Revista Cine

Dredd y la corrupción moral del sistema

Publicado el 29 julio 2015 por Sergio Palacios @palserg
Dredd y la corrupción moral del sistema

JUDGE DREDD:
Mega City One. 800 million people living in the ruin of the old world and the mega structures of the new one. Only one thing fighting for order in the chaos: Judges.

En una nueva adaptación del personaje original del cómic, Dredd nos presenta un futuro distópico donde el área entre Nueva York y Boston se ha convertido en MegaCity One, una gran metrópoli con altos índices de criminalidad y una población de alrededor de 800 millones de personas. Para mantener el orden existen los Jueces, una especie de policías con la autorización para realizar arrestos, enjuiciar y sentenciar a los criminales en el momento de su detención, aplicando la justicia en su propia mano.

El Juez Dredd ( Karl Urban) es puesto a cargo de la evaluación de la novata Cassandra Anderson ( Olivia Thirlby), quien a pesar de haber fallado las pruebas anteriores no ha sido descartada de la organización por ser una mutante con habilidades psíquicas.

En su intento de resolver un triple asesinato, ambos quedan atrapados en un edificio de 200 pisos controlado por Ma-Ma ( Lena Heady), líder en la creación y distribución de la droga slo-mo y reconocida por su violencia y brutalidad. Dando la orden de asesinar a ambos Jueces, éstos se verán forzados a sobrevivir al ataque de todos los habitantes del edificio al mismo tiempo que deben seguir con su objetivo de ejercer justicia sobre los crímenes cometidos.

Las secuencias de acción y violencia altamente estilizada son solo la capa superficial, pues lo que Dredd realmente busca es que el espectador se cuestione sobre la moralidad de los métodos aplicados por el héroe del relato, además de exponer una crítica a la corrupción de los sistemas de autoridad y de la responsabilidad de todos los involucrados en la generación del mismo crimen que están combatiendo.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas