Revista Coaching

El objetivo.

Por Pedro Goni @pereorienta
Vivimos tiempos de crisis, tiempos de cambio. El miedo y la incertidumbre copulan en alcobas insomnes. Televisores parlotean en la oscuridad del patio de luces, mientras la ansiedad te impide dormir. -No sé, qué hacer. A que me sale una de Sabina...
El objetivo.
Estamos cansados de escuchar que necesitamos tener un objetivo profesional, que nos llene, que sea nuestra vocación, nuestro destino, que nos produzca pasión, que nos motive. Yo mismo animo a todos mis clientes que se paren un tiempo a reflexionar sobre lo que quieren hacer en la vida. Siempre es un buen momento para pensar sobre si quiero seguir haciendo lo que hago o me gustaría cambiar.
Si tenemos una vocación clara, tenemos un tesoro, ya que sabemos lo que tenemos que hacer, si morimos de hambre en el intento, no importa, es nuestra vida y hemos decidido vivir así.
Pero, ¿Que hacemos el resto de los mortales? que simplemente queremos un trabajo que nos permita vivir en paz, que nos permita cuidar de nuestra familia y dedicar nuestro tiempo libre, a lo que de verdad nos gusta. No es tiempo para la tranquilidad, la corriente es muy fuerte y si no nadas, y con fuerza, te va a arrastrar.            Algunas  preguntas que te ayuden a encontrar un camino.
                   -Imagina el futuro, ¿Cómo te ves? ¿Qué estás haciendo? Sueña, pero sueña en positivo y a lo grande.
                   -¿Qué te hace sonreír?  ¿Qué te da energía? ¿De qué te gusta hablar?
                   -¿Qué te gusta hacer? ¿Qué harías gratis?
                   -¿Que es lo que te gusta hacer en tu tiempo libre? ¿posibilidades de convertirlo en negocio?
                  -¿Que habilidades tengo? ¿En qué destaco? ¿Qué te resulta fácil? ¿Qué situaciones te hacen ser creativo? ¿Qué situaciones sacan lo mejor de ti?
                  -Mira a tu alrededor, mira lo que hacen los demás, si te gusta cópialo (está de moda) pero ponle tu estilo.
                  -A quien admiras, ¿Qué hace? Cópialo, otra vez ¡Que está de moda!
                  -¿Que necesita la gente tal vez puedas ofrecérselo?
                   -Metete en la red, -hay universos que ni siquiera has sospechado- seguro que encuentras a "los amigos del gamusino azul del sur del Córcoles" y ahí eres el rey, en esa comunidad encuentras tu pasión.
          Un objetivo no es para siempre, siempre podemos cambiarlo. Pero cuando lo hagamos no tiremos por la borda lo aprendido, recojamos lo pedazos útiles para enfrentar la siguiente meta.
          Lo cierto es que  no hace falta un objetivo profesional claro, no hace falta un misión cósmica para empezar a caminar. Simplemente con una actitud de búsqueda, de alerta, de saber al menos lo que NO quieres, un actitud vigilante ante las oportunidades y poner el alma en lo que hagas. La pasión no se tiene,  se cultiva.  Hay que caminar aunque no se tenga muy claro donde se va.
"La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando" Pablo Picasso.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog