Revista Comunicación

El experimento de Solomon Asch que descubrió la conformidad social.

Publicado el 12 mayo 2019 por Manuelgross

¿Qué mueve la conformidad social? (El experimento de Asch).
Por Guillem Recolons.
Guillem Recolons.

conformity-looking-up.jpg

El experimento de Solomon Asch que descubrió la conformidad social.


Hace algún tiempo participé en un artículo de Alicia Pomares junto a mis colegas Jordi Collell y Cèlia Hil titulado De luciérnagas a estrellas refulgentes.
No trataba intrínsecamente sobre la conformidad social, pero sí sobre el conocido como “síndrome de Solomon Asch” una patología derivada del Experimento de Asch. Dicha patología podría resumirse como el miedo a la diferencia.
Solomon Asch (1907-1996) fue un psicólogo polaco-estadounidense mundialmente conocido y prestigioso debido a sus trabajos pioneros en psicología social.
Hoy abordo la razón principal del Experimento de Asch, la conformidad social.
Índice
1. ¿Qué es la conformidad social?
2. El experimento de Asch
3. Los resultados
4. Marca personal y la diferencia relevante
5. Novedades (Integra Personal Branding)

1. ¿Qué es la conformidad social?


En una definición sencilla, la conformidad social trata de los individuos de un grupo social que cambian su comportamiento, opiniones y actitudes para encajar con las opiniones del grupo.
Muchas veces, y de forma inconsciente, “relajamos” nuestro criterio para no nadar contra corriente y evitar posibles conflictos. Y eso no parece ser algo que suceda ocasionalmente, sino que parece estar instalado en un ámbito cercano a lo cotidiano.
En una definición más completa, los psicólogos García Sáiz y Gil Rodríguez, autores de “Procesos de Influencia Social.” (Ed. Pirámide) matizan:
“Podría hablarse de conformidad por comisión (actuar en la línea en que presiona el grupo), y por omisión (no actuar de una forma determinada debido a que el grupo no lo aprueba). Por tanto, resulta más apropiado emplear el concepto de congruencia con el grupo, en lugar de movimiento”.

2. El experimento de Asch


Asch realizó un conjunto de experimentos relacionados con tareas de identificación visual. La tarea propuesta era francamente sencilla: los sujetos debían indicar cuál de las tres líneas de una cartulina tenía igual tamaño a la que figuraba como modelo en otra cartulina.
Esta tarea se hacía en grupos de hasta 9 personas, y todas, a excepción de una (sujeto experimental y a la vez «sujeto ingenuo»), eran cómplices del experimentador.
Los cómplices estaban instruidos para contestar de forma correcta en los dos primeros ensayos y responder de forma incorrecta y unánime en los restantes (en los doce ensayos críticos), los cuales estaban intercalados por otros cuatro ensayos en los que los cómplices contestaban de forma correcta.
Los sujetos debían expresar sus juicios en público siguiendo el orden en el que estaban sentados. La posición del sujeto experimental, colocado en el puesto penúltimo, le permitía conocer las opiniones de la mayoría de los miembros del grupo antes de dar su respuesta.
Aquí se explica en el vídeo:
Asch Conformity Experiment

3. Los resultados


Los resultados obtenidos fueron sorprendentes, incluso para el propio Asch.
A pesar de que la tarea era muy sencilla se produjo conformidad social, de forma que los sujetos experimentales dieron respuestas incorrectas en una tercera parte (36,8 por 100) de los ensayos críticos, lo que no ocurría prácticamente nunca si realizaban la tarea en solitario (grupo control) y, por tanto, sin conocer las opiniones de los demás. 
La mayor parte de los sujetos señalaban que se habían dejado llevar porque consideraban que la mayoría estaba en lo cierto, y que ellos estaban equivocados debido a que no habían entendido bien las instrucciones o a que su agudeza visual no era buena.
Sólo un sujeto de los que siguió el criterio de la mayoría creyó que las respuestas eran correctas.
Aquí otro vídeo sobre conformidad social en formato show televisivo que muestra resultados idénticos:
Prudential: Everybody's Doing It
Un pequeño número era consciente de que las respuestas eran incorrectas, pero contestaron siguiendo a la mayoría para no encontrarse solos o mostrarse diferentes. 

4. Marca personal y la diferencia relevante


Como dice mi profesor, el psicólogo social Dr. Ricard Faura, “En la conformidad social no es tan solo vergüenza lo que manifiestan las personas, es una profunda duda del propio criterio ante el consenso colectivo”.
Nos conformamos para no mostrar públicamente la diferencia. Este es el hecho. Desde la perspectiva de marca personal, el no mostrar la diferencia nos convierte en borregos autómatas. Pero vigilemos con ser diferentes sin más…
Yo apelo a la diferencia relevante. Cuando trabajamos la propuesta de valor personal siempre nos preguntamos ¿por qué nos deberían elegir a nosotros? Y la respuesta 1 es porque podemos resolver un problema o satisfacer una necesidad. Y la dos es porque lo hacemos de una forma distinta. Una y otra respuestas se complementan, se necesitan.
 

5. Novedades (Integra Personal Branding)

Aunque la noticia se produjo hace varios meses, te informo que tengo el honor de ser consultor de marca personal y socio de Integra Personal Branding, la agencia más importante de personal branding de México y América Latina.
El experimento de Solomon Asch que descubrió la conformidad social.

Ya llevamos colaborando juntos con Nancy Vázquez y Alan Urbina, socios fundadores, hace un tiempo, y ahora parte de mi trabajo será ayudar desarrollar en México y LATAM el área de personal branding corporativo (Executive Branding, Personal Branding para equipos y programas de Employee Advocacy).
Nuestra próxima colaboración es en la República Dominicana del 29/5 al 9/6. Ahí trabajaremos en varios talleres sobre Personal Branding y Employee Advocacy para el Banco Popular y RE/MAX. También damos dos conferencias en abierto sobre storytelling y social selling, en el marco de la #BrandingWeekRD, todo coordinado por Quifer Consultores (+ [email protected]).
4 mayo, 2019/ por Guillem Recolons

Guillem Recolons

Ayudo a humanizar empresas y ayudo a profesionales a proyectar su marca para lograr sus objetivos. Muchas experiencias me han dejado marca, entre ellas las de Tiempo/BBDO, J.W.T., Bassat Ogilvy, Saatchi & Saatchi, Altraforma y TVLowCost entre otras. Soy socio de Soymimarca, consultora especializada en personal branding y colaborador de AdQualis Consultants, Profesor del Posgrado en Personal Branding (URL / Blanquerna) y del Posgrado en Social Media de UPF. Publicitario colegiado, Estudiante de Humanidades (UOC). Voluntario apasionado en La Salut Alta y en la Fundación Vicente Ferrer.
Guillem Recolons Argenter
Personal Branding Strategist & lecturer.
Barcelona y alrededores, España.
Marketing y publicidad.
Actual: Soymimarca, Blanquerna - Universitat Ramon Llull, AdQualis Human Results.
Anterior: Lateral Consulting, TVLowCost, Altraforma.
Educación: Universitat Oberta de Catalunya.
https://es.linkedin.com/in/marcapersonal/es
https://twitter.com/GuillemRecolons

Licencia
Licencia Creative Commons - Guillem Recolons - by ecomunica
El contenido de este site creado por Guillem Recolons se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported. Basada en una obra en de Guillem Recolons. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en creativecommons.org
-------------------------

Fuente: Guillem Recolons

Imagen: conformity-looking-up.jpg 

Del mismo autor: Guillem Recolons


Artículos relacionados: conformidad social

  • - El experimento de Solomon Asch que descubrió la conformidad social 
  • - Paradoja de la autenticidad en el trabajo: El miedo a decir la verdad 
  • - Los 14 sesgos mentales del emprendedor (por qué no vemos la realidad) 
  • - Cómo superar condicionamientos sociales: Deconstrucción de idea
  • - Tres consejos para superar 5 causas del sesgo de confirmación 
  • - El Síndrome de Solomon, el mito de Némesis y la mediocridad general 
  • - Daniel Kahneman: 8 sesgos cognitivos que causan malas decisiones
  • - Fundamentos de la Teoría de Grupos según Tajfel, Festinger y otros 
  • - El sesgo de confirmación: Distorsiones cognitivas que nos hacen perder dinero 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista