose y contrayéndose, para darle paso a "Monday", una canción pop esquiva y de coros atractivos. "But i´m different now", por su parte, contiene la energía y nunca termina de soltarse del todo. 
Más cercana al primer Jam, "Set the house ablaze" gatilla con energía y un riff que los Strokes agradecerían con gentileza 20 años después. El tema presenta varias dinámicas, haciendo gala de las capacidades instrumentales de Weller y los suyos y creciendo en intensidad y dramatismo a partir de los 3 minutos, hasta el final. El clásico "Start" usa la cita del "Taxman" de George Harrison y el primer lado del álbum cierra con otro clásico del repertorio Jam: "That´s entertainment", una reflexión de corazón acústico sobre el ruido y la vacuidad de una vida moderna indolente, donde todo puede ser visto como "entretenimiento".
En la segunda mitad, "Dream time" recupera la energía y "Man in the corner shop" traza una melancólica viñeta urbana sobre un hombre harto de trabajar en una fábrica, anhelando ser como ese "hombre en la esquina", jefe de sí mismo y sin presiones. "Music for the last couple" recoge el guante de los sonidos post punk 78-79 (hasta metiendo cosas de ska en el medio) mientras que "Boy about town" cierra el disco con un pop energizante: otra de las postales urbanas mordaces en la pluma de Paul Weller.
Bonus
Las imágenes de tapa de "Sound affects" corresponden a diversos álbumes de efectos sonoros publicados por la BBC en la década de los 70´s.  

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas