Revista Coaching

El primer año de la Comunidad Fluyendo | #HastalaCocina

Por Kheldar @KheldarArainai
357COMPARTIERONCompárteloTwittéaloSuscríbete

¡Hola fluyentes! Como ya sabéis los más habituales, desde 2017 mantengo la Comunidad Fluyendo, una Comunidad de Aprendizaje con Diana Garcés.

Para quien no la conozca, ella es la mente maestra detrás de Traviajar, Hablando de Sexo, y muchos otros proyectos. Los rumores dicen que ha llegado a tener veinte al mismo tiempo, y yo le conozco al menos diez de esos.

Como es comprensible, entre eso y nuestra compatibilidad le propuse que trabajemos juntos. Hoy escribo para contaros cómo nos ha ido en esa aventura durante el año que ha pasado desde entonces.

Preferí esperar a que pasase un año para observar mejor ciertas cuestiones; tales como el interés y la implicación, o las cifras de ventas.

Y sí: también hablaré sobre ello abiertamente. No puedo defender la honestidad y la transparencia sin practicarlas.

Voy a tratar de ceñirme a una estructura de contenidos:

En este texto encontrarás la siguiente información sobre la Comunidad Fluyendo

  1. El desarrollo de la idea
  2. La implementación y los primeros resultados
  3. Ajustes y concreciones sobre la marcha
  4. El cierre de 2017 y el inicio de 2018
  5. Rumbo actual y perspectivas
  6. Conclusiones del experimento

Esto no es un índice automático hipervinculado, así que tendrás que leer o hacer scroll a tu aire. Dicho lo cual, nos ponemos manos a la obra.

El desarrollo de la idea

Llevo haciendo ensayos con este tipo de agrupaciones desde 2010. De varios de esos primeros ensayos todavía hay registros en mi canal de YouTube.

Por otro lado… Algunos de mis parroquianos todavía recordarán el grupo de los Alquimistas; la Troupe de los Canallas y sus tertulias; y otras formas de presentación de los eventos, quedadas y encuentros virtuales que mantuvimos.

En 2016 paré todo esto y me centré en recuperarme de una cirugía del ligamento cruzado anterior y en mis estudios.

¿Por qué es esto relevante para comunicar el desarrollo de la idea?

Porque, curiosamente, fue durante el curso 2016/2017, dentro de mis estudios universitarios de Pedagogía; cuando descubrí el concepto de “comunidades de aprendizaje” y tuve tiempo de sobra para empaparme y adaptarlo a lo que ya hacía.

También fue cuando me acerqué a Diana para aterrizar el fantabuloso plan que había invadido mi mente. Ella ya me había comentado que tenía ganas de hacer algo distinto, así que… ¿Por qué no hacerlo juntos?

Nos dio por hablar de lo que queríamos hacer ambos: ofrecer en un grupo las cuestiones que no encontrábamos fuera del mismo.

A saber: presencia y cercanía, humanidad, cero postureos, apoyo real y compromiso notable. Todo eso que falta en los negocios neuróticos, vaya.

Queríamos crear un entorno seguro para abrirse al resto, y que inspirase el deseo de participar y el orgullo de pertenecer.

Y a juicio de todos los miembros, ¡lo hemos logrado!

Le pusimos el nombre de Comunidad Fluyendo por el matiz de adaptabilidad que no queremos olvidar ninguno; y también porque de la incertidumbre surgen milagros, si uno está preparado para reconocer y tomar las oportunidades cuando le llegan.

Decidimos plantear una estructura inicial de foco en un tema central que cambiaría cada mes; y que discutiríamos en encuentros semanales y a diario a través del grupo privado. Esto cambiaría en septiembre, pero fue un buen inicio para el grupo.

Con todo eso ya aterrizado, nos pusimos a la tarea de anunciar su creación y arrancarla. Y funcionó bien.

La implementación y los primeros resultados

Comunidad Fluyendo arranca oficialmente en febrero de 2017 con seis miembros; todos ellos hombres y antiguos clientes míos.

Entraron por su interés en trabajar los grandes temas de la identidad, el propósito, el estilo de vida y las relaciones; entre otros.

Es decir: se sumaron a un trabajo equilibrado entre el desarrollo personal y el profesional.

Esta era otra de nuestras hipótesis, y nos alegró confirmar que hay demanda para ese tándem.

Nos movemos entre personas que quieren emprender. La mayoría quieren vivir deslocalizadas y aportar valor a través de un servicio que les represente.

Pero actualmente, pocos emprendedores y nómadas digitales, como dice Diana (y posteriormente más gente, así que se debe estar creando conciencia de este hecho); se preocupan por cuidar al activo más importante de sus negocios y sus vidas: ellos mismos.

El primer año de la Comunidad Fluyendo | #HastalaCocina
Son pocos los que se preocupan de cuidar al activo más importante de sus negocios y sus vidas. - Es un sexy tweet. ¡Compártelo!          

Muchos prefieren simplemente levantar un negocio y, entre tanto; se despreocupan de su bienestar hasta que se llevan un toquecito de atención. Usualmente en forma de infarto, cáncer o alguna rotura ósea que les merma durante un tiempo importante.

Y a nosotros dos no nos mola tener que llegar a la situación de “la letra con sangre entra”. Por lo tanto, lo incluimos en nuestro mensaje… Y cuajó.

En consecuencia, estos fueron los primeros resultados

  1. Logramos la asistencia regular de todos los miembros. Nuestras reuniones semanales han durado en promedio 2 horas y 48 minutos.
  2. Conseguimos crear el ambiente abierto y compenetrado que deseábamos. Todos se sienten animados a presentar y exponer sus pensamientos y sus situaciones personales; y aceptados y comprendidos al hacerlo.
  3. Entramos en una dinámica de win-win muy potente. Al abrirnos así a los demás, nos hemos vuelto más capaces de dar y recibir consejos, críticas constructivas y propuestas e invitaciones.

Por su parte, tratamos los siguientes temas antes del cambio de enfoque en septiembre:

  • Febrero, mes de la identidad.
  • Marzo, mes del lado oscuro.
  • Abril, mes del propósito.
  • Mayo, mes de la relación.
  • Junio, mes de la conexión.
  • Julio, un mes para la revisión de todo lo anterior.
  • Agosto, temas abiertos a escoger por cada miembro.
  • Septiembre, mes del reencuadre y redefinición de la Comunidad.

A la vuelta del verano, las cosas tuvieron que cambiar de nuevo

Queríamos poner a prueba nuestra capacidad de convocatoria para eventos en vivo, y hacer más eventos del tipo que nos gustaría encontrar por ahí.

Comenzamos por reencuadrar el sistema de trabajo de la Comunidad Fluyendo, que quedó así:

  • Octubre a diciembre: trimestre del zoom en la identidad.
  • Enero a marzo: trimestre del zoom en el propósito.
  • Abril a junio: trimestre del zoom en el estilo de vida.
  • Julio a septiembre: trimestre del zoom en las relaciones. Le pega por ser veranito, mire usted.

Para cumplir con el plan de los trimestres hiperenfocados, hicimos lo siguiente

  1. Adaptamos la estructura de temas. A partir de entonces, además de trabajar con unos Principios de Vida y exponer en público nuestras reflexiones al respecto; compartimos abiertamente aquellas cosas que deseamos probar o necesitamos trabajar. Dentro de las reuniones y del grupo hacemos énfasis en compartir experiencias y debates para crear una situación de coherencia vital. También proponemos a la gente tomar el liderazgo y dirigir sus propias dinámicas en la Comunidad, si lo desean.
  2. Mantuvimos las reuniones virtuales de cada sábado, incluyendo el horario. Si en algún momento no podían tener lugar, optábamos por hablarlo entre todos y acordar una fecha y hora nuevas para la reunión que no tomaba lugar.
  3. Añadimos dos tipos de eventos: una quedada en viernes y un conversatorio/taller el sábado siguiente a ese. Sumaban un total de cuatro eventos al mes; dos en Madrid y los otros dos en Barcelona. Los resultados los comentamos más adelante.

Y así terminamos dando con el perfil del cliente ideal para nuestra Comunidad Fluyendo

Lo que se recomienda normalmente es que definas a tu cliente ideal y te montes un avatar muy preciso; para poder elaborar tu estrategia de comunicación a su medida.

Nosotros lo hicimos al revés: extendimos invitaciones a nuestra propuesta y observamos a quiénes cautiva. Contraintuitivo, pero representativo. 🙂

El primer año de la Comunidad Fluyendo | #HastalaCocina
¿Sabías que puedes elaborar tu avatar de cliente ideal compartiendo tus ideas y simplemente observando a tu audiencia, en vez de predefiniéndola? - Es un sexy tweet. ¡Compártelo!          

Todos los miembros, tanto los primeros como los actuales; comparten los siguientes rasgos de carácter y tendencias:

  • Tienen estudios superiores y/o formación especializada.
  • No les asusta viajar o desplazarse por cuestiones laborales (y de hecho, la mayoría son capaces de desplazarse y asentarse por temporadas donde deseen).
  • Tienen un gusto marcado por la comunicación (y usan una web propia, una fanpage en Facebook y/o un canal de YouTube para expresarse).
  • Les interesa más el contacto regular que los automatismos.
  • Apuestan por la autenticidad y por construir su propio sistema, antes que por imitar a ciegas el de otros.

Y así fue también como confirmamos la intuición inicial de que no éramos los únicos que sentíamos esos deseos y necesidades.

Con la primera tanda de invitaciones no llegamos muy lejos, sin embargo. Así que nos tocaba hacer algo para tener una muestra más representativa.

Ajustes y concreciones sobre la marcha

En un principio, la cuota de membresía se abonaba exclusivamente por mensualidades. Tan sólo uno de estos seis miembros abonó una cuota anual.

Con todo ello, junté 663 euros brutos entre las tasas mensuales de tres de los miembros. A todo ello hay que restarle las tasas de PayPal, por supuesto. Ese dinero fue usado, entre otras cosas, en el cambio de hosting de La Vida es Fluir y en hardware y software privado para videoconferencias.

Los otros tres miembros nos estaban colaborando mediante pago social. Concretamente, con difusión de la propuesta, testeo de los materiales y dinamización del grupo.

De estos seis primeros miembros, tres siguen en activo: dos de pago económico y uno de pago social.

Y llegamos al primer toque de atención que nos daba la Comunidad

Aunque queremos contar con mujeres y que se unan a la Comunidad desde el principio; a la propuesta todavía le faltaba algo para atraerlas a ellas.

Y dimos con una solución: hacer eventos en vivo y una plataforma de difusión propia para la Comunidad. Comenzamos a aplicar esa solución en octubre, con lo cual podría decirse que no nos vendimos apenas durante los meses anteriores.

Durante todo el año habíamos estado organizando esta clase de eventos y participando en ellos; pero no se nos había ocurrido montarlos a propósito y ligarlos con la Comunidad Fluyendo.

Sin embargo, en todos hacíamos ya gala del mix que nos caracteriza: conversación abierta y honesta, cercanía y disposición a compartir. En todos organizábamos juegos, retos y algún que otro picnic, cena o tapeo.

Con los eventos que organizamos, concretamente cinco quedadas de octubre a diciembre y únicamente dos conversatorios en octubre; juntamos 358 euros brutos. Se los quedó Diana íntegramente, para cubrir los costes de la web, de los alquileres de sala y otras cuestiones del proyecto (desplazamientos, principalmente).

A partir de entonces, le echamos todavía más carne al asador.

Así llegamos al segundo toque de atención que nos daba la Comunidad

Con estos eventos juntamos a un máximo de 23 personas en la convocatoria más popular hasta el momento. También tuvimos que recular con los conversatorios tras el primero; y cancelarlos finalmente por no cubrir el aforo mínimo. ¡No todo iban a ser glorias!

Las quedadas fueron las triunfadoras de la contienda por vuestra atención. En ellas conseguimos fidelizar participantes habituales que volvían solos o acompañados. De hecho, prácticamente todos los que han venido siguen en contacto con nosotros y nos recomiendan abiertamente.

Y como podéis ver en las fotos a continuación, la presencia femenina es abrumadoramente mayoritaria en los eventos en vivo. Una vuelta de tortilla impresionante respecto a lo virtual. 😉

Esta imagen destacada para otra entrada muestra algunas de las quedadas de la Comunidad Fluyendo
Esta imagen (que fue la destacada para otra entrada) muestra algunas de las quedadas de la Comunidad Fluyendo. Haciendo clic en ella se abrirá una página con más información sobre nuestra propuesta. 🙂

Si vas a equivocarte, hazlo a lo grande y sin lugar a dudas

Decidimos probar en Barcelona y en Madrid a la vez, para observar y comparar los resultados. Y lo siento por vosotros, madrileños de nacimiento y de adopción; pero diré públicamente en Barcelona se implican más y cumplen mejor.

Todos los participantes de la ciudad condal fueron extremadamente puntuales y, para rematarlo; ninguna persona nos dejó tirados a última hora. En Madrid fue otro el cuento, sin embargo.

Con todo, hasta nos vino bien que en Madrid la cosa flojease tanto; por los costes derivados de mantener todo este trajín.

Ya véis, entró en juego la cuestión económica

Cobrando 5 euros por cabeza en las quedadas tuvimos complicado cubrir los costes añadidos para Diana y para mí (de transportes y alquileres de sala, principalmente). Como nadie hace negocios para tener pérdidas, fuimos definiendo mejor la propuesta.

Diana es, como bien dice ella misma, una experta en quedadas. Y se le da genial hacer actividades donde todos participamos y nos sentimos incluidos; y en ocasiones hasta protagonistas. Siendo consecuentes con ello y con lo que realmente se pone en juego, podíamos permitirnos preciar la entrada de las quedadas en 10 euros.

¿El resultado de nuestras políticas y gestiones?

En Barcelona esto apenas tuvo impacto en el interés de la gente, pero en Madrid vimos bajar el interés como si hubieran tenido un gatillazo. Al parecer, la cuestión de tener un espacio privado para conversar sin tener interrupciones ni molestias externas al grupo no vende muy bien en la capital.

Por otra parte, hacer tantas convocatorias tan de seguido desgasta el interés y agota al más pintado. Así que pasamos una encuesta entre los habituales y los amigos de la Comunidad, para conocer sus intereses y disponibilidades. Acordamos que como mínimo habría una quedada por trimestre; y que ya se hablaría sobre otros eventos llegado el caso.

El cierre de 2017 y el inicio de 2018

Decidimos entonces despedirnos del año a lo grande, con una última quedada y un evento online.

Esta vez se trataba de un taller de revisión y planificación para nuestros amigos traviajeros. Estábamos perfilando las ideas que dieron origen a Emprende Fluyendo y aprovechamos para presentarlas durante el taller.

Como resultado: al menos siete personas interesadas en unirse durante este año a la Comunidad desde esta rama; dos de las cuales comenzaron el año ya dentro. Entraron en la variante intermedia, generando 739 euros de ingresos (397 euros x 2 miembros, a lo que hubo que sustraerle las tasas de Sendowl).

Emprende Fluyendo es un énfasis en el equilibrio entre desarrollo personal y profesional para emprendedores digitales y traviajeros

Funciona parejo a la Comunidad Fluyendo normal, con la que comparte espacios. Mantenemos el mismo tipo de trabajo trimestral en el propio crecimiento y bienestar; y le añadimos el planteamiento y revisión puntual de una serie de objetivos de avance a nivel profesional.

Además, cuidamos de entrelazar ambos aspectos para que tengan un sentido compartido. Queremos que aporten claridad a todos los participantes, nosotros inclusive.

Actualmente nos encontramos dos veces por semana; con total libertad para acudir a ambas, a una o a ninguna según estén las cosas por tu vida. Hacemos mucho énfasis en la responsabilidad y la autonomía personal, y damos facilidades para no descolgarse.

Así, ambos grupos (el de los emprendedores y el de los fluyentes a secas) se nutren mutuamente.

¿Y qué pasa con los cuartos, el parné, la guita, la viruta, el money…?

Pues que lo reinvertimos en nuestra vida traviajera. De estos ingresos, hacemos las siguientes partidas presupuestarias:

  • Repartimos los ingresos íntegros de la Comunidad al 50% entre los dos; después de cubrir los costes.
  • Actualmente ahorramos el 10% de los ingresos netos previamente al reparto de dividendos; para reinvertir en viajes o en mantener los proyectos específicamente. Podríamos aumentar esta cuantía en el futuro, pero nunca disminuirla.
  • El resto de los dividendos que llegan al bolsillo de cada uno quedan para disponer de ellos.

Y esas son las alegrías y las penas de sacar una Comunidad adelante en pareja

Cabe mencionar que comenzamos el año 2018 con las cifras de beneficios de la Comunidad en negativo. Esto es, que separamos estas cuentas de las del resto de nuestros proyectos; y nos generó un rendimiento de -662,60 euros, antes de la entrada de Alex y Laia en la Comunidad. Más adelante te los presento en vídeo. 😉

Se fueron entre viajes, alquileres de sala (y dando gracias de que Tere no acepta que le paguemos el precio completo por su sala; ya que siempre toma parte de los eventos que hacemos en ella); y el software que usamos para menear nuestros proyectos en redes (BeLive y Zoom, principalmente).

Para recuperar esa inversión, decidimos dividir el gasto entre ambos también. Por eso, de mi parte de los dividendos por la entrada de nuevos fluyentes; se sustrae una parte acordada con Diana para cubrir el dinero que ella adelantó, hasta nueva orden.

Podría haberse cubierto de golpe dándole mi parte de los beneficios al completo a Diana; como cualquiera que sea observador adivinará sin mucho esfuerzo…

Pero no lo hicimos así, porque por mi parte no estoy teniendo ingresos por otras vías este año (de momento).

Ni de posts patrocinados, ni por talleres, ni a través de mis servicios. Lo único que entra por ahora son ventas esporádicas de mis libros.

El ritmo de los 1 a 1 y los talleres individuales o grupales ha bajado bastante. La mayoría de mis prospectos actuales me llegan antes por la Comunidad que por otras cosas; así que he acabado por unir mi acompañamiento privado a la misma.

Así pues, mientras me centro en seguir haciendo los cambios pertinentes al blog y a mi cartera de servicios para que remonten; Diana concedió en dejarme pagar mi parte del descubierto sustrayendo una parte de los beneficios que me tocan.

De todas formas, ya que somos pareja y estos ingresos los administra ella; nos resulta más fácil hacerlo de esta forma. Y nos cobran menos tasas, que todo hay que decirlo.

Rumbo actual y perspectivas

Estamos ya en el mes de marzo de 2018. La Comunidad Fluyendo cumple un año y un mes de vida; y mi relación con Diana… Bueno, según desde dónde se empiece a contar, los mismos o un par de meses más.

Por supuesto, también estamos al borde de mi cumpleaños. Este año tocan ya los 26, y vaya caminito más rico me trajo hasta ellos.

No me cansaré de demostrar con mi ejemplo vivo que la edad no vence a la curiosidad y el interés por vivir tu vida como mejor te sientas representado en ella.

¿Qué ocurre con la Comunidad Fluyendo en 2018?

Hay cinco personas interesadas desde principios de año en unirse a la Comunidad Fluyendo en la variante de Emprende Fluyendo; y al menos tres personas más en la rama inicial que enfatiza el desarrollo personal en vez del profesional. Habrá que aguardar a ver si se inscriben finalmente o desisten de ello.

Por lo pronto, hemos hecho un trabajo de difusión de este modelo de organización y gestión de grupos de servicio. De hecho, nos estamos ofertando ya en pequeños círculos como mentores privados. Nos lo reservamos para emprendedores que tengan un gran aforo y quieran cambiar su estilo de servicio hacia el mismo.

¿Dónde y cómo lo estamos contando?

Puedes leernos en los siguientes blogs de reconocidos traviajeros, knowmadas o como prefieras llamarlos:

  • María Mikhailova nos publicó en octubre de 2017 en su blog homónimo, con la entrada Comunidades de Aprendizaje, una nueva forma de crecer.
  • Álvaro López nos publicó en enero de 2018 en Autorrealizarte, con la entrada Comunidades de Aprendizaje: ideales para inconformistas y emprendedores.
  • Antonio G nos publicará a lo largo de 2018 en Inteligencia Viajera, con la entrada Del servicio individual a la creación de Comunidades de Aprendizaje.
  • Isa y Juanmi nos publicarán a lo largo de 2018 en Más y Mejor, con la entrada 12 claves para transformar tu idea en una Comunidad de Aprendizaje.

Actualizaré esta lista (y los correspondientes enlaces) conforme vayan confirmándose y saliendo estas y otras colaboraciones. De momento, nos sería de gran ayuda que os paséis por las entradas, las disfrutéis y las comentéis. Y si os parecen de utilidad, también podéis compartirlas en vuestras redes. 🙂

¿Y qué actividad comercial estamos teniendo este año?

Por supuesto, las inscripciones y altas de nuevos miembros siguen estando abiertas. Puedes unirte a la Comunidad en cualquier momento, ya que no usamos estrategias de apremio basadas en la escasez ni en falsas limitaciones del aforo. El nivel de compromiso y el trabajo que requiere son suficientes como filtros por sí mismos.

Por otra parte, todos los meses organizamos un webinar virtual. Lo centramos en los temas que detectamos que resuelven una necesidad y cubren un interés de nuestro aforo. Por ejemplo, el mes de enero recapitulamos sobre el tema de los propósitos y en febrero hablamos sobre networking.

El del 15 de marzo todavía no lo hemos anunciado, y es posible que lo mantengamos como sorpresa hasta la semana que viene. Andamos un poquito desbordados por el Congreso de Sexualidad Consciente (y dando gracias por ello, ya que se debe a que ha tenido mayor éxito de lo que habíamos previsto).

Conclusiones del experimento

En esta entrada he hablado de lo que supone apostar por una idea diferente en una parcela estanca como son los negocios digitales.

Con la creación de la Comunidad Fluyendo junto a Diana, mi pareja; estamos desafiando ese paradigma de inconformismo conformista (porque, irónicamente, así están las cosas).

Conclusión 1: SE PUEDE emprender sin tener que comprar el modelo de otros para ello

La obtenemos en base al tema de optar por una tierra de nadie entre los infoproductos, los servicios de 1 a N y el trabajo personalizado; y aun así haber tenido una buena acogida del público y haber fidelizado una audiencia. De hecho, la web de Fluyendo tiene menos porcentaje de rebote que mi blog.

Esa “tierra de nadie” es lo que aparenta ser una Comunidad de Aprendizaje si te fijas únicamente en la superficie. Sin embargo, el factor de unidad y el sentido de pertenencia que este modelo de organización fomentan tienen mucho peso en este interés que despierta.

Por eso, incluso aunque nos contraten para asistir en la creación de comunidades ajenas; nunca vendemos “nuestra fórmula”. Les ayudamos a dar con la suya propia.

Conclusión 2: SE PUEDE emprender en pareja, y más si la idea y el sueño resuena en ambos

No somos sólo nosotros. Casi todos nuestros amigos emprenden en pareja. ¿Será que llamamos a nuestros semejantes?

En ocasiones, como en el caso de María Mikhailova, uno de los dos está entre bastidores y se ocupa de las cuestiones (técnicas o de gestión) que no es tan necesario externalizar, aunque sea deseable a veces. En otros casos, como el de Migu y Miriam con su Elefante en la Red; hasta el pequeño de la familia se une al proyecto… ¡Y eso que es un recién nacido!

Pero, tristemente, lo cierto es que no suele ser algo del gusto de todos en el mundillo. Para más de uno es hasta sacrílego pensar en eso de emprender en pareja o con niños muy peques en la familia. Creo que por eso Ana Bizarro quiso destacar a siete personas que sí se atreven con ello.

Por eso, aunque parezcan ganas de tocar las pelotas; seguiremos siendo muestra viva de que sí se puede… Siempre que quieras. 😉

Conclusión 3: SE PUEDE emprender optando antes por el servicio y la calidad que por la rosca y los negocios neuróticos

Esto lo sabemos por habernos dedicado a atender a una demanda que se hace normalmente a escondidas y con la boca chica; por miedo a caer mal y quedar fuera de la rosca.

Pocas personas son abierta y manifiestamente críticas con las ofertas actuales para los interesados en emprender y traviajar; y menos gente aún con los que las extienden. Todo porque han hecho muy buen trabajo convenciéndonos de que eso es de gente con mentalidad de escasez, envidiosa y perdedora.

Que eso no es de triunfadores ni de líderes ni de alfas, dicen. Y yo me río en sus caras.

¿Por qué cuento esto aquí en las conclusiones?

Creo que ya comenté anteriormente que las dos soluciones para no perpetuar esta situación pasan por no apoyar el trabajo de quienes se conducen así, ni replicar sus modos de hacer negocio.

Por eso mismo es por lo que Diana y yo solamente vendemos la Comunidad durante las quedadas y los webinars. También es por eso que no implementamos estrategias para generar urgencia y apremio, ni forzamos el cierre de las ventas.

Queremos transparencia y compromiso, así que comenzamos por aportarlos nosotros mismos. Si entras es porque sabes lo que hay; y si te quedas, es porque te encanta lo que hay.

Ahora solamente falta tu opinión

Pero antes de invitarte a darla en los comentarios; te dejo con los vídeos de los miembros de la Comunidad que han querido manifestarse públicamente. Iré añadiendo más conforme vayan llegando.

Y ahora sí, te espero en los comentarios para que compartas con nosotros tus impresiones. Por ejemplo:

  • ¿Qué opinas sobre eso de emprender en pareja o en familia?
  • ¿Y sobre lo de traviajar? ¿Te parece viable vivir deslocalizados al 100%, o lo ves una moda del momento?
  • Cuéntame también qué te parece lo de observar al cliente que te llega en vez de tratar de prefijar quienes vendrán.

Un abrazo, y hasta la próxima entrada.

  • Sobre el Autor
  • Otros posts
El primer año de la Comunidad Fluyendo | #HastalaCocina
Sergio Tu tocapelotas favorito (y el jefazo) en La Vida es Fluir Pedagogo al 90% y subiendo. Comunicador y mentor por vocación (y pronto, más cositas). Autor de las webs La Vida es Fluir, Comunidad Fluyendo & Play it Sexy! Aventurero y Heartist (una persona comprometida a vivir, crear y obrar con cabeza, corazón y conciencia). Escribo sobre el Buen Vivir: autoaprendizaje, estilo de vida, habilidades sociales, relaciones y más. Puedes seguirme en redes sociales con los botones que hay más abajo. =) http://lavidaesfluir.com [email protected]
  • El primer aniversario de la Comunidad Fluyendo incluye momentos como los de esta imagen.
    El primer año de la Comunidad Fluyendo | #HastalaCocina 09/03/2018
  • Hablamos sobre las máscaras del emprendedor y la guerra de identidades en La Vida es Fluir
    Las máscaras del emprendedor 20/02/2018
  • Vive una sexualidad consciente, con la colaboración de La Vida es Fluir
    Sexualidad Consciente: encontrar el propósito a través del sexo 13/02/2018
  • No eres como el bambú, compi. Asúmelo. Por suerte, puedo ayudarte a cambiar eso. ;)
    No eres como el bambú, ni te parecerás a este paso 06/02/2018
  • Networking pegajoso e invasivo
    Cuánto daño ha hecho el networking… 23/01/2018
  • Negocios neuróticos en su máxima expresión
    Formarse para vender(se): el boom de los negocios neuróticos 16/01/2018

Comparte esto:

  • Haz clic para compartir en Twitter (Se abre en una ventana nueva)
  • Haz clic para compartir en Facebook (Se abre en una ventana nueva)
  • Haz clic para compartir en Google+ (Se abre en una ventana nueva)
  • Haz clic para compartir en LinkedIn (Se abre en una ventana nueva)
  • Haz clic para compartir en WhatsApp (Se abre en una ventana nueva)
  • Haz clic para compartir en Telegram (Se abre en una ventana nueva)
  • Compartir en Skype (Se abre en una ventana nueva)
  • Más
  • Haz clic para enviar por correo electrónico a un amigo (Se abre en una ventana nueva)
  • Haz clic para imprimir (Se abre en una ventana nueva)

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :