Revista Política

El cambio de paradigma del PSOE hacia el nacionalismo banal, de la España plural al “Más España”

Publicado el 22 junio 2015 por Trinitro @trinitro

El nacionalismo banal es una forma de construir una identidad nacional, reforzarla y de hecho hacerla hegemónica en un territorio donde los estados-nación son estables. Citando a Michael Billig

“… there is something misleading about this accepted use of the word ‘nationalism’. It always seems to locate nationalism on the periphery. Separatists are often to be found in the outer regions of states; the extremists lurk on the margins of political life in established democracies, usually shunned by the sensible politicians of the centre. The guerrilla figures, seeking to establish their new homelands, operate in conditions where existing structures of state have collapsed, typically at a distance from the established centres of the West. From the perspective of Paris, peripherally placed on the edge of Europe. All these factors combine to make nationalism not merely an exotic force, but a peripheral one. In consequence, those in established nations – at the centre of things – are led to see nationalism as the property of others, not of ‘us’.

“This is where the accepted view becomes misleading: it overlooks the nationalism of the West’s nation-states. In a world of nation-states, nationalism cannot be confined to the peripheries. That might be conceded, but still it might be objected that nationalism only strikes the established nation-states on special occasions. Crises, such as the Falklands or Gulf Wars, infect a sore spot, causing bodily fevers: the symptoms are an inflamed rhetoric and an outbreak of ensigns. But the irruption soon dies down; the temperature passes; the flags are rolled up; and, then, it is business as usual.”

“… the term banal nationalism is introduced to cover the ideological habits which enable the established nations of the West to be reproduced. It is argued that these habits are not removed from everyday life, as some observers have supposed. Daily, the nation is indicated, or ‘flagged’, in the lives of its citizenry. Nationalism, far from being an intermittent mood in established nations, is the endemic condition

Michael Billig, Banal Nationalism (1995)

Con esto intento no hacer un juicio de valor sobre este u otro nacionalismo. Simplemente describirlo. Porqué es esencial entender que es el nacionalismo banal para entender el cambio de marco en el que ha decidido moverse el PSOE.

Durante la etapa de Zapatero, el marco en el que se movía el PSOE era el de la “España plural”, que podría acercarse a un marco federalista y plurinacional, alejado del nacionalismo banal y de reconocimiento de otras identidades nacionales dentro de España. Es un marco dificil de entender, ya que occidente la tendencia ha sido o bien a que cada identidad nacional tenga su estado, o cada estado logre imponer una única identidad nacional. Además esta etapa ha sido muy mal decodificada desde el mismo PSOE que consideró que el “España plural” fueron concesiones al nacionalismo catalán y vasco en detrimento del nacionalismo o de la nación española.

Posteriormente a la etapa Zapatero en el eje nacional el PSOE realizó un discurso del antinacionalismo o del no nacionalismo militante. En Granada certificó que abandonaba un federalismo asimétrico muy devaluado que podría haber considerado como una vía aceptable en el 2006 al votar a favor del Estatut de Catalunya, pero aún no se orientó a favor del nacionalismo banal español.

Durante estos años al PSOE le ha salido competencia en este aspecto. Por un lado Podemos reivindica un patriotismo republicano (al estilo del patriotismo de los EEUU) y por el otro C’s se ha apropiado del nacionalismo banal español, dejando al PP como defensor del nacionalismo cutre y casposo. Y el PSOE se ha quedado en el eje nacional fuera de juego.

Cuando tu única competencia a nivel de estado español es el nacionalismo cutre del PP te puedes permitir no entrar en ese eje, pero cuando tu competencia es el patriotismo republicano que intenta defender Podemos o el nacionalismo banal de recuperación de los elementos identitarios “comunes” en defensa de un supuesto nacionalismo agresor catalán (debe ser el primer caso donde una minoría [los catalanes catalanistas] logra declararle la guerra con éxito a una mayoría social aplastante [los españoles no catalanistas]), no puedes quedarte en un término neutro.

De ahí que esta semana Pedro Sánchez reivindique ese nacionalismo banal español.

el-cambio-que-une

A algunos les sorprende la bandera (enorme) detrás de Pedro Sánchez. Debe ser la primera vez en muchos años en el que un secretario general y candidato a la Presidencia del estado del PSOE hace un mitin con una enorme bandera rojigualda detrás.

Yo en cambio no lo decodifico como un cambio tan radical como el cambio de lema “el cambio QUE UNE” y el eslogan de campaña Más España.

Si el PSOE hubiera optado por el patriotismo cívico por el que creo que intenta tirar Podemos, la recuperación de la bandera española y de los símbolos nacionales para “desnacionalizarlos” es algo razonable.

En cierta manera el uso que hacen los sindicatos catalanes con la senyera (UGT de Catalunya y CCOO de Catalunya), hace que ese símbolo nacional se “desacralice” o pierda su carácter nacionalismo, para formar parte de elementos de un patriotismo cívico.

banderas-mani-1

Que el PSOE utilice la bandera española podría significar una desapropiación de este símbolo nacional y que no quede sólo en manos del nacionalismo español. Pero no es el caso.

Si analizamos analizamos como se decodifican los lemas “El cambio QUE UNE” y “Más España” los ciudadanos a los que va dirigido, nos damos cuenta que el objetivo no es quitarle la patina nacionalista a los símbolos de la patria española, sino apropiarse de esa patina para reforzar el discurso de nacionalismo banal del PSOE.

El cambio que une es un remedo al “Mejor Unidos” de Ciutadans.

mejor-unidos

Ese lema de Ciutadans no busca ese patriotismo cívico, sino dar voz al nacionalismo banal que se siente atacado por un nacionalismo catalán supuestamente hostil a la identidad nacional española.

El Más España, apela a que ahora hay “poca España”. Supongo que se refiere al espacio simbólico. La decodificación es clara, hay un ataque a la identidad nacional española por parte de un nacionalismo catalán supuestamente hostil a esa identidad, y ahora hay que reivindicar “Más España”. Nos ha faltado suficiente España, ha habido poca España y ahora hay que ponerla más. Nacionalismo banal español de pura cepa.

¿Y mientras que hace el “nacionalismo catalán hostil a la identidad Española?, pues mensajes de este tipo.

assemblea

El nacionalismo y el independentismo catalán ha abandonado el “Espanya ens roba” de un nacionalismo agresivo contra la identidad española y pasa a incluir el respeto (e incluso el aprecio) a la identidad española en su main-stream…

Aquí cada uno sabrá a que públicos se dirige y que clase de constructo simbólico quiere hacer.

El PSOE opta a competir en el eje nacional defendiendo un nacionalismo banal español para no quedarse desbancado por el patriotismo español de Podemos y el nacionalismo español de supuesta cara amable (pero nacionalismo) de Ciutadans.

Y mientras tanto el supuesto nacionalismo agresor catalán… al menos el main-stream del nacionalismo catalán, apelando de forma amable a la identidad española e integrándola en su discurso.

Que lejos queda ese PSOE de Zapatero que defendía la España plural, y que lejos queda el PSOE de representar cualquier opción federalista que pueda ayudar a resolver “el problema catalán”.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas