Revista Economía

El arte de liderar; La dirección de empresas a través de quince conversaciones con líderes inspiradores

Publicado el 10 febrero 2020 por Javier Pérez Caro @JavierPerezcaro
El arte de liderar; La dirección de empresas a través de quince conversaciones con líderes inspiradores
[email protected] [email protected]
Sinopsis Liderar un proyecto empresarial, independientemente de su tamaño, supone un reto apasionante y, al mismo tiempo, conlleva una alta responsabilidad por su impacto en el conjunto de la sociedad. Lo que caracteriza a un directivo es precisamente la dirección de un grupo de personas hacia un fin común. Sin duda, se trata de una profesión que exige un gran compromiso profesional y personal, donde el directivo debe aprender a superar los propios miedos para mejorar sus capacidades y saber enfrentarse a la soledad de la toma de decisiones, entre muchas otras situaciones de su día a día. El acceso a la función directiva es algo no buscado, sino algo que se produce en el desarrollo natural de la carrera profesional. En general, la función directiva genera grandes satisfacciones, aunque también situaciones complejas ante momentos de incertidumbre y duras decisiones. Los directivos deben tener un conjunto de «competencias directivas», cualidades y conocimientos que le permitirán desarrollar su función de manera eficaz. Este libro está pensado para vosotros, directivos y directivas de una gran empresa, una pyme o una startup. Los ejemplos y testimonios de liderazgo que hemos recogido gracias a la generosidad de los extraordinarios profesionales que conforman esta obra contienen trazos de sabiduría, raciones de buen criterio y un gran puñado de sentido común, todos ellos ingredientes imprescindibles para que vuestra receta profesional sea fructífera para la sostenibilidad de las organizaciones y, más aún, genere un impacto positivo en las personas y en la sociedad.
«Los directivos son Personas que dirigen a Personas para hacer cosas extraordinarias, crear riqueza y contribuir a la prosperidad de la sociedad» AlfonsoJiménez
Introducción ─ Los directivos deben tener visión estratégica, tienen que conocer la estrategia de la Compañía e identificar oportunidades internas y externas que la puedan desarrollar. ─ Los directivos tienen que desarrollar una misión y una visión de su unidad para que sus colaboradores y equipos peleen por un “sueño común”, tienen que crear un «propósito». ─ Los directivos tienen que vender la empresa y sus servicios siempre. Hacia afuera y hacia dentro. También tienen que crear redes de calidad tanto fuera como dentro de la Compañía. ─ Los directivos deben tener capacidad de anticipación y planificar acciones correctoras a tiempo. ─ Los directivos deben tener una alta capacidad de adaptación a las condiciones cambiantes de los mercados y estar abiertos a promover la innovación. Tienen que sentir una cierta intranquilidad con la situación actual y cuestionarse permanentemente la mejora. ─ Los directivos tienen que estar dispuestos a sacrificarse para desarrollar nuevos mercados y oportunidades, a veces en otras áreas geográficas. ─ Los directivos tienen que ser fuertes para trabajar en entornos cada día más rápidos, complejos, ambiguos y contradictorios. ─ Los directivos tienen que ser persistentes y no dejarse vencer fácilmente ante las adversidades.
─ Los directivos tienen que dirigir el negocio teniendo en cuenta los resultados y manteniendo el foco en los aspectos clave del mismo. ─ Los directivos tienen que saber priorizar entre objetivos a corto y a largo plazo de acuerdo con la estrategia de la Compañía y pedir consejo cuando surjan dudas. ─ Los directivos deben tomar decisiones adecuadas con información suficiente. ─ Los directivos tienen que monitorizar aquellos aspectos de su negocio que sean importantes para él y dominar los indicadores clave de la gestión de área de responsabilidad y de sus equipos. ─ Los directivos tienen que asegurar que se provee el mejor servicio posible a su cliente dentro de los estándares definidos, tratando de superar los estándares de aquéllos. ─ Los directivos tienen que establecer relaciones de calidad con sus clientes, así como aquellos otros «prescriptores» clave para la compañía en los mercados en los que se opera (gobiernos y administraciones, universidades, asociaciones profesionales, consumidores, etc.). ─ Los directivos tienen que ser colaboradores y velar por el interés común. Tienen que promover la colaboración en sus equipos eliminando barreas y muros de propiedad y pertenencia dentro de la Compañía. ─ Los directivos tienen que tener un cierto espíritu de aventura y un espíritu emprendedor, sin temer al error.
─ Los directivos tienen que trasladar la visión, la estrategia y los valores a sus equipos y colaboradores. ─ Los directivos tienen que administrar los procesos de Personas con rigor, tanto cuando implica aspectos positivos para el colaborador, como negativos. ─ Los directivos tienen que dar feedback a sus colaboradores y corregir malos desempeños sobre la marcha, así como reforzar el buen desempeño y la pasión con la que los colaboradores hacen el servicio al cliente. ─ Los directivos tienen que desarrollar las competencias técnicas de sus equipos y colaboradores y desarrollar planes para que éstos se adapten a los cambios con tiempo, facilitando los medios para su aprendizaje y desarrollo. ─ Los directivos deben compartir información y facilitar el intercambio de información entre los miembros de su equipo, así como con los equipos. Tienen que adaptar su comunicación a las distintas audiencias con las que se relaciona. ─ Los directivos tienen que ser sensibles a los temas relacionados con su gente. Tienen que conocer a sus equipos y «ponerse en su piel». ─ Los directivos tienen que ser flexibles para manejarse con distintos tipos de personas. La diversidad cultural, nacional, de género o generacional será cada día una realidad mayor en sus equipos y tendrá que manejarse de manera cómoda con todos los vectores de la diversidad humana, impulsando una cultura inclusiva en su entorno. ─ Los directivos tienen que compartir el liderazgo con otros colaboradores para desarrollarles y desarrollarse a sí mismos. ─ Los directivos tienen que saber hasta dónde pueden llegar ellos y sus equipos, no exigiendo niveles de estrés de manera permanente. Deben procurar que sus colaboradores y equipos sean sanos y lleven una vida equilibrada, potenciando hábitos saludables en el trabajo.
─ Los directivos tienen que tener un alto nivel de integridad y ser siempre sinceros. Sus conductas tienen que estar siempre guiadas por la ética y la transparencia. Los directivos tienen que conocer, cumplir y hacer cumplir la ley en la comunidad de negocios donde opera. ─ Los directivos tienen que ser transparentes en la generación de sus resultados e indicadores, aunque éstos en ocasiones no le sean beneficiosos o se desvíen de los planes comprometidos. Los directivos tienen que tener cultura, ser ciudadanos del mundo, curiosidad y estar siempre dispuestos a aprender. Tienen que aplicar mejoras en su negocio derivadas del aprendizaje externo. ─ Los directivos deben generar credibilidad hacia dentro y hacia fuera. ─ Los directivos tienen que saber resolver los conflictos que se produzcan en su unidad de manera constructiva, escuchando a las partes implicadas. ─ Los directivos tienen que tener autoconfianza y estar comprometidos con su desarrollo personal, siendo un «ejemplo a seguir» para todos los miembros de su equipo.
«Las aguas tranquilas no forjan buenos marineros»
La dirección de empresas es un arte, se aprende dirigiendo, tomando decisiones, estudiando, buscando referentes, liderando y liderándose…
Alfonso Jiménez nos trae en el arte de liderar una serie de conversaciones ─entrevistas, con los primeros directivos de grandes compañías donde de forma amena, constructiva y directa van dejando testimonio sobre las claves de su trabajo, el desarrollo de las personas, o el crecimiento de las compañías.
«Nadie debería ser nombrado para una posición directiva si su visión se enfoca sobre las debilidades, en vez de sobre las fortalezas de las personas» Peter F Drucker
(…) se debe cambiar la manera de pensar, para poder cambiar la manera de actuar.
Un directivo debe delegar, nunca abdicar (...)
Tener claras las prioridades del negocio y saber comunicar bien a todos los niveles y de manera consistente para que todo el equipo realmente comparta estas prioridades y enfoque sus esfuerzos en esta dirección (…)
(…) «no somos una empresa convencional, ni pretendemos serlo»
(…) a la hora de desarrollar el plan estratégico para el año siempre nos preguntamos: ¿Qué queremos hacer distinto este año? ¿Qué cosas nuevas queremos probar? ¿Qué riesgos vamos a tomar? Si no planteamos cambios en la forma de hacer las cosas y traemos nuevos planteamientos sabemos que no estamos haciendo bien nuestro trabajo.
(…) un buen directivo no es el que acierta siempre, sino el que sabe rectificar a tiempo y aprender de los errores (…)
(…) es fundamental la humildad. Ser un luchador cuando se está abajo y ser humilde cuando se está arriba.
(…) la innovación se fomenta y se aprende innovando, perdiéndole el miedo a errar y siendo capaces de pensar no solo en cómo ofrecer a los clientes aquello que necesitan, sino incluso aquello que ni siquiera saben todavía que necesitan o que pueden llegar a necesitar en el futuro.
(…) los esfuerzos hay que emplearlos para competir, innovar, captar clientes y negocio y fortalecer a la propia compañía.
(…) solamente podemos ofrecer marcas como las nuestras si nos apasionan de verdad. La pasión por nuestra historia y lo que hacemos es un atributo importante de otro valor, la maestría (…)
La humildad (…) nos permite seguir aprendiendo y mejorando y es una ventaja competitiva frente a compañías mucho más grandes (…)
A decidir y a dirigir se aprende decidiendo y dirigiendo (…) se aprende participando en la toma de decisiones (…) las personas estamos cargadas de emociones, de aprendizajes, de miedos, de prejuicios, de anhelos (…)
(…) de la diversidad se aprende mucho y desde la diversidad se proponen las mejores soluciones (…)
(…) es básico conseguir que toda la organización sea capaz de estar orientada al cliente, sepa ayudarlo en la transformación de su negocio y mantenga unos estándares altísimos en cuanto a excelencia en el servicio, ética y buen gobierno (…)
(…) tener visión global. Saber poner las cosas en contexto, saber interpretar el entorno y ser capaz de aunar diferentes áreas y perfiles para obtener un resultado final optimo (…) capacidad de gestión del negocio (…) orientado a los resultados y ser capaz de conseguir los objetivos (…) gestión de personas. Sacar lo mejor de tus colaboradores (…) promover su desarrollo y crecimiento (…) predicar con el ejemplo y ser un referente.
«Gestión es hacer las cosas bien, liderazgo es hacer las cosas» Peter F Drucker
Ideas finales (…) algunas características de nuestros personajes, construyendo entre todos ellos un retrato del perfil de nuestros directivos a partir de algunas de las palabras que mejor los definen.
Entusiasmo; innovación; pasión; sentido común; conocimiento del negocio y del mercado; rigor, trabajo duro; empatía, capacidad de escucha; apertura a la diversidad y actitud inclusiva; curiosidad, equilibrio; comunicación; simpatía; autenticidad; claridad; seriedad; construcción de equipos; orientación al mercado.
«Lo que motiva a trabajadores del conocimiento es lo mismo que motiva a voluntarios (…) necesitan, sobre todo, reto» Peter F Drucker
El arte de liderar La dirección de empresas a través de quince conversaciones con líderes inspiradores Alfonso Jiménez Fernández Almuzara
Link de interés Las 12 habilidades directivas clave Pensar estratégicamente; Modelos, conceptos y reflexiones El liderazgo al estilo de los Jesuitas; Las mejores prácticas de una compañía de 450 años que cambió el mundo La soledad del directivo Dirigir con talento; Competencias personales de los directivos El nuevo directivo racional
«A los elefantes les cuesta mucho adaptarse, las cucarachas sobreviven a todo» Peter F Drucker
Recibid un cordial saludo

Volver a la Portada de Logo Paperblog