Revista Cine

[El Delorean] Masters del Universo

Publicado el 05 diciembre 2013 por Despiram @FrikArteWeb

FrikArte

[El Delorean] Masters del Universo


Javier M. Banda 5 diciembre, 2013 0 [El Delorean] Masters del Universo

Esta vez, a bordo de nuestro Delorean, vamos a retroceder en el tiempo hasta el año 1987, en el que recuerdo perfectamente haber ido al cine el día de la Cabalgata de los RR.MM para ver en el Avenida el estreno de una película que estaba basada en la popular serie de dibujos animados Los Masters del Universo. Y es que, en mi niñez, me creía yo a pies juntillas ese conocido grito de guerra de He-Man: ¡¡¡YO TENGO EL PODER!!!

¿Nacisteis en el año 1980 y no os flipáis con esto? ¿Habéis tenido infancia? Venga, vale, que si sois chicas lo entiendo, va. Pues eso, que pongamos a punto nuestro Delorean en 3, 2, 1…

Condensador de fluzo, fluzeando…

Toda historia tiene su origen, ésta no iba a ser menos, y nos tenemos que remontar a 1945, año de fundación de la compañía de juguetes Mattel; sí, sí, la de Barbie. Pues bien, la idea de Mattel era lanzar una línea de juguetes, de muñequitos, hablando claro, con motivo del estreno de Conan, el bárbaro (1982), la de Arnold Schwarzenegger; pero cuando la película no resultó ser precisamente una cosa para niños pues rompieron totalmente las relaciones. Pero, en lugar de tirar los muñecos a la basura, con un pequeño lavado de cara por aquí y otro por allá, los convirtieron en Los Masters del Universo. Por eso, GRACIAS, Mattel. Unos años más tarde, fue el no va más para los que habíamos visto ya todos los capítulos de la serie de dibujos (1983) y teníamos más de un muñeco (Yo tenía hasta un castillo que escupía esos asquerosos mocos verdes jaj, el Blandiblub ¿os acordáis?) con el estreno de la película Masters del universo (1987).  

A pesar de lo abultado del presupuesto para la época, que rondaba los 22 millones de dólares, la productora Cannon Films, que habían adquirido los primos Menahem Golan y Yoram Globus, no pudo acometer la idea original que era ambientar la trama en el planeta Eternia. Salvo los majestuosos decorados de los interiores del Castillo Grayskull, la acción se desarrolla por entero en nuestro planeta, en la Tierra. Por eso, el guionista David Odell se las tuvo que ingeniar para que así fuera. Nada más comenzar la película, sin que sepamos cómo y de qué manera, Skeletor y sus fuerzas del mal se han hecho dueños de Grayskull, haciendo prisionera a la Hechicera. He-Man y sus amigos, Man-at-Arms (me niego a decir Hombre de Armas) y su hija Teela comienzan un fuego cruzado con los esbirros de Skeletor del que no tienen ninguna escapatoria pero… a última hora, en el último momento, consiguen zafarse de sus enemigos a través de lo que parece un portal del tiempo. Ahí está el kit de la cuestión…

Resulta que la extraña criatura Gwildor (algo parecido a un enano de grandes orejas picudas y una narizota prominente), para muchos lo peor de la película, en un caso similar a Jar Jar Binks en La amenaza fantasma, es el culpable de todo, porque con una llave mágica (la llave cósmica), que crea portales del tiempo, ha permitido que Skeletor y los suyos se hagan con el Castillo Grayskull. Esa llave cósmica también permitirá que “nuestros amigos” acaben en nuestro planeta, pero la pierden y tienen que recuperarla. Y, para más inri, no hay una única llave cósmica sino que son dos. Lo demás, descubrirlo por vosotros mismos los que no la hayáis visto…

Tendríamos que decir que Gwildor fue lo único que se les ocurrió a los creadores de la película, especialmente al dibujante italiano Claudio Mazzoli, ante la imposibilidad de dar vida a Orko, ese pequeño brujo sin piernas y sin rostro de gran corazón que se desplazaba flotando por el aire en la serie animada. Siempre daba un consejo a los más pequeños cuando finalizaba un capítulo. Por los mismos motivos, tampoco aparece en la película Cringer, la mascota de Adam, un tigre verde de rayas amarillas y muy miedica, ni Batlle-Cat, su versión más aguerrida, que aparece cuando Adam, príncipe de Eternia, se convierte en He-Man. Por cierto, ni rastro de Adam en la película, que solo vemos a He-Man.

[El Delorean] Masters del UniversoPara el papel de He-Man, aunque se barajaron otras opciones, fue a parar a Dolph Lundgren, que venía de interpretar a Ivan Drago en la cuarta de las películas de la saga de Rocky (Rocky IV). Anthony Langella, que ya era sobradamente famoso por aquel entonces, sorprendió a propios y a extraños interpretando a Skeletor, del que, por si fuera poco, llegó a decir en una ocasión que era uno de sus papeles favoritos (aceptó el encargo para complacer a su hijo de cuatro años, gran seguidor de las andanzas de He-Man y compañía). Jon Cypher fue Duncan, Man-at-Arms, mientras que la conocida Chelsea Field era su hija Teela. Pero si una actriz era conocida, aunque entonces no lo era tanto, fue Courteney Cox, más conocida como Monica, la misma de la serie Friends. Meg Foster fue Evyl-Lin, rol que casi acaba en manos de Sarah Douglas, la mala malísima de Superman I y II. De hecho, ambas actrices guardan cierto parecido.

Gary Goddard, el director de la cinta, que había trabajado para Disney en diversos cargos, acabó creando atracciones relacionadas con el cine para los estudios Universal. Masters del Universo fue su primera y última incursión como director de cine. La productora Cannon Films tenía en mente rodar una secuela si la recaudación era la esperada, pero no fue así, y los que la esperábamos como agua de mayo nos quedamos con las ganas de más. Sobre todo, porque, después de los títulos de créditos finales de Masters del Universo, hay una secuencia que dejaba la puerta claramente abierta a una continuación, ya que Skeletor, al que dábamos por muerto, decía la típica palabra que a los malos les gusta tanto: Volveré… No hubo secuela pero sí que los escenarios, vestuario y demás se aprovecharon para la película Cyborg, con la nueva estrella en ciernes, Jean-Claude Van Damme. El director fue Albert Puyn, que había firmado para ser el director de Masters del Universo 2.

[El Delorean] Masters del Universo

En el apartado técnico, los efectos especiales no son como para tirar cohetes y nunca mejor dicho. Digamos que cumplen con su cometido y nada más. Bill Conti se encargó de la banda sonora, que resulta ser un plagio casi absoluto de dos de los trabajos más sonados de John Williams: Star Wars y Superman. Si queremos seguir metiendo el dedo en la llaga, podríamos decir que hasta los títulos de créditos iniciales parecen la copia mala de los de Superman, mientras que los finales parecen calcados a los de La guerra de las galaxias.

Para muchos, una película de culto; para otros, una completa bazofia que no hace justicia a la serie animada que constaba de 130 capítulos, de los que los primeros 23 fueron doblados al castellano, mientras que los restantes están en un castellano neutro (el que se habla en Latinoamérica). Pero no cabe duda de que esta película es, para los de mi generación, sinónimo de añoranza, y siempre es un placer volverla a visionar, aunque ya seamos mayores, tengamos un mayor criterio y nos percatemos de los muchos errores que tiene. Seguiremos disfrutando con ella mientras viene o no ese remake del que tanto se lleva hablando desde hace unos cuatro o cinco años pero que nunca termina de ver la luz.

Con los medios técnicos actuales con los que cuenta la industria del cine, la acción podría trasladarse sin problemas a Eternia, pero el asunto es que el director, que iba a ser Jon M. Chu, el que ha cogido el testigo de la saga G.I. Joe tras rodar la segunda parte, se desentendió del proyecto allá por el mes de octubre. Parece ser que el guionista sí está claro y será Ted Rossio, el de Piratas del Caribe. Además, Dolph Lundgren haría un pequeño papel y ya ha dicho que le encantaría que Channing Tatum o Chris Hemsworth tomasen su relevo como He-Man. Su título sería Grayskull y su estreno debería ser más o menos en torno a 2015, eso sí no hay más contratiempos que conduzcan al proyecto al Averno. Mientras llega o no el día en que se estrene, supongo que a los fans solo nos queda decir aquello de: Buen destino…

[El Delorean] Masters del Universo

[pinit] votar Share on Tumblr Email Share ETIQUETAS » Bill Conti, Cannon Films, David Odell, Dolph Lundgren, El DeLorean, Frank Langella, Gary Goddard, Masters del Universo, PortadaOK Escrito en » CINE, Reportajes

Volver a la Portada de Logo Paperblog