Revista Infancia

El juego: una actividad para conectar y reconectarnos

Por Babytribu @babytribu

Hoy contamos con la colaboración de una gran amiga y profesional, nuestra querida Yessica Clemente, profesora de nuestro Curso Online Juego y aprendizaje: Descubriendo al niño desde dentro y que en esta oportunidad nos habla de la esencia del juego tanto en peques como en adultos… ¿Te animas a Jugar? ¡Empezamos!

El juego: una actividad para conectar y reconectarnos

Foto de Rejuega

El juego: una actividad para conectar y reconectarnos

por Yessica Clemente rejuega.com

Desde los orígenes el ser humano es lúdico; tiene esa necesidad innata de jugar, lo que pasa es que muchos adultos lo hemos olvidado…

El juego no es una mera actividad de los niños y las niñas que le sirve para entretener y estar distraídos en sus cosas, no. El juego es mucho más y son ellos: los niños y las niñas, los que mejor saben sobre este tema.

Ellos y ellas saben canalizar a la perfección ese impulso primario que les empuja a observar, a tocar, a curiosear, crear, inventar, imaginar, soñar….

Ellos y ellas saben seguir su motivación que los lleva a explorar, investigar, descubrir, conocer y aprender el mundo que les rodea y sobre ellos mismos.

Ellos y ellas saben mejor que nadie que no hace falta grandes artilugios para jugar sino las ganas para hacerlo y, que le den tiempo para desarrollarlo.

El juego: una actividad para conectar y reconectarnos

Foto de Rejuega

Si fuéramos capaces de parar nuestro ritmo, agacharnos y observarlos sin interferencias, poco a poco nos daríamos cuenta de las maravillas que hacen en el juego, la creatividad y originalidad que tienen, los aprendizajes que ponen en práctica y sus habilidades cómo se van desarrollando.

Si pudiéramos parar un momento, estoy segura de que nos pasaríamos horas observándolos y se despertaría en nosotros este instinto dormido que todos y todas tenemos: el juego.

El juego: una actividad para conectar y reconectarnos

Foto de Rejuega

Porque el juego con los años no se pierde:

“No dejamos de jugar porque nos hacemos viejos, nos hacemos viejos porque dejamos de jugar” – George Bernard Shaw.

Es solo cuestión de activarnos, de conocer cómo volverlo a hacer, descubrir cuáles son nuestros juegos ahora (porque el juego evoluciona con los años) y dejarse llevar. Es cuestión de tener ganas de seguir nuestras motivaciones intrínsecas, de darnos tiempo para aburrirnos y no conectarnos con la tecnología, de sentirnos, escucharnos y respetarnos, tal como cada niño y niña hace de sí mismo sin que nadie se lo enseñe.

Así, estaremos conectando con nuestro niño o niña interior y al sentirnos podremos empatizar con lo que sienten ellos y ellas, podremos acompañarlos en su proceso de juego y crecimiento, podremos entender la necesidad del tiempo y del espacio para el juego, la necesidad de tocar, explorar, crear con lo que tengan delante; ese impulso a no estar quieto y encontrar juego en cualquier momento y lugar.

Cuando tengamos esa chispa activada podremos adentrarnos en las etapas del juego de los niños y las niñas para poder acompañarlos mejor, ofreciendo el espacio, el tiempo y el material adecuado para jugar…

Porque a jugar, jugamos desde que nacemos hasta que nos morimos, sólo hay que saber reconocer el juego para ver en ese acto, un acto maravilloso de gozo, aprendizaje y crecimiento.

¡No dejemos que pare el juego!

Yessica Clemente.

Quizá te pueda interesar…


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista