Revista Insólito

Edén en Alós D'isil

Publicado el 10 diciembre 2019 por Monpalentina @FFroi

ALÓS D´ISIL | Templo de San Lliser

Edén en Alós D'isil


A Los "flipaos" éstos a quienes les gusta combinar naturaleza y románico, este bellísimo lugar del valle de Àneu, en el Pallars Jussá ilerdense, sabía que le resultaría irresistible: Alós, último pueblo del Pallars lindando con Francia y a la vera del río Noguera.

Nada más llegar ya se lió el follón de todos los días porque se ponen a discutir sobre la posición del acento ( o, abierta o cerrada) y el significado del nombre y su origen catalán, aragonés, gascón, protorromano..., y acaban concluyendo la posibilidad de un topónimo vasco "aillas", referido al derecho a pastoreo. En cuanto al peculiar santo de la advocación del templo, parecen coincidir que se trataría del santo occitano Saint-Lizier nacido allá por el siglo V que llegó a ser obispo de Coserans, vizcondado unido al Pallars durante los siglos XI y XII y persona que gozó de fama de milagrero y sanador de cojos, lisiados, ulcerosos y endemoniados.

La primera noticia de este templo parece estar documentada en 1090 cuando el Conde Arnau II y su esposa Eslonça donan al monasterio de Guerri a la villa de Alós Jussá "in valle Anaviensi, cum aecclesiis quae ibi sunt fundatae", y que no son otras que las de San Pedro y la de San Licerio, las cuales vuelven a ser nombradas en el documento de 1105 cuando varios ricos hombres de Alós d´Isil entregan sus diezmos al abad Ponç de Guerri con confirmación de su donación por la bula que expidiera el mismísimo papa Alejandro III en 1164.

El espléndido arco románico de su portada con la arquivolta exterior taqueada, hace suponer que era lugar de entrada de peregrinos galos que recorrían el Camino de Santiago.

Edén en Alós D'isil


Arquivolta que se encuentra flanqueada por unas figurillas sumamente curiosas repetidas en el monasterio vecino de San Joan de Isil, y que representan a un Adán y Eva antes ( lado izquierdo del espectador)

Edén en Alós D'isil


y después de pecar (lado derecho),

Edén en Alós D'isil


y donde el atrevimiento o rudeza del escultor Arnau Piher o Arnal Pierre - que sin pudor la firma-, acaba trabajando a ella con cabeza cubierta y piernas abiertas con el sexo marcado, y a Adán en calzoncillos y marcando paquete en el primero de ellos, pues la destrucción y la censura de la parte posterior de las del lado derecho, solo dejan ver la gestualidad sencilla de su toma de conciencia tras comer del árbol prohibido.

El resto de arquivoltas, se apoyan en columnas rematadas con capiteles de factura ruda pero de tremendo calado en su mensaje antilujurioso y blasfemo.

Edén en Alós D'isil


Su interior, de nave única muy deteriorada y maltrecha, termina en un frontal decorado con una Virgen con el niño en su regazo, acompañada por santos. Nada más entrar, una preciosa y abandonada pila cuadrada de piedra tallada que me pareció un lugar excelente para liberar mi apretada vejiga.

Edén en Alós D'isil


Deseo que fue reprimido vehementemente por un grito desde el interior que me advirtió : "Ehhh, oiga, no insista ¡ no ve que está ocupado!".

Edén en Alós D'isil

Edén en Alós D'isil

Mongui ha muerto y me deja desolado. Compañero, aventurero románico y vital desde hace doce años, se marcha al Edén y me deja un profundo vacío. Con el recorrí todo el románico hispano y extranjero. Manuel Gila ( Almería)

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas