Revista Opinión

El camino iniciático y la escuadra

Publicado el 16 abril 2016 por Habitalia
El camino iniciático y la escuadra

Alfredo Corvalán

El camino iniciático

El camino iniciático es el camino que nos ofrece la Orden para nuestro perfeccionamiento moral y espiritual. Camino que, como escribió el poeta españor Antonio Machado, "se hace camino al andar".

Ello quiere significar, masónicamente hablando, que para entrar al camino iniciático bastan la ceremonia y el ritual de iniciación en el primer grado simbólico (lo que se llama la iniciación virtual), pero para seguir en el mismo (es decir, andar en el camino) se requieren dos cosas: 1) trabajo interior (labrado de la piedra bruta) y 2) apoyatura exterior; que supone la transmisión de una influencia espiritual a través del rito y de una enseñanza tradicional. Que se recibe no sólo a través de ritual (es decir, del símbolo en acción) y de la instrucción impartida por los maestros del Taller, sino también por el estudio e investigación que realizan los HH.·.MM.·. Una fuente básica para ello es consultar en la biblioteca de la GLMU; que es buena, muy buena. Por eso sugiero a todos los Hermanos Aprendices que aún no lo han hecho que se inscriban.

El camino iniciático permite la trasmutación de nuestros estados mentales. Es decir, en términos profanos, es el cambio de nuestra manera de pensar. Hermes nos enseñó que así como la naturaleza de Dios es crear, la naturaleza de la mente es pensar. Necesitarmos un cambio de nuestra manera de pensar, para que podamos tener una nueva visión del mundo y de la percepción de la realidad, de manera tal que esa nueva visión contenga la Verdad Única.

La escuadra

La escuadra y el compás son dos símbolos emblemáticos de la Orden, ellos en conjunto bastan para representar la Masonería toda. Es decir que si ignorásemos cualquier otro instrumento propio de las logias, bastaría conocer, en profundidad, el cometido de la escuadra y del compás, como símbolos, para reconstruir a partir de ellos la filosofía y el esoterismo masónicos.

La escuadra y el compás, por su amplitud simbólica, son, en sí mismos, libros mudos. Por eso han sido equiparados en logias al Libro de la Ley Sagrada (símbolo de la voluntad del GADU), y los tres constituyen las Grandes Luces de la Orden que deben iluminar el camino iniciático.

La escuadra es el instrumento a través del cual se delimita y trazan las formas posibles del mundo material: cuadrados, rectángulos, líneas rectas; y por ende simboliza la Tierra. El compás delimita el círculo tenido como imagen de lo Absoluto, de aquello que tiene principio y fin en sí mismo, y por ende simboliza el cielo.

La escuadra, como una de las Tres Grandes Luces, se apoya directamente sobre el Libro de la ley Sagrada, simbolizando así que la rectitud y la justicia humana deben fundarse en la justicia divina, esto es: en la voluntaddel GADU. Y a su vez las tres luces se apoyan sobre el Ara de los Juramentos, que es el lugar más importante del Templo, el punto geométrico, el lugar donde se efectua la unión de lo vertical y lo horizontal, del cielo y de la tierra, simbolizados por la escuadra y el compás.

La escuadra es también la joya del V.·.M.·. de la Logia; quien simboliza, nada más ni nada menos, que el canal de expresión del GADU en la misma.

Referencias: www.gadu.org

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas