Revista Cultura y Ocio

El hereje - Miguel Delibes

Publicado el 22 noviembre 2013 por Tatty
El hereje - Miguel DelibesTítulo: El herejeAutor: Miguel DelibesEditorial: AustralAño: 2010ISBN: 9788423342389Nº de páginas: 432
SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ
El hereje - Miguel DelibesEl año pasado con motivo del aniversario de su blog Inés organizó un sorteo que tuve la suerte de ganar, cuyo premio era un libro sorpresa.  Cuando recibí el paquete descubrí que el título que ella había seleccionado era El hereje de Miguel Delibes, su autor favorito y del que yo no había leído nada. Unos meses después y de cara a este año 2013 me propuso organizar conjuntamente un reto que pretendía ser un pequeño homenaje a este autor y que nos obligaría a leer al menos una de sus obras, que en mi caso ha sido lógicamente la novela que ella me envió.
La acción de El hereje nos sitúa en el 1517, año en el que Martín Lutero fija sus noventa y cinco tesis contra las indulgencias en la puerta de la iglesia de Wittenberg, provocando con ello el cisma de la Iglesia Romana de Occidente. Ese mismo día nace en Valladolid Cipriano Salcedo, hijo de Bernardo Salcedo y doña Catalina, para quienes tras diez años de matrimonio sin descendencia ese embarazo es toda una sorpresa. Sin embargo, doña Catalina no se repondrá de un difícil parto y acabará muriendo a las pocas horas, algo que su padre no podrá superar acusándole de esta muerte y separándole de su lado primero, dejándole a cargo de la nodriza, y más tarde ingresándolo interno en el Hospital de Niños Expósitos, dedicado a la formación de niños abandonados. Tras la muerte de su padre, la herencia recibida le transformará en un próspero comerciante, entrando en contacto con personas próximas a las corrientes protestantes que de manera clandestina se han introducido en España, cuyos preceptos Cipriano defenderá a pesar de que su difusión está siendo severamente perseguida y castigada por el Santo Oficio.
Hasta ahora no me había animado a leer ninguna obra de Miguel Delibes ya que pensaba que sus libros serían lecturas más pesadas y por lo tanto no tenía claro si iba a disfrutar de ellos. Tras la lectura de El hereje puedo afirmar que tenía una idea equivocada y en general ha sido una novela de fácil lectura y entretenida, aunque no es un libro que me haya llegado totalmente y algunas partes se me han hecho más pesadas.
Tras un preludio o prólogo que sirve de introducción y nos presenta a Cipriano en el barco de regreso de uno de sus viajes a Alemania, la obra está dividida en tres libros o grandes partes que se corresponden con cada uno de los periodos de su vida. Es así como en el primero, "Los primeros años", volvemos atrás en el tiempo para situarnos en el momento de su nacimiento y posteriormente desarrollar su infancia y juventud. “La herejía” es el segundo libro que narra los años transcurridos desde su mayoría de edad hasta “El auto de fe”, que da título a la tercera parte en la que el mismo se recoge. A su vez cada una de estas partes está dividida en diversos capítulos en los que se utiliza un narrador omnisciente para narrar la historia siguiendo un curso lineal.
El estilo de Miguel Delibes se caracteriza por el uso de una prosa clara y natural, incluso en algunos momentos podríamos decir que coloquial, por lo que no es un libro complicado de leer. El vocabulario empleado es de fácil comprensión por parte del lector aunque hay que tener en cuenta la época en la que fue escrito que hace que algunas palabras no sean tan habituales hoy en día, y destacan tanto la descripción de los ambientes como la construcción de sus personajes.  A lo largo de las páginas la narración sigue un ritmo pausado y constante sin llegar a resultar aburrido, aunque a mí particularmente la segunda parte se me ha hecho un poco más pesada.


Es fácil deducir que Cipriano Salcedo es el protagonista indiscutible en esta obra y es un personaje que queda perfilado con todo lujo de detalles. A lo largo de las páginas de El hereje vamos siguiendo la evolución que sufre desde el momento de su nacimiento, conociendo los hechos que van marcando y dando forma a su personalidad por lo que llegamos a conocerlo con bastante profundidad, comprendiendo las decisiones que toma en cada momento. Si bien al principio descubrimos a un niño marcado por una infancia que ha hecho de él un joven inocente, ingenuo, inseguro y miedoso; poco a poco y a medida que va creciendo e integrándose en la sociedad irá dejando atrás estos rasgos para adquirir más confianza en sí mismo. Se convertirá así en un hombre más hábil y calculador, mostrándose en todo momento sincero, noble y leal a sus amistades. La falta de contacto directo con su familia hará que un aspecto que marque su carácter sea la búsqueda de vínculos afectivos y emocionales y por otro lado será una persona que muestre a lo largo de su vida una cierta inquietud religiosa que acabará propiciando su acercamiento al protestantismo.
En torno a la figura de Cipriano giran una serie de personajes secundarios que sin alcanzar un excesivo grado de protagonismo jugarán un papel determinante en su vida. Así entre otros muchos destacan su padre Bernardo Salcedo, un hombre egoísta y muy centrado en sí mismo que odiará a su hijo y hará todo lo que esté en su mano para alejarse de él, su tío Ignacio Salcedo, quien asumirá el cuidado de Cipriano y en cierta manera representará la figura paternal que Bernardo rechaza ejercer y especialmente Minervina, la nodriza que se hará cargo de él siendo un bebe y bajo cuya protección crecerá y se educará, por lo que será la persona que más influirá en la formación del carácter de Cipriano, además de estar muy presente a lo largo de toda su vida tanto directa como indirectamente.
A través de esta obra Miguel Delibes nos acerca a Valladolid en el siglo XVI, una villa de veintiocho mil habitantes convertida en ciudad de servicios y que ofrecía por entonces un aspecto de manifiesta prosperidad. Ya en las primeras páginas nos encontramos una representación del mapa de la ciudad en el que aparecen señalados las principales ubicaciones de El hereje, que hoy en día incluso han dado lugar a una ruta turística que lleva su mismo nombre. A lo largo de las páginas Delibes va representando la forma de vida en esta ciudad y las costumbres de sus gentes, una ciudad que a pesar de su condición de Corte de España se encuentra dormida, siendo “la máxima aspiración del pobre comer la sopa boba y la del rico vivir de las rentas”. Vemos la evolución y expansión que se va produciendo en la ciudad; la población va aumentando a un ritmo regular y se construyen nuevos edificios, convirtiendo las huertas de carácter agrícola en casas de pisos con balcones de herraje. No es solo el aspecto exterior de la villa lo que queda de manifiesto en las páginas de El hereje sino que Delibes igualmente refleja las modas del momento, la forma de vestir, el funcionamiento del comercio y de la industria textil, la importancia de sus vinos, las enfermedades, las costumbres o los conflictos políticos e ideológicos. Es Valladolid la ubicación principal pero no la única que aparece pues los pueblos limítrofes como Santovenia o Rioseco y otras tierras de Castilla también tienen cabida en esta obra.
No hay duda de que en relación con el contexto histórico un punto a destacar es el relacionado con las corrientes protestantes y la censura ejercida por el Santo Oficio pues Valladolid fue junto a Sevilla uno de los principales focos en los que se concentró el protestantismo español. La Inquisición juega un papel importante en esta obra en la que se recogen los diferentes episodios históricos que tuvieron lugar en ese periodo, poniéndose de manifiesto la represión del protestantismo, la persecución sufrida por las personas que defendían esta corriente o los castigos a los que fueron sometidos. En este sentido uno de los aspectos que queda desarrollado es el procedimiento inquisitorial desde el momento del proceso hasta la finalización en el auto de fe.
El hereje es, como indica en su sinopsis, un canto apasionado por la tolerancia y la libertad de conciencia y Delibes deja constancia desde el principio de que esta es la intención de su obra a través de la cita de Juan Pablo II a los cardenales recogida al principio del libro. Tanto si sois aficionados a la novela histórica como si estáis interesados en los hechos que en el mismo se recogen pienso que es una obra muy recomendable y que merece la pena acercarse a la misma pues su lectura resulta amena a la vez que interesante.

FUENTES: imagen autor aquí
------------------------ . Recuerda que tus visitas y comentarios en el blog son importantes para ayudarlo a crecer y mejorar

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :