Revista Deportes

El Athletic asombra a Europa

Publicado el 15 marzo 2012 por Premierlspain

Athletic Club 2-1 Manchester United
El Athletic asombra a Europa
Los pupilos de Bielsa completan un magistral partido y vencen a un United abrumado ante el vendaval futbolístico de su rival. Tras el golazo de Llorente, los ingleses mostraron un tímido intento de reacción. Sin embargo, el huracán de intensidad y de hambre del Athletic terminó de tumbar al Manchester en la segunda mitad con un gol de De Marcos. La Catedral aplaudió el gol de Rooney y la sustitución de Giggs en un partido de auténtico espíritu inglés. 2-1 en San Mamés.
Pocas veces el destino ofrece regresiones de este tipo. Dos ciudades de naturaleza industrial y pureza futbolística enfrentadas 55 años después. El respeto al fútbol y a sus liturgias fue el afortunado en el sorteo de la Uefa Europa League. El partido de ida había respondido a las expectativas. Tras la extraordinaria victoria del Athletic en Old Trafford, los bilbaínos recibían al United cargados de ilusión y, sobre todo, confiados en continuar expresando brillantemente el discurso futbolístico de Bielsa.
El partido comenzó eléctrico. Alto voltaje en San Mamés. El Athletic afrontó los primeros momentos como su DNI histórico le indica, tan valiente como el más grande. Con el balón en sus pies, los de Bielsa empezaron demostrando que son un equipo que entiende el fútbol en espacios grandes pero domina como nadie esos pequeños salones en los que se divide el rectángulo de juego. Los apoyos cercanos y las ayudas para sacar el balón jugado y para robárselo a su vez al United definen un grupo con una solidaridad bien entendida. La presión del Athletic es la respiración de Bielsa sobre el entrenador del equipo contrario.
La nobleza en la batalla. El intercambio de golpes era vibrante dentro de un choque de intensidad casi febril. Quedaba claro con la alineación inicial que Ferguson había infravalorado al Athletic en el partido de ida. El escocés introdujo en Bilbao un once más clásico y con una actitud más reconocible. Durante los primeros minutos, el Manchester no tenía el balón pero enseñaba su cara de grande de Europa. Directo y sudando peligrosidad y movilidad en el último cuarto. Aún así, el balón era vasco. Y también lo sería el primer golpe. Un magnífico pase largo de Amorebieta sería rematado por Fernando Llorente con un mensaje claro. Este es un delantero de categoría mundial. Su cabeza sirve para rematarlo todo y, además, para pensar en décimas de segundo, en utilizar un recurso que muchos no le adjudican normalmente. El golpeo de balón fue delicioso e inabordable por De Gea. Minutos antes, el grandullón de Fernando había dejado solo a Muniain con un taconazo de genio en una ocasión que acabaría desperdiciando De Marcos. ¿Cómo se puede seguir creciendo cuando uno ya toca el cielo con su melena? La respuesta la tiene Llorente.
El Athletic asombra a Europa
Como si el partido siguiera el guión de un épico combate de boxeo, el United reaccionaría (¿cómo no?). Tras los minutos de desequilibrio propios de la réplica del terremoto Fernando, el Manchester adelantaría líneas y ganaría terreno. El ritmo del partido seguía siendo altísimo pero la determinación adoptaba, por momentos, color inglés. La pinta de gigante del United es mucha. La clase de Giggs, las diagonales de Rooney y las maratones de Park asustan a cualquiera. Sin embargo, el Athletic opuso su inteligencia a su juventud y supo recibir los golpes de modo que no supusieran un peligro real. Ambos equipos, sabedores de lo que quedaba por delante, se tomaron un ligero descanso de pulsaciones que sirvió para aplaudir a Llorente en su sustitución y jalear a Toquero. Un león tocado por un obrero del césped. Curioso fenómeno el de la empatía de la afición por el 2 del Athletic.
Las dudas sobre cuáles serían los roles de cada equipo en la segunda parte se resolverían rápido. El Athletic quiso imponer su ley y rompió toda oposición. Sin especular un solo balón, los leones fueron a atrapar el partido y la eliminatoria y así lo hicieron. Las ocasiones comenzaron a hacerse frecuentes en la portería de De Gea y el Athletic ganaba ya claramente a los puntos. El hambre y el carácter de este equipo quedaron representados en la ocasión de su lateral derecho. Quedará para la posteridad como el no gol de Iraola. Juego de equipo, técnica y descaro en lo que podía haber sido el gol del milenio en San Mamés. Sin embargo, poco habría que esperar para asistir al más celebrado de todos.
El Athletic asombra a Europa
Tras un robo de balón y un remate frustrado de Toquero, De Marcos aprovecharía el rechace y pondría el segundo en el marcador. En uno de sus peores días, recibía la recompensa del gol; es un centrocampista total que complementa el espectro de diferentes perfiles que ofrece el Athletic. ¿El Manchester United? Abrumado, maniatado y contra las cuerdas. Es osado decir que jugaron mal; apenas le dejaron proponer, especialmente en la segunda parte. Ferguson introdujo a Smalling y Pogba para frenar el chaparrón. Quizá el baño futbolístico al United haya hecho que el escocés haya aprendido los conceptos futbolísticos que su ego y su discurso un tanto totalitario no suelen dejarle asimilar en otras ocasiones.
El knock-out parecía total, más por las sensaciones que por la propia diferencia de goles. El Athletic perdonaba goles ante un United hundido con auténtica nobleza inglesa. El esplendido partido de Amorebieta se conjuntaba en estos minutos con la figura de Iker Muniain. No hay definición para la posición e influencia del pequeño navarro. Su omnipresencia y su sentido del fútbol son extraordinarios y no se adivinan techos de importancia para el bueno de Iker. Del mismo modo, la mención al público de Bilbao es imprescindible. Cómo aplaudir a Mr. Giggs al ser sustituido o al maravilloso gol de Wayne Rooney, el inglés más vasco que existe. Pues parece que siendo un frecuente de la Catedral, el reconocimiento no exige esfuerzo.
El Athletic asombra a Europa
El Manchester United caminaba con el constante olor a derrota y con la mayor dignidad posible. Se había visto totalmente impotente ante el fenómeno bilbaíno y no podía más que asumir su inferioridad en ambos partidos. Uno de esos días en los que se señalan más verdugos en positivo que culpables en negativo. En todo caso, los diablos rojos finalizan una decepcionante campaña europea ante un equipo honesto sobre el césped, con un ideario totalmente diáfano para el contrario pero no por ello más abordable.
La historia actual del Athletic tiene un excelente guión y los actores más fieles de las últimas décadas. Independientemente de este resultado, los gestores y la afición del club deben ser conscientes de las posibilidades que se disponen en San Mamés en esta era moderna. El Athletic Club de Bilbao vuelve a tener un gran equipo de fútbol, mejor de lo que se le suponía y de límites indefinidos aún. No podemos dejar de felicitarnos por este grupo de jugadores, que muestran los resultados más saludables del análisis futbolístico actual. Aquellos a los que les gusta el fútbol y mentalidad ingleses, les encantará que su equipo tenga el corazón del Athletic. 2-1 y fútbol total en San Mamés.
Athletic Club: Iraizoz, Iraola, Amorebieta, Javi Martínez, Aurtenetxe, Ander, Iturraspe, De Marcos, Susaeta, Muniain y LlorenteBanquillo: Raul, Toquero, Ekiza, San José, David López, Íñigo Pérez e Ibai GómezManchester United: De Gea, Rafael, Evans, Ferdinand, Evra, Park, Carrick, Cleverley, Giggs, Young y RooneyBanquillo: Amos, Fabio, Smalling, Chicharito, Pogba, Scholes y Welbeck Goles: 1-0 Llorente (22´), 2-0 De Marcos (65´), 2-1 Rooney (80´)


José Manuel Portas (@JosePortas)


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas