Revista Coaching

El perfil del consumidor en la cuarentena extendida

Por Juan Carlos Valda @grandespymes

Un 67% de los argentinos mantuvo o aumentó la compra de alimentos en el transcurrir del aislamiento social dispuesto para evitar los contagios de coronavirus.

En tanto, el 64% optó por permanecer el menor tiempo posible en las tiendas físicas y promedió el 10 % la cantidad de consumidores que por primera vez se proveyeron a través de las compras on line.

Esta fotografía del consumo surge de la edición de mayo del estudio "Humor social y hábitos en épocas de COVID-19", realizado por la consultora INResearch a nivel nacional, liderada por Alejandro González, y cuya lupa hace foco en la sociedad, el retail y el consumo.

En la investigación sobre nuevos hábitos surgidos en cuarentena ganó un importante terreno la utilización de las plataformas de delivery. Un 55% dice haber recurrido a ellas. En el desglose de quiénes las usaron, un 12% afirma haberlo hecho por primera vez.

En cuanto a los canales, hay una disminución de la preferencia por las compras en sucursales de las grandes cadenas, a favor de los formatos de cercanía y también de las verdulerías y carnicerías.

Esta tendencia a la compra barrial está favorecida por el fogoneo desde los estamentos gubernamentales, buscando que la gente circule menos y así evitar la exposición a los contagios.

INReseach indagó también en el comportamiento de los consumidores respecto de las marcas, y sobre todo hacia las primeras marcas, expuestas ante la crisis de ingresos que afecta a una buena parte de la población.

Esa postura ante las marcas guarda relación con el cambio de prioridades que se van dando en tanto y en cuanto se prolonga el aislamiento, aunque ese alargamiento sea focalizado.

Cada uno de los indicadores anteriores van de la mano de un humor social que ha ido mutando a lo largo del aislamiento para luchar contra la pandemia de COVID-19.

Y los distintos estados de ánimo dependen de la fase de la cuarentena que cada conglomerado urbano se encuentre transitando, el impacto en las economías personales y el nivel de adaptación a la vida en confinamiento de cada individuo que, vale decirlo, guarda correlación con las distintas generaciones y lo que cada una dejó de hacer o descubrió en este período extraordinario. Dicho esto, no se debe caer en el error de generalizar.

Según los anteriores tres parámetros, un tercio de las personas llevan el momento convencidos y hasta redescubriendo y revalorizando un estilo de vida más pausado y, en el otro extremo, algo menos de un 20% se sienten fuera de eje, In-Adaptados.

Fuente https://www.america-retail.com/estudios/estudios-el-perfil-del-consumidor-en-la-cuarentena-extendida


Volver a la Portada de Logo Paperblog