Revista Cine

El Francotirador (Clint Eastwood, 2014)

Publicado el 27 febrero 2015 por Pinguirina

No es muy habitual que un director de nivel estrene dos películas el mismo año, pero cuando eso lo hace un director que, como Clint Eastwood, tiene 84 años, es admirable independientemente del resultado. Hoy toca hablar de El Francotirador, la última del director de Million Dolar Baby o Mistic River.
El Francotirador (Clint Eastwood, 2014)
El Francotirador es la historia de Chris Kyle (Bradley Cooper), un marine tejano que sirvió en la Guerra de Irak y que ha pasado a la historia por ser un francotirador tan letal que batió el record de muertes en el ejército de los Estados Unidos a lo largo de las cuatro misiones en las que participó. 

Una vez alabado el esfuerzo y las ganas que tiene Clint Eastwood a su edad cuando la mayoría de sus coetáneos se dedican a tareas mucho menos exigentes que la dirección de cine, hay que decir que éste no ha sido su mejor año como director. Si Jersey Boys ya se reveló como una cinta mediocre en comparación con la mayoría de la filmografía del director lo que nos ofrece Eastwood en El Francotirador es aún peor. El Francotirador sólo tiene pulso cuando la acción se desarrolla en ambientes bélicos porque en el momento en el que la trama se centra en la vida familiar de Chris Kyle la trama se vuelve aburrida, carente de emoción y, sobre todo, totalmente irrelevante con respecto a la historia. Y digo lo de irrelevante con toda la intención, porque se supone que el hecho de contraponer la vida en el ejército con la vida en familia sirve para ir viendo cómo evoluciona el personaje ante los horrores que contempla en la guerra y como su vida personal se resiente por lo que él vive cada vez que va a Irak pero en esa contraposición no hay crítica ni denuncia y, por momentos, incluso es posible pensar que a Chris Kyle apenas le está afectando lo que vive en Irak.
El Francotirador (Clint Eastwood, 2014)
Tengo que reconocer que no las tenía todas conmigo antes de ver esta película porque trataba de un tema que no me resulta nada grato. No es el lugar de debatir sobre la conveniencia o no de la Guerra de Irak pero, os diré, que desde el primer momento la incursión armada de las tropas occidentales en Irak me pareció una barbaridad con lo que no me apetecía mucho ver una película en la que, posiblemente, se glorificase a alguien que participó de manera tan sangrienta en ese conflicto. Por suerte, no es así en ningún momento pero lo que no me parece de recibo es que se nos presente como víctimas a los soldados occidentales que fueron heridos en esa guerra y, sin embargo, no se haga lo mismo con los civiles iraquíes. 
Y es que, precisamente, ese patriotismo tan exacerbado que tienen los estadounidenses es algo que siempre me ha dado repelús. Desconozco si es el sentir generalizado o si es un sentimiento que nos venden desde películas y series pero nunca he soportado esa manera de reverenciar al ejército que tienen. Quizá es algo cultural y por eso no lo entiendo, pero la realidad es que ese patriotismo que tiene la cinta, en mi opinión mal entendido, terminó por sacarme de la película. En todas las películas bélicas hay héroes, todos ellos matan de manera más o menos acertada pero, en general, suelen ser humanizados y, en muchas ocasiones, hasta nos acabamos poniendo en su lugar. Sin embargo, a Chris Kyle nos lo muestran como una auténtica máquina de matar que en ningún momento duda, no siente pena ni remordimiento y cuando le vemos demostrar algún sentimiento (pocos, muy pocos) lo hace porque alguno de sus compañeros muere o cae herido. Y, no sé a vosotros, pero esta impresión me parece totalmente incompatible con esas opiniones que consideran que El Francotirador es una cinta antibelicista.
Como veis me estoy centrando por completo en la historia. Y lo hago porque el principal problema de la película es el guión y el desarrollo de los personajes ya que, en lo que se refiere a la labor del director, no se pueden poner muchas pegas. Evidentemente, está claro que a Clint Eastwood no se le ha olvidado rodar bien sólo que, en esta ocasión, la historia elegida y la manera de enfocarla no han sido las más adecuadas.
El Francotirador (Clint Eastwood, 2014)
Recapitulando, en el lado negativo tenemos el guión y en el positivo el buen hacer de Eastwood pero ¿y los actores, qué tal están? Pues ni bien ni mal, más o menos cumplen aunque, a lo mejor, se les podría haber pedido más. Bradley Cooper me parece un actor muy normalito y, por tanto, no veo nada del otro mundo en su interpretación. Podríamos volver a hablar de su injusta nominación a los últimos oscars pero para que, si ya está todo dicho. La que me ha resultado bastante insufrible ha sido Sienna Miller aunque creo que más que culpa de ella, el problema ha sido el personaje que tiene tan poco recorrido y unos registros tan limitados que es imposible sacar algo de donde no lo hay. En realidad, el problema que tiene el personaje de Sienna Miller lo tienen todos los personajes, incluido el de Chris Kyle, porque, en general, son todos de lo más plano y tienen la misma capacidad para transmitir sentimientos que una patata.
Alguno estará pensando “pues anda que no se está quedando a gusto la tía” y no le falta razón porque sí, me estoy quedando bastante a gusto tras soltar todo lo que pienso de El Francotirador pero, también tengo que decir que no me resulta nada fácil. Y no lo es porque siempre he considerado a Clint Eastwood como uno de los grandes, un director a tener en cuenta y uno de esos nombres que hacen que cualquier proyecto que presente merezca la pena con lo que defenestrar de esta manera su última película no me resulta nada agradable. Así que, como os podéis imaginar, no os recomiendo de ningún modo El Francotirador. No emociona, aburre y, quitando las escenas en Irak, carece de atractivo. Y si queréis ver una buena cinta bélica, poneos otra, porque incluso siendo ese su mejor aspecto, hay muchas infinitamente superiores a esta. Ay, Clint, espero que para la próxima tengas mejor ojo.PD: seguro que ya habréis oído algo referente a lo del "niño" que sale en la película. Paso de entrar en detalles pero os aseguro que es un momento especialmente sonrojante como nunca pensé que vería en una película de Clint Eastwood.
Más críticas que no os podéis perder de El club del cinéfilo

Comunidad Ravenheart
Constantcine
Calle Baker
Cine de Patio
Coleccionista de Instantes Cinematográficos
Ocio en Pocas Palabras

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :