Revista Coaching

El Control de Gestión de la empresa. El Cuadro de Mando Integral

Por Jcvalda @grandespymes

presupuestos 02por Juan Carlos Sanchez

Debido a un entorno dinámico e impredecible junto a la mayor complejidad de los problemas de administración y dirección de las empresas ha obligado a incrementar la flexibilidad operativa de la organización, para adaptarse a los numerosos cambios existentes y a desarrollar técnicas de investigación y decisión de los órganos de dirección de una empresa.Es necesario planificar y presupuestar para poder controlar y llevar un seguimiento de los objetivos de la empresa.

 

Un gestor debe establecer mediciones y controles en los aspectos más importantes de su empresa u organización, departamento o área, si quiere tener información clara sobre el funcionamiento de la misma.

Es fundamental para una empresa que para la función de control existan objetivos establecidos por la dirección de la empresa y que estos objetivos sean comunicados a los trabajadores.

En definitiva, no puede haber control sin objetivos y, sin acciones correctoras, el control pierde todo su valor como instrumento de gestión y es imprescindible tener instrumentos que permitan lograr la convergencia entre el comportamiento individual y los objetivos de la empresa y que dirección disponga de la información para que pueda realizar el control.

Una de las técnicas que más auge ha alcanzado, entre otras, es el control de gestión en la empresa.

La gestión empresarial dispone de numerosas herramientas de control (manuales organizativos y de procedimientos, auditoría interna y externa, control presupuestario, ratios, Cuadro de Mando, etc.); pueden ser muy variados.

Los ratios de gestión son indicadores que resultan de la comparación de dos cifras significativas. Muchas veces no tiene sentido en las empresas considerar cifras aisladamente. 

Los ratios nos permiten seguir el comportamiento y controlar cualquier área de una empresa.

Pero, lo más importante, es que el directivo de la empresa sepa identificar e interpretar los ratios realmente importantes para conseguir los resultados de la organización.

El control, en definitiva, es un instrumento de previsión y corrección de desviaciones.

La función financiera de la empresa tiene dos ámbitos fundamentales:

  • La gestión financiera
  • y el control de gestión.

Dentro del control de gestión, las principales funciones pueden ser la contabilidad general, gestión presupuestaria, inversiones, tesorería, entre otros.

El control de gestión puede ser un instrumento que permite obtener las informaciones necesarias para la toma de decisiones operativas y estratégicas.

Un sistema de control de gestión permite reducir riesgos en los negocios, adaptar y modificar la estructura y objetivos de la empresa en función de los resultados.

La implantación de la estrategia se ha convertido en una herramienta de gestión fundamental en cualquier empresa.

Muchos expertos en control de gestión consideraron que limitarse a indicadores estrictamente económicos resultaba insuficiente para responder y visualizar la situación real de la empresa, debido, entre otros motivos, a la cada vez mayor importancia de los aspectos intangibles, limitaciones en la información contable, etc. Por ejemplo, la contabilidad proporciona información de datos históricos, no sobre el futuro.

Como en muchos otros conceptos, existen muchas definiciones del Cuadro de Mando Integral (Balance Scorecard).

En mi opinión, la más acertada puede ser una herramienta de gestión que traduce la estrategia de la empresa en un conjunto razonable de indicadores.

La utilidad del Cuadro de Mando Integral no es sólo para grandes empresas, organizaciones pequeñas también han implantado el Cuadro de Mando Integral.

El Cuadro de Mando Integral se puede observar desde tres perspectivas: como un sistema de gestión del rendimiento, como un sistema de gestión estratégica y como una herramienta de comunicación.

Permite visualizar la estrategia a través de indicadores medibles.

Así por ejemplo, desde el punto de vista financiero, los indicadores tienen una repercusión directa sobre la estrategia y la mejora de resultados (crecimiento de los beneficios, costes, liquidez…)

Las fases de establecimiento de un Cuadro de Mando Integral se pueden resumir en:

  • Diseño, definiendo los siguientes conceptos:
    • MISIÓN: Qué tipo de empresa somos y cuál es nuestra actividad. Es la razón de ser de la organización, aquello que justifica su existencia.
    • VISIÓN: Define y describe la situación futura que desea tener la empresa, ¿qué queremos que sea la empresa en los próximos años?
    • VALORES DE LA EMPRESA: Los valores son las pautas o referentes principales que orientan el comportamiento de la organización.
    • Teniendo en cuenta lo anterior se definen los objetivos estratégicos.
  • Implantación, es la introducción y visualización de lo realizado en una herramienta informática.
  • Integración, es el proceso de comunicación por el cual se consigue la implicación de todos los miembros de la organización.

El Cuadro de Mando Integral no es sólo un conjunto de indicadores financieros y no financieros, es más un sistema o herramienta de ayuda a la planificación y gestión en la empresa.

Para concluir, debemos decir que la implantación de un Cuadro de Mando Integral es muy provechoso no sólo por su implantación final para el mejor entendimiento de la estrategia, sino por lo beneficioso de su proceso de diseño y evaluación.

Autor Juan Carlos Sánchez  ©Taller Digital de la Universidad de Alicante - http://blog.eltallerdigital.com/2009/01/el-control-de-gestion-de-la-empresa-el-cuadro-de-mando-integral/

 


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revistas