Revista Arquitectura

El paseo de Jane

Por Zuloark
El paseo de Jane:

Entre la ternura y la admiración casi solemne, me apetece hablar de Jane Jacobs. Viene muy a cuento hacer repaso ya que estamos ante el fin de semana de Jane. Ciudades de todo el mundo se organizan para ser recorridas con calma y conciencia crítica y cívica, para quererse y mirarse despacio. Y Jane Jacobs hizo teoría de algo tan normal como ésto. Algo que podría ser tan cotidiano si nuestras ciudades y nuestras agendas nos lo permitieran, pero el Sosiego siempre activo, ciertamente no es fácil de ejercitar. Eso cambia éste fin de semana que al modo de la famosa aldea gala de Astérix y Obélix, este fin de semana salimos a la calle a resistir contra el invasor urbanizador.
Pues bien, empiezo. Cada vez que leo algo sobre su biografía, sale a colación que su  formación académica no era la de  urbanista. Ésto me irrita un poco.  ¿Dónde está la Academia? La CALLE es la Universidad de la vida, y si alguien tiene dudas sobre ésto, en ésta mujer tenemos un ejemplo de que se puede aprender y enseñar en la calle y de la calle. Y por eso es importante cuidarla.
Es importante tomar consciencia de que miramos la ciudad desde una escala y una velocidad incorrectas. Los Ayuntamientos tienen poder, sí. Los especuladores que proporcionan cash a los Ayuntamientos tienen poder, sí. Las calles sirven para ir de un sitio a otro: sí. Pero la ciudad permanece, los ciudadanos somos nosotros  y  por eso, tiene tanto sentido considerar lo que se viene a llamar “Urbanismo emergente” como la fuente de conocimiento más sensata para trabajar en la ciudad y más ahora, aprovechando que a los promotores no les salen las cuentas tras el estallido de laBurbuja y han salido corriendo del panorama. Quedamos nosotros, los ciudadanos.
Las ciudades y los ciudadanos son a la vez la misma cosa y no lo son. Las ciudades son los lugares en los que nos organizamos, tienen un orden, unas jerarquías, unos valores y éstos conforman una sociedad, que nos influye a nosotros. Pero a la vez, todo ésto lo construyen las personas, no es una imposición de la naturaleza o cualquier otro orden superior. Montesquieu decía: “primero las personas hacen las leyes, y luego las leyes hacen a las personas” . Algo parecido sucede con nuestra cultura y nuestra ciudad.

Por eso es imprescindible reflexionar sobre ella, tratar de elegir qué valores queremos que transmita para que queden inmersos en nuestro código genético cultural, y multitud de iniciativas ciudadanas nos dan lecciones sobre lo que digo cada día: El campo de Cebada, la reivindicación de La Cañada Real, El solar de Antonio Grilo, la Tabacalera en Madrid. Las iniciativas tras el concurso Imagina Velluters, las movilizaciones para proteger el Cabanyal, en Valencia y cientos más, nos enseñan que se puede.

zuloark El paseo de Jane
zuloark El paseo de Jane

Al “bottom-up planning” yo sólo le cambiaría el nombre, pues somos ciudadanos, no “población”. Los humanos vivimos juntos para hacer algo juntos. La acción colectiva es la génesis del vínculo social.  No somos mosquitos en torno a una fuente de luz obedeciendo a programas biológicos,  inventamos  nuestros propios programas, hacemos planes, ideamos posibilidades y resolvemos conflictos.
Por todo esto, yo voy este fin de semana a juntarme con otros ciudadanos a pasear repensando mi ciudad.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossiers Paperblog