Revista Cultura y Ocio

El código Da Vinci, Dan Brown

Publicado el 10 diciembre 2015 por Conejo Blanco @DetrasdelConejo
El código Da Vinci, Dan BrownTítulo: El código Da Vinci (Robert Langdon #1)
Autor: Dan Brown
Año: 2003
Género: Suspense, teoría conspirativa
Editorial: Umbriel
Páginas: 672
Robert Langdon, experto en simbología, recibe una llamada en mitad de la noche: el conservador del museo del Louvre ha sido asesinado en extrañas circunstancias, y junto a su cadáver ha aparecido un desconcertante mensaje cifrado. Al profundizar en la investigación, Langdom descubre que las pistas conducen a las obras de Leonardo Da Vinci… y que están a la vista de todos, ocultas por el ingenio del pintor. Langdon une esfuerzos con la criptóloga francesa Sophie Neveu y descubre que el conservador del museo pertenecía al Priorato de Sión, una sociedad que a lo largo de los siglos ha contado con miembros tan destacados como Sir Isaac Newton, Botticelli, Victor Hugo o el propio Da Vinci, y que ha velado por mantener en secreto una sorprendente verdad histórica. Una mezcla trepidante de aventuras, intrigas vaticanas, simbología y enigmas cifrados que provocó una extraordinaria polémica al poner en duda algunos de los dogmas sobre los que se asienta la iglesia católica. Una mezcla trepidante de aventuras, intrigas vaticanas, simbología y enigmas cifrados que provocó una extraordinaria polémica al poner en duda algunos de los dogmas sobre los que se asienta la iglesia católica.
Opinión:
Este libro ha sido uno de mis eternos pendientes por excelencia desde su publicación y tras las constantes recomendaciones de mi madre en su día. Pero no terminaba de llamarme del todo la atención. No leí tampoco el primero de la serie, Ángeles y demonios, aunque sí vi la película y me gustó mucho. Menos me gustó El Código Da Vinci, que se me hizo eterna y soporífera, lo que provocó que me alejara todavía más del libro. Al final, por determinadas circunstancias, me animé. 
Tal y como se menciona en la sinopsis, el profesor de universidad y experto en simbología Robert Langdon recibe una llamada en la que se pide su presencia en el Louvre, debido a la aparición del cadáver de Jacques Saunière, conservador del Louvre. Con la ayuda de Sophie Neveu, criptóloga de la policía francesa, tratará de descifrar el extraño mensaje que el fallecido dejó antes de morir, lo que le embarcará en la búsqueda de una de las reliquias más codiciadas de la historia. La novela nace de este punto, y nos introduce en un mundo repleto de simbología, enigmas y religión.


"El hombre llega mucho más lejos para evitar lo que teme que para alcanzar lo que desea".
La novela me enganchó desde el primer momento. A pesar de conocer a grandes rasgos los acontecimientos que iban a tener lugar, no podía dejar de leer. Estaba completamente atrapada en la historia y además me fascinó la forma de abordar los diferentes elementos simbólicos que iban surgiendo. La verdad es que no pensaba que había tanta simbología como realmente hay, incluso en elementos tan cotidianos que pasan completamente desapercibidos. Realmente me hizo aprender mucho más de lo que esperaba. Y es que me encantan las novelas con tintes históricos que, sin darte cuenta, te enseñan.
Más allá de la simbología, la novela se mete en un tema tan espinoso como lo es el Opus Dei, cuestionando algunas de las doctrinas que la iglesia católica defiende. y poniendo en duda su honor. El Priorato de Sion también tiene una importancia muy relevante en la historia. Desconocía mucho de lo que de él se cuenta, y la verdad es que me ha gustado recorrer ese camino y conocer tanto la historia del Priorato como las conspiraciones -porque las hay- de los temas religiosos. Y por supuesto, Leonardo Da Vinci.
“Es posible que las conexiones sean invisibles pero siempre están ahí, enterradas justo debajo de la superficie”.El libro avanza con buen ritmo y su lectura se me hizo muy muy amena, tanto que devoré el libro y en cuanto lo terminé lo primero que hice fue empezar Ángeles y demonios. No tengo mucho que decir más que Dan Brown me ha ganado, tanto con su estilo, como con sus personajes, teorías, explicaciones acerca de los símbolos y su argumento en general. Temía que me aburriera después de que la película se me hiciera eterna, y ha resultado ser todo lo contrario.
Desde luego los aficionados a la intriga, al misterio y a los enigmas encontrarán un buen compañero en El Código Da Vinci y en Robert Langdon. El arte también está muy presente en la novela, y es algo que personalmente también he agradecido ya que me encanta leer sobre ello y fijarme en detalles que desconocía hasta el momento. La única pega que pudiera ponerle sería el final, que, según como lo mires, puede resultar agridulce, pero a mí personalmente me ha encantado.
Controvertido como él sólo, tan criticado como querido. Yo soy de las que se ubican en el segundo grupo y de las que recomiendan su lectura.
“Y al final, escoger con qué lado de la historia nos quedamos se convierte en una cuestión de fe y de exploración personal”.

El código Da Vinci, Dan Brown
¿Lo habéis leído [email protected]? ¿Qué os pareció? ¿Os gustó el final?

Volver a la Portada de Logo Paperblog