Revista Cine

Échate un cantecito, más vivo que nunca a sus 20 años

Publicado el 31 mayo 2012 por Masquecine
Échate un cantecito, más vivo que nunca a sus 20 años

Échate un cantecito, más vivo que nunca a sus 20 añosÉchate un cantecito fue el disco que marcó un punto de inflexión en la carrera de Kiko Veneno catapultándole a la fama después de cierta trayectoria musical previa con 3 discos en solitario además de su paso por Veneno. Pues bien, 20 años después vuelve a estar en boca de todos reafirmándose como un disco con solera que se conserva aún fresco y retiene el olor a nuevo.

La fórmula del rock rumbero de estribillos pegadizos y letras personales cantadas con garra y con sentimiento acabó dando resultado y Lobo López, Echo de menos o Joselito se convirtieron en verdaderos himnos que se han ido transmitiendo de generación en generación sin dejar pesar sobre ellas el paso del tiempo. Si bien los de mi generación (finales de los 80) hemos asumido algunos de estos cánticos como nuestros, no sin falta de razón, mi padre y los de su quinta reclaman su verdadera pertenencia.

Para celebrar el vigésimo aniversario de su niña bonita el músico catalán de adopción sevillana, ha lanzado una reedición del disco que incluye, además, otro CD con maquetas, versiones y dúos y un DVD con actuaciones en directo. Y como no hay celebración que se precie que no se selle con un buen concierto, Kilo Veneno hizo lo propio ayer en una Riviera abarrotada de gente, entre admiradores acérrimos, incondicionales del directo, nostálgicos con ganas de remover recuerdos y alguna que otra primeriza curiosas y con ganas de m archa.

Échate un cantecito, más vivo que nunca a sus 20 años
Y en un Mercedes blanco llegó... Causando revuel o entre los que hacían fil a para entrar, y haciendo darse media vuelta a más de uno que sin saber de qué iba el tema, se sorprendió al ver pasar un Mercedes descapotable de antaño tan blanco y brillante como el pelo de su copiloto.

Una vez dentro, mi amiga y yo, un par de benjaminas entre la multitud, no tardamos en adaptarnos al medio, hermanándonos sin esfuerzo con los cientos de Lobos López que teníamos alrededor y dedicándonos con pasión los consejos de vida del mítico Echo de menos, que no se hizo esperar y nos hizo sudar la camiseta desde el principio.

A continuación vendría toda una retahíla de clásicos que removieron tripas y recuerdos y que se alargó en el tiempo llegando rozar las 2 horas y media de directo haciendo un único alto en el camino de diez minutos en los que el cantante recuperó el aliento antes de plantarse de nuevo en escena y rematar la faena con los temazos de Blues de Memphis y Volando Voy ...

Si te ha gustado este post, ¡compártelo!


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revistas