Revista Música

EDDIE COCHRAN - El final de la década

Por Bluemonday @BlueMonday1971
Cuando Eddie Cochran tuvo noticias de la muerte en accidente de aviación de Buddy Holly, Rictchie Valens y The Big Bopper, realmente fue un duro golpe para él. Cochran había girado con los tres, pero con Buddy Holly había establecido una gran amistad que llegó más allá de las tablas de un escenario. Dos días después del accidente, el 5 de Febrero de 1959, Eddie entró a los estudios Goldstar para grabar un tema de tributo a los tres caídos, "Three Stars", un tema del locutor Tommy Dee. La versión de Cochran no sería editada hasta años después de su propia muerte. Dee sin embargo lanzó un tema que llegaría hasta el número 11 de las listas de Billboard. En cualquier caso el sentimiento que Cochran puso en su versión la convierten en algo mucho más auténtico y verdadero que el tema original de Dee. Aquello si que era un corte absolutamente triste.
Pasado el mal trago de la muerte de sus amigos, Eddie continuó realizando shows a lo largo y ancho del país y trabajando como guitarrista de sesión para grandes figuras como Roy Orbison, el ex Sun Records al que Cochran prestó su guitarra en "Sarah Lee", uno de los temas que marcarían la salida de Orbison del rock and roll.
En Abril de 1959 Eddie Cochran grabaría otro fantástico trallazo rockero llamado "Weekend", un tema que desgraciadamente no sería publicado hasta tiempo después de su muerte. En Junio estaría de vuelta en el estudio y grabaría el que sería su siguiente single. "Something Else" presentaba un Eddie fabuloso en sus voces y majestuoso desde unos riffs sólidos y eléctricos. La cara B, un medio tempo versioneado de "The Boll Weevil Song", funcionó bastante bien. "Something Else", uno de los mejores temas de rock and roll de 1959 sólo llegó hasta el número 58 de Billboard, extrañamente, por supuesto, pero sin embargo su difusión en las radios fue bastante aceptable.


En Octubre de 1959 se lanzaba el siguiente sencillo de Cochran. "Hallelujah, I Love Her So" y "Little Angel" no lograron una vez más buenas posiciones en las listas. Es verdaderamente un tema manido el poco éxito que los excelentes temas de Cochran cosecharon. Hoy sigue pasando, así que no debería extrañarnos tanto. Existen unos pequeños libritos que recopilan los discos más vendidos en las diferentes décadas. En la de los 50 no hay en esa lista representación alguna de músicos de rock and roll, salvo por supuesto Elvis Presley. Lo que para nosotros representa algo glorioso para el resto de los mortales no deja de ser algo raro y amenazante. Así ha sido siempre y así seguirá siendo.


A finales del año 1959 Eddie Cochran y Jerry Capehart separaban sus carreras. Una de la mejores parejas compositivas de la década del rock and roll decidía poner fin a un romance que había dejado un legado de inmensos temas. Eddie se dejaba querer por ese lado oscuro llamado pop y además comenzaba a estar cansado de tanto show y tanta gira. Evidentemente la nueva meca inglesa ofrecía visiones de fama renovada y dinero, pero tras ella Eddie pensaba replantearse su situación.
ANTERIOR: EDDIE COCHRAN - Go, Eddie, Go

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas