Revista Cultura y Ocio

El folclore como seña de identidad.

Publicado el 12 diciembre 2017 por Angel Maíllo @gramofono1

EL FOLCLORE COMO SEÑA DE IDENTIDAD.

El folclore es el conjunto de tradiciones y costumbres de un determinado territorio, el cual es importante para conocer las raíces, la forma de vida, así como la historia de este. El folclore es un libro abierto para conocer las caracterísiticas, así como otros muchos aspectos socioculturales de un pueblo.

Aquí queremos destacar dentro del folclore uno de sus elementos más importantes: la música. Esta también nos puede desvelar muchos aspectos de los usos y costumbres de un pueblo o territorio. La música folclórica nos cuenta: leyendas, historias y tradiciones de antaño, a través de las cuales podemos conocer la forma de vida del pasado. Además a través de la música podemos también observar influencias de otros pueblos que incluyeron en un folclore determinado, instrumentos o ritmos nuevos, bien por movimientos migratorios, colonizaciones u otros acontecimientos históricos. Por lo tanto podemos decir que la música folclórica es una importante seña de identidad que dice mucho de las tradiciones y la historia de un pueblo o territorio.

En esta entrada hablo de música folclórica y no folk, porque este anglicismo puede dar lugar a equívocos, ya que el folk sería en sí, una corriente musical, que tuvo un gran auge en Estados Unidos entre finales de la década de los 50 y 60. Cabe destacar dentro de este movimiento a músicos como Bob Dylan o Joan Baez entre otros muchos. Esta corriente tendría como pilar fundamental elementos de  la música tradicional americana pero con contenidos sociales y de protesta política. Posteriormente se extendería a otros países e incluso fue derivando en otros géneros, como el folk rock.

El folclore es el pilar fundamental de la música que conocemos hoy, en el se sustentan todos los estilos musicales; desde el blues, soul, rock, country e incluso el estridente reguetón que tanto suena hoy. Este tiene elementos de la música latina, caribeña, fusionado con el reggae jamaicano. Diferentes corrientes folclóricas fusionadas con mayor o menor fortuna. En España, en la música actual, muchos cantantes que triunfan hoy, si nos fijamos, también fusionan elementos folclóricos: por poner un ejemplo Pablo López, Manuel Carrasco o el propio Pablo Alborán tienen importantes influencias del flamenco, aunque su estilo es un pop melódico, en muchas de sus canciones se dejan entrever las influencias del sur.

Es curioso como en la música podemos leer entre líneas la historia de un pueblo, por poner un ejemplo en la música country, que en sí es un compendio de música folclórica de inmigrantes europeos entremezclada con otras formas musicales de origen afroamericanas. Siempre me resultó curioso escuchar dentro de algunas canciones del género country la típica voz tirolesa o yodel, en las que el cantante hace bruscos y complicados cambios de registros. Este canto procede de los países de Centroeuropa  y se utilizaba originariamente por pastores para comunicarse con los rebaños o poblaciones cercanas. Debido al movimiento migratorio de centroeuropeos hacia Estados Unidos, este canto se incluyó en algunas canciones country, creándose un subgénero conocido como; Yodel Country.

Aunque las mayores influencias del country pertenecen a la música Irlandesa debido al gran número de personas que emigraron de este país. En España también podemos observar la influencia en nuestra música de pueblos que habitaron nuestro territorio durante siglos y que dejaron también en la música un legado importante. El flamenco tiene importantes influencias de la música árabe, ya que la cultura musulmana estuvo presente durante varios siglos y por supuesto dejaron grandes influencias en nuestra cultura. Yo veo cierta similitud en los melismas del flamenco con los cantos monocordes islámicos. Según hipótesis de musicólogos, este género nació tras la expulsión de los musulmanes, los moriscos se refugiaron con la etnia gitana de la fusión de estas dos culturas surgiría el flamenco. Aunque esta no es la única hipótesis sobre el nacimiento del flamenco, existen otras muchas, pero, según mi humilde opinión, creo que este género tiene grandes influencias de la música árabe. Han sido muchos los cantaores que han fusionado el flamenco con la música árabe, empastando perfectamente, lo cual pone de manifiesto las similitudes que existen entre ambas. Uno de ellos fue, Juan Peña, El lebrijano.

También el folklore va evolucionando y a él se van incorporando nuevos elementos. El ejemplo lo tenemos precisamente en el flamenco  con la incorporación de un instrumento como: El Cajón flamenco, el cual introdujo en este género Paco de Lucia a finales de los 70. Este instrumento que hoy está muy presente en cualquier cuadro flamenco es originario de Perú y declarado en este país como: Patrimonio Cultural de la Nación. Paco de Lucia lo traería a Eapaña después de una gira que realizó por este país. Aunque el cajón flamenco que conocemos contiene algunas modificaciones con respecto al original peruano.

Precisamente Latinoamérica tiene una gran riqueza en folclore musical, desde México con su música ranchera que habla de historia, tradiciones, amores y desamores, campesinos, etc. El bolero de origen cubano pero muy extendido por toda Latinoamérica, el son, el merengue y múltiples géneros de los diferentes territorios y países de este continente. Hace algunos años, el cantante Carlos Vives, dio a conocer al mundo los vallenatos como parte del folclore colombiano, lo mismo ocurriría con Juan Luis Guerra que internacionalizó la música de la Republica Dominicana como la bachata o el merengue.

También en la conocida como, música clásica, el folclore ha estado muy presente. De hecho una de las corrientes clásicas se denominó: Nacionalismo Musical, en el cual sus autores se inspiraban en la música folclórica de su país de origen. Este movimiento estuvo muy arraigado en los países del este como Rusia, la antigua Checoslovaquia, Polonia y por supuesto también en España. El nacionalismo musical nos dejó grandes obras con sonidos representativos de cada territorio, de compositores como; Musorsgki, Rimski Korsakov, Bredich Smetana, Antonin Dvorak o Manuel de Falla o Isaac Albeniz que reflejaban perfectamente en su música nuestro folclore.

Debemos conservar nuestro folklore como seña de identidad, aunque este vaya evolucionando, tenemos que intentar preservar el original, las auténticas raíces que son las que nos dan una valiosa información de la idiosincrasia de un pueblo. Es nuestra identidad musical y el pilar fundamental de esta. Afortunadamente cada vez son más las agrupaciones musicales que tratan de recuperar la música tradicional de un territorio tal y como era, para que esta no se pierda ya que si es así, perderemos nuestra propia identidad. El folclore y las tradiciones debemos conservalas. Quiero concluir paarafraseando una cita del escritor JRR Tolkien decía algo así:

No desprecies las tradiciones que nos llegan de antaño; ocurre a menudo que las viejas guardan en la memoria cosas que los sabios de otro tiempo necesitaban saber.


Archivado en: FOLK, Uncategorized Tagged: FOLCLORE, FOLKLORE, MUSICA FOLK
EL FOLCLORE COMO SEÑA DE IDENTIDAD.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :