Revista Deportes

El Poder de la Sugestión Mental: Rafa Nadal y Roland Garros

Publicado el 08 junio 2013 por Ignaciobellido @ElEfectoBellido
El Poder de la Sugestión Mental: Rafa Nadal y Roland GarrosLa carrera deportiva de Rafa Nadal se sustenta en su fe inquebrantable en sus posibilidades de obtener la victoria. Las pistas de tenis de todo el mundo han sido el escenario donde los aficionados al deporte han contemplado la forja de este gran deportista. Si hay un escenario donde Nada se encuentra en su territorio éste se encuentra en París, en Roland Garros y sus pistas de tierra batida. En ellas, durante la última década, hemos podido contemplar cómo se ha levantado el halo de heroicidad que envuelve a la figura del tenista de Manacor.
El último episodio de esta historia digna de la mitología griega lo hemos podido ver en el partido de semifinales que lo enfrentaba al número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic. Nadal, que ha aterrizado en el torneo parisino tras superar una lesión que le ha tenido siete meses fuera de las pistas, ha añadido un nuevo capítulo a su leyenda tras cuatro horas y media de lucha sin cuartel en el que cada momento cuenta y sirve para contar historias diferentes. El partido tendrá diferentes lecturas, análisis y valoraciones de lo acontecido, tarea que lego en los expertos en la materia.
Lo que me interesa sacar a relucir hoy es el proceso de transformación que experimenta Rafa Nadal cuando se dispone a entrar en una pista de tenis. Cuentan sus familiares y el propio Rafa que en su vida personal Rafa es una persona temerosa, dubitativa, frágil, insegura y repleto de ansiedades. Sin embargo, cuando agarra una raqueta se convierte en ese guerrero hipermusculado e irreductible al que todos los tenistas que quieren ser grandes temen enfrentarse. Un enemigo que muestra en su cuerpo los estragos de guerras anteriores, con una resistencia mental que le permite gestionar cualquier contratiempo. Aparecer como una figura intimidatoria que le permite doblegar el ánimo de sus rivales.
El Poder de la Sugestión Mental: Rafa Nadal y Roland Garros
El tenis es un deporte en que el rival más dura al que enfrentarse es la propia cabeza y las voces que en ella se alojan. En la cabeza de Nadal sólo parece haber una voz “has de aguantar todo lo que te venga al paso para tener la oportunidad de ganar el siguiente punto”. Este es el pensamiento que invade la cabeza del mallorquín durante cada partido. Es un ejercicio completo de autosugestión en el que se aísla de todo lo que sucede a su alrededor e intenta alejarle de su convicción en la victoria. Por eso, sus gestos y su lenguaje corporal apenas cambia a lo largo de un partido. No hay lugar al intrusismo emocional que le desvíe de su camino aún cuando a ojos de los demás todo parece estar perdido o le acomode cuando la meta se encuentra a la vista. Por eso, a ojos de los demás parece jugar un partido que juega el solo.
El Poder de la Sugestión Mental: Rafa Nadal y Roland GarrosPara poder alcanzar este estado realiza antes de cada partido un rito de paso. Gracias a este rito Nadal pasa de ser un joven inseguro a transformarse en un héroe movido por las más férreas convicciones que le lleva a librar batallas épicas. Este proceso de transformación se lleva a cabo de manera gradual cada día de partido: comienza con el entrenamiento horas antes del partido, los masajes que disponen a sus músculos para el fragor de la contienda, la música de su reproductor de música instalada en sus oídos mientras coloca las empuñaduras de las raquetas, los vendajes rutinarios que protejan sus articulaciones, colocarse la cinta… Pero si hay dos momentos clave que se convierten en los momentos álgidos de este proceso de cambio. El primero ocurre dentro del vestuario: es una ducha de agua fría que despierta al Rafa batallador que le hace consciente de la energía y la fuerza que su cuerpo alberga. El segundo ocurre en la pista, es la búsqueda de sus familiares en la grada.
El Poder de la Sugestión Mental: Rafa Nadal y Roland GarrosAntes de dar comienzo el partido y en cada uno de los descansos, hay una curiosa rutina que se repite y que tiene como protagonistas a dos botellas de agua. Rafa siempre pone dos botellas de agua a la izquierda de su banquillo, de la misma forma y bebe un sorbo de cada una de las botellas. Puede parecer una extravagancia pero le sirve para poner orden en el entorno, es un recurso para que, a partir de la colocación de esas botellas, el orden de pensamientos de su cabeza no se quiebre. Se trata de una secuencia más del orden de acontecimientos que tienen que suceder para alcanzar la victoria. . Todo este conjunto de rutinas le sirven para confirmar que el proceso de transformación ha comenzado, se ha producido y se mantiene
Esta transformación en un superhombre es posible por la extraordinaria capacidad mental de Nadal para controlar la situación. Probablemente, en su cotidiano Rafa no sienta esa capacidad de control sobre el entorno, capacidad que sí demuestra en la práctica deportiva. De ahí ese empeño en seguir ejecutando, día tras día, durante años, unas mismas rutinas que le ayudan a convertirse en otra cosa. Un rito de paso con vuelta al estado anterior al volver al vestuario al acabar el partido. Es éste el lugar mágico que transforma a Nadal de la misma manera que Clark Kent empleaba las cabinas telefónicas. Cada uno de nosotros, en nuestro entorno y con nuestras posibilidades, también tenemos nuestra propia zona mágica que nos transforma, para bien y para mal. 

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista