Revista Cultura y Ocio

El jubilado fantástico, ¿próximo estreno marvel?

Por Patxipe
EL JUBILADO FANTÁSTICO, ¿PRÓXIMO ESTRENO MARVEL?

Los jubilados son para el verano.

Vaya por delante que la expresión no es totalmente exacta, porque un jubilado, y naturalmente una jubilada, son para cualquier época del año. Este vecino prefiere no ir aclarando sexos cada dos por tres, porque eso le suena a político y sindicalista en campaña, y no es el caso.Además,  con la frase del comienzo, y que queda más que obvio,  quería hacer una especie de remedo de la obra del siempre recordado Fernando Fernán Gómez, Las bicicletas son para el verano. Pero, en realidad, y apoyándome en la afirmación del  comienzo, cuando el jubilado español brilla en todo su esplendor es en el verano.

El horario de un jubilado en vacaciones, o que viva en una zona costera, comienza antes de las siete de la mañana, tomándose la medicación pertinente, o como diría mi madre, “todo tipo de mejunjes” (hierbas incluidas), para estar como un reloj, y sobre las siete ya comienza su especie de desfile olímpico por las playas de España, para hacerse con los mejores puestos lo más cerca posible del mar.
Estoy convencido de que si durante semejante certamen, el de colocación de todo tipo de artefactos para el disfrute playero, se hiciera un control similar al de los deportistas en competición, la mayoría de nuestros jubilados darían, tristemente, positivo. Porque no es normal su comportamiento comparado con el de cualquier otra hora del día y de la noche.

Es como si la misma sombrilla, todavía dentro del saco de tela que la cubre, y las correspondientes sillas, le dieran una fuerza y rapidez que no tiene el resto del día.A destacar, y no es broma, que estos días he descubierto, que el jubilado español ha "inventado" una especie de escrituras que le otorgan la propiedad, por ahora tan solo durante veinticuatro horas, pero tratándose de ellos, a saber, en cualquier momento forma parte de sus reivindicaciones el luchar  porque su rincón conquistado dure para todo el verano.

Estos días me he dado cuenta, con gran asombro, por cierto, que más de un jubilado tras conquistar su parcela correspondiente, saca fotos con su móvil, primero desde cerca, y más tarde desde el paseo, para demostrar la dimensión exacta de su hacienda playera a cualquier advenedizo.

De todas maneras, me imagino que en ningún momento habréis pensado que la parcela correspondiente es, sólo, para ellos. En realidad, ocurre como en el resto del año, ellos se siguen sacrificando para que su prole, esa que irá a la playa con cara de resaca a partir de las diez de la mañana, pueda disfrutar de sus horas al sol, aunque la mayoría de los entendidos digan, que debajo del sol, cuanto menos tiempo, mejor.

Aprovechando que la empresa Marvel, como todos los veranos nos endosa uno de sus pupilos con poderes, este años es Ant-Man, o el Hombre Hormiga, les voy a brindar una idea en forma de pregunta: ¿Para cuándo el “Jubilado Fantástico”? Un ser por encima del bien y del mal, que como ya ha vivido mucho, cualquier mal por venir no le extraña ni le asombra. Como parte de su indumentaria debe de llevar a su espalda un saco no muy grande, desde el que en lugar de flechas, saque su superfamosa sombrilla, con la cual defenderá “su verdad”.
Conviene destacar, y ésto sigue siendo un consejo para “Marvel”, en las películas, si las hubiera, del Jubilado Fantástico, el enemigo a derrotar, generalmente será el mismo estado, que en el fondo quiere que este ser desaparezca, porque, entre otras cosas, tiene conocimiento sobre todo tipo de supervivencia, y lo que es más importante, y causa para que el “Gobierno Negro”,  como se pudiera denominar a los antagonistas, quiera que este ser desaparezca, porque tiene conocimiento sobre todo tipo de derechos que ellos mismos consiguieron, y que poco a poco, esos que llegan a la playa a partir de las diez de la mañana y con la resaca a cuestas, han ido perdiendo al elegir representantes políticos que solo velan por sus intereses. Sin olvidar, y ya para terminar, que si el Gobierno Negro consigue deshacerse del Jubilado Fantástico y de los de su especie, se evitará el dinero que les tiene que dar todos los meses, y que una vez desaparecidos, ese mismo dinero, bien de una manera o de otra, terminará en sus alforjas. *FOTO: DE LA RED
Votar en los Premios Bitacoras.com
guia de blogs

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :