Revista Libros

El nombre del viento - Patrick Rothfuss

Publicado el 27 diciembre 2009 por Palonso

El nombre del viento - Patrick Rothfuss
Reseña - por Pilar Alonso. Publicada originalmente en http://www.ciberanika.com/
Editorial Plaza&Janés, Mayo 2009
Género: Novela fantasía
873 páginas

En medio de ninguna parte, Kote regenta una posada a la que un buen día va a parar un cronista en busca de una historia. Mucho es el tiempo que ha permanecido oculto, mientras las leyendas se tejían en torno a su figura.
Ahora, por fin, relatará su historia, sus inicios en el seno de una troupe y su trayectoria, ese camino que lo ha convertido en un mago, un héroe y un asesino.
“He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad en la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos.
Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí.”
* * *Hay novelas capaces de transportarte con pasmosa facilidad al mundo que albergan sus páginas. Eso es lo que me sucedió con El nombre del viento, una novela deslumbrante de un autor novel. En cuanto inicié la lectura pude sentirme en aquella taberna, con el posadero Kote y su discípulo Bast, y la sensación no hizo sino aumentar en cuanto comenzó a narrar la historia de su vida.
Una mezcla de Dickens y el Harry Potter de J.K. Rowling, fue lo que pensé en algunos momentos. Las aventuras de un huérfano en una ciudad llena de peligros y una escuela de magia, escenarios ambos en los que el protagonista se desenvuelve con una soltura que engancha al lector, ávido por saber más, por conocerle y aprender con él.
Porque la magia que destila El nombre del viento no tiene tanto que ver con varitas mágicas como con el poder de la mente, una magia mucho más mundana explicada con detalle, en la que resulta más sencillo creer y comprender, casi aceptar como una faceta más de la realidad que nos rodea a diario.
La novela resulta tan absorbente que es difícil dejarla sin haber llegado al final. Los personajes son fascinantes, las situaciones aún más, los pequeños logros del protagonista se convierten en pequeños logros también para el lector... y todo narrado con ritmo y elegancia, sin aspavientos y con un estilo casi poético.
A pesar de que este libro se cataloga como novela de fantasía, está bastante lejos de clásicos como El Señor de los Anillos. Rothfuss, sin olvidar algunos de los elementos tradicionales de ese tipo de novelas, narra una historia que bien podría ser una historia real ubicada en un período desconocido de la Europa medieval, por ejemplo.
Conforme va avanzando la trama y vamos aproximándonos al final es inevitable que nos invada la tristeza. Porque llega un momento en que la historia que Kvothe está contando te la está contando a ti, ya formas parte de ella, y sufres y lloras, te invaden la rabia y la esperanza y eres consciente de que ese lazo invisible está a punto de quebrarse al alcanzar la última página.
Respiras aliviado. Hay una segunda parte. Y una tercera. Aún estarás con Kvothe algún tiempo.
Lástima que la espera se hará larga, muy larga.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista