Revista Opinión

El gobierno destina 4000 millones de euros para mejorar la imagen pública de los funcionarios

Publicado el 25 octubre 2012 por Nandocom
El gobierno destina 4000 millones de euros para mejorar la imagen pública de los funcionarios
La supresión de nuestra paga extraordinaria conlleva una sutil mejora en la imagen que los ciudadanos tienen de los funcionarios. Lo llevo notando desde que anunciaran esta peculiar, polémica y cuestionable forma de ahorro pero lo cierto es que en la atención al público hay ahora más palabras de aliento. En el día a día, cuando sacamos el trabuco y entregamos al vecino el sablazo del Impuesto de Bienes Inmuebles percibo que las quejas se bufan más bajito y que la coletilla suele ser siempre la misma: "joder, con la que estamos pasando y menuda subidita lleva el impuesto". Mirada al funcionario. Mi respuesta: "¿me lo dice o me lo cuenta?". Y entonces llega el comentario solidario, "es verdad, a vosotros que os han quitado la extra sí que os han hecho una putada". Lo curioso es que muchos de estos que ahora se alían a nuestro lado los he atendido otros años y me han puesto verde botella.
Por lo tanto, lejos de creer que estos 4000 millones de euros servirán para mejorar el país, la única "ventaja" razonable que veo es la del lavado de imagen. Nosotros, que somos más de dos millones y medio de sanguijuelas, aportamos un peculiar granito de arena a la economía, a los bancos y a la madre que los parió. Ahora parece que ser funcionario no es un chollo tan idílico como antes (tampoco lo era cuando algunos analfabetos cobraban con la burbuja inmobiliaria 6000 euros al mes poniendo yeso y se desternillaban con los míseros sueldos de la administración pública).
Queda ahora por ver lo que sucederá realmente estas Navidades. Desde que se anunció el sablazo no he dejado de escuchar teorías fantásticas y suposiciones varias. También me han llegado algunas propuestas por correo electrónico. Incluso me da la sensación de que muchos de mis compañeros no se lo llegan a creer. Veamos, por lo que se va perfilando, en algunos ayuntamientos se han sacado de la manga pagas extras de productividad pendientes de pago de años anteriores que se abonarán en la nómina de los funcionarios mensualmente durante 2013. Algún sindicato también propone un anticipo de las nóminas extraordinarias de 2013, en un porcentaje total del 40%, para su pago en estas tiesas Navidades. Y los hay más osados, por ejemplo los vascos consideran que pagar la extra es una de las mejores medidas independentistas que pueden proponer y a fecha, mientras el resto del país lo da por ejecutado bajo amenaza de cárcel al político/interventor de turno, los gobernantes del País Vasco no han decidido nada. O en Navarra, haciendo un truco de magia de lo más simpático, piensan en abonar lo que sea en los primeros días del 2013 para sortear la Ley.
Lo cierto es que como alguna de estas cosas suceda no descarto un derrumbe en cadena, como si se tratara de un castillo de naipes, en las administraciones, dividiéndose en tres grandes bandos: las gobernadas por el PP con su obediencia debida, las del PSOE con su desobediencia para molestar y los independientes porque ellos lo valen.
Si dejamos a un lado esta graciosa medida económica lo cierto es que la pérdida del poder adquisitivo de los funcionarios es pecata minuta si nos ceñimos a estos escalofriantes datos extraídos de la genial web Ciencia Explicada: "Se pueden resumir diciendo que los trabajadores públicos han perdidodesde 1981 un 35% (hasta 2011) de su poder adquisitivo, mientras que los trabajadores en general ganaron un 42% (hasta 2009, no tengo más datos)."

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista