Revista Baloncesto

El Power Electronics pasa a las Semifinales 75-73

Publicado el 19 febrero 2010 por Nandreu
Víctor Claver creció otro poquito ante el Estudiantes. El capitán del Valencia Basket tuvo personalidad cuando su equipo se lo pidió y cuando un jugador con talento demuestra carácter, en muy raras ocasiones no se recogen frutos. Acompañado de un gran equipo y de un estelar Rafa Martínez, los taronja lograron su pasaporte para las semifinales del sábado.
No fue sencillo llegar hasta ahí. El Asefa Estudiantes plantó cara en la pista y desde el banquillo. Un duelo táctico y físico que se decantó del lado de Spahija y de los hombres del Power, para desgracia de un Luis Casimiro que no comprendió que la personalidad se demuestra estando centrado todo el partido. El Estudiantes ayer no supo mantener la tensión los 40 minutos. Los madrileños, se extraviaron en los dos tramos más decisivos del partido, perdieron los nervios y lo pagaron con la eliminación ante un equipo que se mostró más sereno.
Cuando más fuerte caía el sol, en el último cuarto, Germán Gabriel la lió. Al pívot no se le ocurrió otra cosa que placar a Victor Claver cuando, sólo bajo la canasta, se disponía a anotar. Una antideportiva de libro que los colegiados y todo el pabellón supo ver de inmediato. Aunque como siempre hay excepciones, ni Gabriel ni el equipo estudiantil lo comprendió así. Por lo tanto, antideportiva y técnica por las reiteradas protestas. Power en el partido otra vez.
Si en esa jugada el sol quemaba, en las 3 siguientes, el astro rey abrasaba. Claver y Martínez salieron con protector solar y el wonderbra puesto, ese suspensorio que hay que ponerse cuando tocan los momentos de raza en los que además de la calidad hay que sacar a relucir el carácter. Con 70-73 en contra el alero pelirrojo recibió un balón más allá del arco, tragó saliva, exhaló aire y lanzó. Triple y partido igualado. Le tocaba ahora al vecino de Guardiola. Recuperó el Power Electronics y Martínez hizo de las suyas. Penetración a canasta y otro error del Estudiantes. Dos puntos para los valencianos y la tortilla caía del lado taronja.
Sin embargo la última posesión era estudiantil. La prorroga o la gloria. Los madrileños ponían su último balón en manos del excapitán de los valencianos. Enfrente de él su sucesor con la casaca naranja, Nando de Colo. El francés sacó sus brazos de ET para defender al de Terrasa que no pudo ante tan asfixiante presión. Final del partido y victoria para los de Neven Spahija.
Hay licencia para soñar. A partir de ahora todo tiene que ser positivo para el Power. La maldición de cuartos, como la de la selección de fútbol, se ha terminado. Ahora está enfrente el mejor equipo de Europa, al que se ha ganado en casa. Si se le planta cara, pese a la derrota, se habrán hecho bien las cosas y si se gana será la leche para los de la Fonteta, alcanzando su cuarta final copera. Eso sí hay que pensar sólo en la victoria, en que se puede conseguir y en el crecimiento, día a día de los jugadores más jóvenes del Valencia Basket.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revistas