Revista Economía

El empleo del futuro; Un análisis del impacto de las nuevas tecnologías en el mercado laboral

Publicado el 10 septiembre 2018 por Javier Pérez Caro @JavierPerezcaro
El empleo del futuro; Un análisis del impacto de las nuevas tecnologías en el mercado laboral
[email protected] [email protected]
Sinopsis ¿Es inevitable el desempleo tecnológico? Los progresos de la tecnología y sus posibles efectos en el mercado laboral son una preocupación que ha acompañado a la sociedad durante siglos a lo largo de su evolución. De un tiempo a esta parte, además, y debido al imparable impulso y crecimiento de tecnologías como la robótica o la inteligencia artificial, gran parte de la población se ha sumido en una suerte de pesimismo tecnológico. Existe la creencia de que el tsunami tecnológico nos lleva irremediablemente al desierto laboral. Y aunque nadie tiene la menor duda acerca de las enormes consecuencias que los avances actuales tendrán en el empleo del futuro, ¿realmente estamos abocados a un masivo desempleo derivado del progreso tecnológico? La respuesta es que no, toda vez que la tecnología elimina, ciertamente, un sinfín de profesiones, al mismo tiempo y tal y como nos demuestra la historia, acaba por crear más empleo del que elimina. Con una visión optimista, pero también profundamente informada, Manuel Hidalgo proporciona un análisis pormenorizado de todas las fuerzas que entran en conflicto para trazar un detallado mapa del empleo del futuro y nos describe cómo evolucionará el mercado laboral en los próximos años. Asimismo, nos propone las recetas necesarias para enfrentarnos al reto que el auge tecnológico supondrá para las futuras generaciones y nos explica qué debemos hacer para garantizar nuestra empleabilidad y qué medidas adoptar para preparar a nuestras empresas para el cambio que se avecina.
«Hay una regla para el industrial y es ésta; busca la mejor calidad posible en los productos al menor coste posible, pagando los salarios más altos posible» Henry Ford
Introducción Nadie informado tiene la menos duda sobre las enormes consecuencias que en el empleo del futuro tendrá el actual cambio tecnológico. Una renovada ola de robotización, el abaratamiento de los sensores, el desarrollo de la inteligencia artificial y el aumento exponencial en la capacidad de cómputo de datos va a remodelar intensamente el empleo del futuro. Muchos empleos desaparecerán, otros cambiarán. Pero no es menos cierto que otros nuevos aparecerán, y no hablo de empleos nuevos que antes no existían (…)
«El peligro del pasado era ser esclavos, el del futuro, ser robots» Erich Fromm
«Solo hay que tener miedo al miedo mismo»[i] ● ¿Tenemos miedo a perder nuestro trabajo? ● ¿En qué áreas hemos identificamos mejoras cara a cimentar nuestra empleabilidad? ¿Cuántos recursos invertimos en autoformarnos—reciclarnos?
Ante el miedo ¡acción! la inacción no es una opción, no podemos permitirnos el lujo de paralizarnos por el miedo a perder nuestro empleo, a que el futuro —presente, nos lleve por delante. Las máquinas pueden quitarnos el empleo, pues sí, pero ellas no pueden anular mi empuje, motivación, estímulo para luchar, cambiar, reciclarme, ser un ganador.
«Hay una razón por la cual las nuevas empresas, especialmente las startups disruptivas, como Google, Amazon o Uber, están llenas de gente joven: los jóvenes no están tan unidos a las formas anticuadas de hacer las cosas» Richard Thaler
El empleo del futuro Un análisis del impacto de las nuevas tecnologías en el mercado laboral Manuel Alejandro Hidalgo DEUSTO
Link de interés Cómo prepararse para ser un profesional de alta empleabilidad Empleabilidad; La inacción no es una opción El auge de los robots; La tecnología y la amenaza de un futuro sin empleo La imparable marcha de los robots ¿Qué robot se ha llevado mi queso? Buscando respuestas en el laberinto de la automatización ● Holacracia; El nuevo sistema organizativo para un mundo en continuo cambio
«Aparte de los aspectos tecnológicos, las empresas siempre deben contar con el valor humano» Amitava Chowdhury
Recibid un cordial saludo


[i] Franklin Delano Roosevelt, discurso de inauguración de su presidencia, 4 de marzo de 1933.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas