Revista Comunicación

El debate de la legalización de la prostitución.

Publicado el 06 febrero 2011 por Lobolupus

Leo en la prensa que el gobierno piensa legislar para prohibir en la prensa los anuncios relacionados con la prostitución. Parece ser que una comisión parlamentaria ya animaba a la prensa escrita a retirar de sus páginas los anuncios de prostitución en el pasado año, sugiriendo que gran parte de estos anuncios podrían venir de redes de explotación sexual.
La existencia de la prostitución, entendida como el canje de servicios de índole sexual a cambio de dinero esta documentada en la sociedad desde las sociedades sumerias. Parece que efectivamente es una actividad que es cohetanea a la misma sociedad.
En el mundo animal, esta documentado el intercambio sexual a cambio, ya no de dinero evidentemente, si no de otro tipo de beneficios, como el caso de los pingüinos que intercambian favores sexuales por piedras para la fabricación de nidos o en algún tipo de primates que intercambian sexo por comida.
Viendo la cohetaneidad de la prostitución y los ejemplos primarios del mundo animal, pienso que es bastante improbable la erradicación del fenómeno La prostitución, no obstante, es en si misma un fenómeno que desde cualquier punto de vista es negativo.
Desde el punto de vista de el/la cliente, la búsqueda de sexo no afectivo la interpreto como algo intrínsecamente triste. Para mi, incomprensible, pero a la vista de los grandes capitales que genera este tipo de comercio nos dan a entender que existe una gran cantidad de usuarios y una demanda de profesionales.
Desde el punto de vista de el/la profesional, deberíamos distinguir entre tres grandes grupos de ofertantes de servicios, de mayor a menor incidencia serian en nuestro país:
- Prostitución inducida: Personas cuyas circunstancias personales, económicas o sociales les hayan llevado a convertir la prostitución en una vía de supervivencia económica
- Prostitución voluntaria: Personas que voluntariamente se dedican a la prostitución de cierto nivel por los altos ingresos y rapidez de beneficios, el llamado alto standing.
- Prostitución forzada: Personas que se ven forzadas en una (mala) suerte de esclavitud moderna.
La prostitución forzada debe ser perseguida policial y judicialmente de un modo implacable, siendo culpables tanto los mafiosos que la generan como los clientes que se aprovechan de esta situación Sin embargo tengo algunas dudas de cual tiene que ser la actitud de la sociedad en general ante los fenómenos de la prostitución voluntaria e inducida. Si el intercambio (practicar sexo a cambio de dinero) no viola los derechos de nadie, ¿con qué derecho alguien puede inmiscuirse y prohibir un acuerdo voluntario y libre entre dos personas?
La prohibición no va a mejorar la situación, todo lo contrario, va a oscurecer mas si cabe este submundo. La persecución policial camuflada (en algunas ciudades en las zonas de prostitución la policía hace controles pidiendo el “seguro del coche” o cualquier otra excusa para detener al conductor), solo hace que los/as profesionales se escondan mas corriendo mas riesgos de seguridad.
Dado que la prostitución hoy en día, salvo en algunos países musulmanes y algún estado de los EEUU no es delito, parece que la consecuencia lógica seria regular la situación al estilo holandés o alemán, considerando esta actividad como un oficio mas, pagando impuestos, con derechos de seguridad social, pensiones, revisiones medicas y la misma protección que puede tener cualquier trabajador.
Si el intercambio (practicar sexo a cambio de dinero) no viola los derechos de nadie, ¿con qué derecho alguien puede inmiscuirse y prohibir un acuerdo voluntario y libre entre dos personas?
La regulación y transparencia del “sector”, no lo erradicaría, que pienso que seria lo deseable, pero al menos profesionales, clientela y sociedad en general saldríamos beneficiados.
Sorpendentemente, al menos para mi, las asociaciones e interlocutores sociales están divididos, por un lado veo que algunos sindicatos y partidos políticos están próximos a mi idea de regulación y transparencia, las asociaciones feministas asi como las religiosas absolutamente en contra y como argumentos en contra encuentro el siguiente decalogo:
confusion1 “La legalización es un regalo para los proxenetas”.
2. “La legalización promueve el tráfico sexual”.
3. “La legalización no supone un control de la industria del sexo”.
4. “La legalización aumenta la prostitución ilegal y en la calle”.
5. “La legalización promueve la prostitución infantil”
6. “La legalización no protege a las mujeres prostitutas".
7. “La legalización aumenta la demanda de la prostitución".
8. “La prostitución no protege la salud de la mujeres".
9. “La legalización no aumenta las posibilidades de elección de las mujeres”.
10. “La legalización de la prostitución no eliminan la explotación”.
Yo me voy a permitir intentar rebatirlo.
1“La legalización es un regalo para los proxenetas”.
¿Por que?, todo lo contrario, una regulación, implica “pasar por caja”, las cuentas fiscales pueden controlar cuantos y a quien se ofrecen los servicios, por lo que un pago a proxenetas o explotadores seria rápidamente detectado revisando las cuentas. Incluso mas allá, si hay documentación de pagos y cobros, muchos clientes dejarían de usar los servicios
2“La legalización promueve el tráfico sexual”.
No lo creo, el “mercado” es el que hay y no va a aumentar.

3. “La legalización no supone un control de la industria del sexo”.
Tanto control como se imponga en la regulación.

4. “La legalización aumenta la prostitución ilegal y en la calle”.
Todo lo contrario, la prostitución callejera pasaría a ser una actividad ilegal, si alguien quiere prostituirse, deberá registrarse, abrir un local o sumarse a un local donde este regulado y las autoridades tendrán conocimiento de la situación en cada momento.
5. “La legalización promueve la prostitución infantil”
Esto es falso, estaría como esta, fuera de la ley-
6. “La legalización no protege a las mujeres prostitutas".
No se cual es el sentido de los partidarios de la prohibición o el mantenimiento de la situación dan al “no proteger”, la regulación les daría los derechos laborales que disfrutamos todos, seguridad social, derecho a paro, pensiones, bajas laborales, acceso a sanidad, mutuas, etc.
7. “La legalización aumenta la demanda de la prostitución".
No, el mercado es el que hay y no va a aumentar.
8. “La prostitución no protege la salud de la mujeres".
Desde luego lo que no lo protege es la clandestinidad.
9. “La legalización no aumenta las posibilidades de elección de las mujeres”.
No, pero desde luego el mantenimiento de la situación tampoco.
10. “La legalización de la prostitución no eliminan la explotación”
Es el mismo argumento del punto 1 y contesto lo mismo.
Si embargo, tengo mil dudas con este tema, me encantaría poder escuchar argumentos contrarios a los míos, no para discutir, si no para poder converger en la verdad de la situación


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :