Magazine

El ibuprofeno es el rey

Publicado el 02 febrero 2014 por Tonichaquet
He notado que una parte considerable de mi alumnado se automedica con ibuprofeno. Puede que anteriormente no haya sido muy observador y sucediera también,  pero es que este año creo que el hecho salta más a la vista. Cuantitativamente diría que más de un tercio de mi clase toma indiscriminadamente ibuprofeno. El ibuprofeno es el rey de la automedicación: para el dolor de cabeza, para el dolor menstrual, para el malestar general, para el dolor de estómago, para el dolor de garganta, para el dolor muscular. Por todos estos síntomas se ha tomado un ibuprofeno mi alumnado. Y lo ha hecho como quien se come un caramelo.
Por curiosidad he querido indagar sobre el tema y parece ser que la cosa es más seria de lo que parece. La automedicación es una práctica bastante común entre la población. Según datos de la OMS, más del 50%  de los medicamentos se prescriben, dispensan o venden de forma inapropiada, y la mitad de los pacientes no los toman correctamente, y aquí se incluiría la  problemática de la automedicación.  Y la mayoría se automedica con analgésicos no esteroides, como es el caso del ibuprofeno. Por ejemplo, en 2009 un estudio de la Unversitat de València llegó a la conclusión de que los analgésicos eran los medicamentos más utilizados por los que se automedican. También de la Universitat de València es otro estudio que constata que el 90% de la población universitaria valenciana se automedica y que los medicamentos más automedicados son los analgésicos. Pero según datos del Instituo Nacional de Estadística la automedicación en España ha disminuido en 2013 respecto el año anterior; aún así "de la medicación consumida para los catarros, el dolor, la fiebre y los reconstituyentes, más del 20% es automedicada" (aquí entrarían los analgésicos, supongo). 
Una vez constatado que el alumnado de mi clase no es una excepción en este tema, el siguiente paso ha sido enterarme si tanto ibuprofeno indiscriminado les hace algún mal. Al parecer voy tarde en el tema, porque un estudio publicado en la prestigiosa revista médica The Lancet de junio pasado y llevado a cabo en Reino Unido advertía que el ibuprofeno no es tan inofensivo como se pensaba y que puede aumentar un tercio la posibilidad de sufrir problemas cardíacos. Y aunque este riesgo depende de la dosis de ibuprofeno que se tome o de sufrir otras patologías, destaca que cabría reducir su consumo y tomarlo cuando sea verdaderamente imprescindible y que habría que intentar buscar otros tratamientos alternativos cuando sea posible.
Como ya he comentado, la dosis de ibuprofeno que se tome condiciona este riesgo. Según la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria, más de ocho millones de personas toman una dosis de ibuprofeno superiores a las recomendadas. A dosis más altas de ibuprofeno no se consigue un mayor efecto analgésico. Por tanto sería inútil tomar 600 mg cuando con 400 mg se consigue el mismo efecto.
Dudo que mis alumnos hayan tenido acceso a esta información. La automedicación es un problema para la salud a la que se le hace poca publicidad. El Ministerio de Sanidad, encargado de velar por los buenos hábitos y la salud comunitaria, no ha hecho este año ninguna campaña al respecto (sólo tengo constancia de un espot contra el uso irresponsable de los antibióticos). Dudo también que mis alumnos tengan el hábito de leerse los prospectos de los medicamentos para informarse de las contraindicaciones. Y también dudo que los farmacéuticos les pregunten para qué lo quieren cuando se lo dispensan. Y si lo traen a clase, seguramente sus famílias sean conocedoras que lo estan tomando. Por lo tanto, el uso indiscriminado de ibuprofeno es un problema de desinformación que se debe atajar desde varios frentes.
Con este post no me gustaría causar ningún tipo de alarma ni incitar a la preocupación. En 2004 la farmacéutica Merck retiró un antiinflamatorio llamado Vioxx porque su consumo presentaba riesgos vasculares. Con esto quiero decir que se debe seguir confiando en las autoridades sanitarias. Simplemente he querido reflexionar sobre un hecho que me ha llamado la atención. Dejo que cada uno haga sus propias conclusiones.
El ibuprofeno es el reyEstructura molecular del ibuprofeno: Àcido 2-[4-(2-metilpropil)fenil] propanóico(Foto: viquipèdia)

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Muffins de jamón, higos y nueces

    Muffins jamón, higos nueces

    Lo primero de todo, ¡¡feliz año y feliz Día de Reyes!! Me habría encantado haber podido publicar este post algunos días antes, ¡qué digo... Leer el resto

    Por  Elenapilar90
    COCINA, RECETAS

Dossier Paperblog