Revista Deportes

¿Dónde quedaron esos Titans matagigantes?

Publicado el 20 enero 2020 por Primeroydiez @Primeroydiez
¿Dónde quedaron esos Titans matagigantes?

Se acabó la historia mágica del “caballo negro”, “la Cenicienta” o “el Matagigantes”. Los Tennessee Titans cayeron 24-35 ante los Kansas City Chiefs y con eso el equipo de Mike Vrabel se quedó corto en el Arrowhead Stadium tras desaparecer en la segunda mitad de la Final de Conferencia de la AFC 2020.

¿Que falló esta vez?

Los Titans iniciaron el juego muy bien, jugando con una gran defensa y un insistente juego terrestre que les dio una parcial ventaja de diez puntos sobre los Chiefs en el segundo cuarto. Sin embargo, el plan de juego contra el QB Patrick Mahomes no fue efectivo, pues permitieron que el quarterback flotara en la bolsa y tuviera el tiempo necesario para encontrar a sus receptores para darle la vuelta al marcador al final del primer medio 21-17.

Los Titans se desesperaron muy pronto en la segunda mitad y abandonaron totalmente el juego terrestre con Derrick Henry, quien apenas tuvo tres acarreos y siete yardas en ese lapso, lo que hizo de los Titans una pobre ofensiva pues el QB Ryan Tannehill claramente no estaba preparado para pelear de tú a tú ante Mahomes.

La defensiva de Mike Vrabel tuvo una cucharada de su propia medicina pues fueron incapaces de parar el juego terrestre de los Chiefs quienes generaron un total de 112 yardas, incluyendo un touchdown terrestre de Mahomes de 27 yardas, además de varias jugadas donde el estelar pasador terminó consiguiendo el primer down por piernas gracias a la incapacidad de la defensa de Titans para presionar de manera adecuada.

¿Y Derrik Henry?

Sin duda, el mayor pecado del “caballo negro” fue quitarle el balón a su mejor jugador por la ineficiencia en los acarreos. Mike Vrabel debió seguir insistiendo con el mejor running back de estos playoffs para desgastar a la defensa rival y sobre todo, para darle descanso a su defensa, que con el cansancio en varias ocasiones se encontró fuera de sincronía.

Sin embargo…

El trabajo de Mike Vrabel al final de esta temporada tiene un balance positivo en 2019, después de todo casi nadie esperaba que su equipo tuviera un papel relevante en playoffs, pero aún tiene que aprender a no renunciar a su filosofía cuando las cosas no salen como lo planeaba.

También te puede interesar:


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista