Revista Historia

Domingo, 11 de Febrero de 1940

Por Sila
Domingo, 11 de Febrero de 1940FINLANDIA: El momento crucial de la Guerra de Invierno comienza hoy. En Summa, donde la 3ª División Finlandesa ha aguantado heroicamente durante diez días los continuos ataques soviéticos, la guerra está a punto de dar un vuelco. El general Timoshenko, general en jefe del Ejército Rojo en Finlandia, ordena a sus hombres lanzar la que deberá de ser la ofensiva definitiva que quiebre la Línea Mannerheim. En un frente de apenas unas doce millas, 120.000 soldados soviéticos, apoyados por tanques artillería y aviones. La densidad del ataque es tal, que hay siete soldados rusos por cada yarda. Como si de modernos espartanos se tratasen, los soldados finlandeses, bien atrincherados, tratan de repeler como pueden al enemigo. Las ametralladoras finesas escupen ráfagas y ráfagas de fuego, segando a cientos de enemigos. Los francotiradores y los soldados utilizan sus fusiles e infligen graves pérdidas al enemigo. Pero no es suficiente. Oleada tras oleada de soviéticos se lanzan contra las posiciones finesas. Solo la artillería podría frenar a las compactas masas humanas que avanzan, pero los cañones finlandeses están enmudecidos. La munición para la artillería se ha agotado. Pese a todo, ningún finlandés se rinde. Cuando se acaban las balas, se lucha con bayonetas o cuchillos. El fanatismo de los atacantes es superado por el de los defensores. Pero ni todo el espíritu del mundo puede cambiar el curso de la batalla. Al final del día, se combate en las trincheras y en los refugios. La Línea Mannerheim se está derrumbando.
Domingo, 11 de Febrero de 1940Defensas finlandesas en Summa. Pinchar para ver más grande

ATLÁNTICO NORTE: Exitoso día para la Kriegsmarine y sus U-Boote. El pequeño vapor inglés Togimo es hundido al sur de Irlanda por el U-37; los supervivientes serán recogidos por el mercante español Monte Navajo. El petrolero Imperial Transport es atacado por el U-53 (del teniente Harald Grosse) en medio del Atlántico, al este de Terranova. Pese a quedar seriamente dañado, el buque inglés no se hunde y es recuperado. El mismo sumergible hunde horas más tarde al vapor noruego Snestad, de de 4.114 toneladas. Al oeste del la islas Órcadas, en el Mar del Norte, el U-50 hunde al vapor sueco Urania mientras intentaba llegar a Escocia. Por último, el U-9 hunde al mercante estonio Linda al este de la costa escocesa. En el Mar del Norte, el vapor británico Abbotsford también acaba en el fondo de los mares tras chocar con una mina. En total, la Kriegsmarine destruye hoy 9.056 toneladas de navíos mercantes, lo que constituye una de las mejores jornadas de la guerra submarina desde que comenzó la contienda.
Domingo, 11 de Febrero de 1940
MOSCÚ: Ajenos al infierno desatado en Finlandia, los gobiernos de Alemania y la Unión Soviética firman un nuevo tratado comercial. A cambio de un incremento en las entregas de cereales y petróleo, Alemania se compromete a incrementar la colaboración tecnológica con la URSS y entregar modelos y patentes de componentes militares varios, desde miras telescópicas a motores de aviones.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista