Revista Comunicación

El error del liberalismo en la universalidad de los servicios.

Publicado el 06 febrero 2011 por Lobolupus

Ha provocado interés y he recibido algunos mails al respecto de los post relacionados con mi acercamiento al liberalismo, voy a seguir con este tema pero desde la óptica de los fallos que le veo al sistema, en especial a los puntos claves que son los de educación, sanidad y justicia.
El sistema liberal, entiende que el estado debe adelgazar dejando todas las funciones en manos de la iniciativa privada, yo estoy de acuerdo, salvo la universalidad y gratuidad de la educación, sanidad y justicia. También podríamos debatir otros elementos actualmente cedidos a la administración como bomberos, forestales, medio ambiente etc., pero en especial, creo, salvo que alguien me convenza de lo contrario, que la tesis liberal es buena, salvo en, insisto, la universalidad y gratuidad de la educación, sanidad y justicia.
En principio, podría ser coherente, vamos al análisis. La tesis liberal me dice que de mis ingresos profesionales se me van a descontar cantidades ingentes de impuestos destinados a la colectivización de los servicios y que yo, en base a mi soberanía personal decido con esta menor merma de mis ingresos pago a empresas privadas una cantidad para la educación de mis hijos, para mi sanidad y en el caso de la justicia a laudos o árbitros en caso de conflicto. En principio, podríamos estar todos de acuerdo , pero, permitirme que baje a la realidad de la sociedad.
No todo el mundo tiene un salario o ingresos, por miles de razones, posiblemente muchos por decisión propia pero posiblemente muchos por problemas coyunturales o permanentes. La universalidad de estos servicios mas que básicos, servicios que nos dan dignidad dependería de la capacidad económica del ciudadano.
Los liberales puros, pretenden solventar este problema con el cheque y cito a un participante del blog que a su vez cita al P-Lib


Al mismo tiempo, los liberales creemos imprescindible garantizar la universalidad en los servicios esenciales. Eso se consigue mediante un sistema de bonos, como el cheque escolar, el cheque sanitario, etc., que permita ayudar específicamente a quienes lo necesiten.

Sigo bajando al terreno de la realidad, podemos comparar el cheque ya sea escolar o sanitario con la situación real de las escuelas concertadas. En principio es lo mismo, una escuela concertada es una escuela privada que recibe del estado directamente o a través de un cheque escolar el importe de la escolarización siendo cubierta así la universalidad de la educación, pero, por que hay un pero, no es oro todo lo que reluce. La verdad es que las escuelas concertadas ademas de cobrar el importe de la escolarización o el cheque escolar, fuerza a los padres a pagar mas importes. La “obligatoriedad de afiliarse al AMPA, la afiliación a la fundación de la escuela o similares pese a que la ley de educación dice expresamente que en ningún caso se podrán imponer "aportaciones a fundaciones o asociaciones ni establecer servicios obligatorios, asociados a las enseñanzas, que requieran aportación económica".
El error del liberalismo en la universalidad de los servicios.
Se dan casos mas graves, como la inserción dentro del horario escolar de actividades “voluntarias” como clases de idiomas adicionales o de refuerzo con un coste económico que los chavales que no las pagan tienen que salirse de clase con la consiguiente ruptura de la igualdad por no hablar del corazón destrozado del pobre crío. Ningún padre consiente esto viéndose obligado a pagar pluses.
La realidad es que una encuesta del Instituto Nacional de Estadística es que un alumno paga en la escuela basada en concierto similar al cheque escolar un coste medio de las clases lectivas “complementarias” de 247 euros al curso en primaria y 220 en secundaria, clases complementarias que se colocan a mitad del horario lectivo, con lo que un alumno que no pueda pagarlas se quedaría apartado de sus compañeros por una cuestión socio-económica. Ademas tendríamos que sumar los costes del AMPA y de afiliaciones a fundaciones o asociaciones que genera el propio colegio.
No vamos a entrar en los costes abusivos de uniformes que necesariamente hay que comprarlos en tiendas especificas con oscuros intereses.


Artículo 88. Garantías de gratuidad. 1. Para garantizar la posibilidad de escolarizar a todos los alumnos sin discriminación por motivos socio-económicos, en ningún caso podrán los centros públicos o privados concertados percibir cantidades de las familias por recibir las enseñanzas de carácter gratuito, imponer a las familias la obligación de hacer aportaciones a fundaciones o asociaciones ni establecer servicios obligatorios, asociados a las enseñanzas, que requieran aportación económica, por parte de las familias de los alumnos.

La ley se la saltan a la torera en algo permanente y que dura años ¡imaginad que no pasara cuando hay que pagar para una operación o un tratamiento urgente!
Ahora me imagino un cheque sanitario donde pese a tener cubierta la sanidad, resulta que no me atienden si no pago el “plus por ATS adicional”, o “plus por desgaste de suelo ante las visitas a mi habitación de hospital”, o por la absolutamente necesaria y vinculante tasa por “costura en punto de cruz” de mi cicatriz para que la operación quede bien.
Para que el cheque escolar, o el cheque sanitario fueran viables, las empresas que ofrecen este servicio deberían tener unas tarifas universales, únicas y fijadas por el estado, añadiendo la estricta prohibición de cobrar nada, es mas, deberían tener un sistema contable que solo pudieran ingresar en sus cuentas los cheques emitidos por el estado.
Liberalismo si, pero con la base de una sanidad, educación y justicia igualitaria y universal.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :