Revista Espiritualidad

El día de todos los santos

Por Ane

  El día de todos los santosEsto es samhain, la noche de todos los santos y la sesshin de Egino porque, después de todo, da igual cómo lo nombremos, éste es uno de los momentos en que las fronteras entre los mundos se vuelven delgaditas y permeables. Y los hermanos se encuentran. Por eso...
... fueron llegando desde todos los puntos del tiempo. Del pasado, del presente y del futuro. Desde todos los puntos de la tierra: el norte, el sur, el este, el oeste y sus intermedios. Acudieron habitantes de los innumerables mundos, cada uno con su luz pequeña y una sola voluntad.
Llegaron hasta los que no llegaron porque no quisieron o no pudieron.
Confluyeron para construir, aunque ni lo supieran, el Templo en el centro del mundo. Así sumándose, pudieron deshacer el tiempo y sus actos pequeños hasta transformarlo en la eternidad que es desde el principio.  
Y lo sostuvo la Fuerza y lo coronó la  Belleza porque lo inspiró la Sabiduría.
El universo tiene paciencia para recibir a quienes rinden su tiempo y su vida. Los rescata del olvido susurrándoles  sus nombres verdaderos, recordándoles su promesa, que no puede ser incumplida, de volver a casa.
Tiene que esperar, y espera, la única respuesta posible. Secreta y sellada.---------------------------------------------------------------------------------------------
Normalmente voy al dojo deprisa y corriendo. Justo hasta un momento antes puede ser que esté planchando o dejando la cena hecha para después, terminando un documento o haciendo las últimas llamadas del día. Voy acelerada y espero, sin saberlo, que cuando entre al dojo el mundo quede suspendido en el silencio original. Así sucede aunque no haya guardado la forma debida: comer poco, evitar las bebidas excitantes, lavarme las manos, vestirme de silencio. 
Suspender-me.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Sobre el autor


Ane 528 veces
compartido
ver su perfil
ver su blog

El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta