Revista Ebusiness

El primer paso…

Por Omayramontes

Hola [email protected], ¿qué tal? un nuevo día estoy aquí junto a ti. Y es que, estamos a punto de finalizar otro mes, y no he querido finalizarlo sin escribir sobre algo que me consultan algunas personas mediante el correo electrónico.   :-)

Se trata de ”el primer paso”… algo que para muchos es una acción complicada. Pero, vamos a ir aclarando y espero que después de leer este artículo, quede un poco más claro y os sintáis más seguros de vosotros mismos.

Existen muchas variantes que hacen referencia a dar el primer paso…”Indecisión con los estudios”, ”decisiones de parejas”, ”emprender, negocios”..y un largo etcétera…

primer paso

En nuestra mente pasan muchas ideas, pensamientos…un gran cóctel que nos hace dudar en muchas ocasiones. Es una sensación humana y totalmente natural. Pero, cuando nos referimos a dar el primer paso, hay formas de proceder, para así no caer en la eterna duda y zona de confort (aquella zona recuerda, donde alberga el conformismo entre otras…)

Entonces aquí os dejo unos breves consejos para que dar el primer paso sea un ”problema liviano” fácil de atravesar.

Un paso, no más:

No te llenes la cabeza de pensamientos que perturben tu camino. No estamos hablando de preparar una carrera o una ruta eterna, sino que de un único paso. Es algo verídico que cuando damos el paso, es porque estamos completamente seguros de la decisión que hemos tomado recientemente para ello, pero no lo equivoques con el camino que iniciarás a partir de entonces. Después todo llegará con el curso de una organización que tú mismo/a has planeado junto con tu decisión. Ese sendero que vas a recorrer lo vas a crear tú, únicamente tú.

Reconocer no hace daño:

Reconocer errores o circunstancias que están acompañándote en tu día a día es algo esencial para crecer y poder dar el paso de forma exitosa. Hay que saber adoptar una actitud responsable y apartarse de vez en cuando. (No me refiero a ser separatista) simplemente, a saber organizar un día cada x días, para reflexionar y reconocerse uno mismo qué hace bien y qué hace mal. Lo mismo que nos podemos premiar con algún obsequio que podamos adquirir para nosotros mismos, también podemos castigarnos y exigirnos un poco más para que nuestros esfuerzos sean aún mayores.

Asumir la/las responsabilidad/es:

Hay ciertas cosas que hay que ir delegando a otros, pero lo que es de cada uno es inamovible. Debemos ser conscientes y tomar decisiones acordes a nuestras responsabilidades. Así ayudaremos a satisfacer nuestras propias necesidades evitando situaciones complejas de ansiedad, estrés, angustia… Así como también, siendo conscientes de tu propia realidad y no caer en historias invasoras ”falsas”. Sé responsable de tus actos y hazlo de forma saludable.

Escúchate:

Escúchate a ti mismo, no peques de escuchar las opiniones de terceros que intentan arruinar tus días o planes. Mantén conversaciones contigo mismo, a diferencia de lo que puedan decir muchos otros, hablar solo no es símbolo de estar loco. ¡Al contrario! es súper beneficioso, además ayudas e incluso a ampliar tu propio vocabulario. ¡Es una practica indispensable! Desahogarás de forma eficaz y hallarás respuestas a preguntas que antes, no podías percatarte a ver.

Avanza. Poco a poco, pero avanza…:


No importa cuán despacio vas, si nunca te detienes…
Click To Tweet


Pasarás por muchos obstáculos, y aprenderás a crecer con ellos y superarlos. Así como adoptar cada lección como una información valiosa que te servirá para no volver a caer de nuevo. (O al menos poder evitarlo).  Es importante que sepas que no importa cuanto tiempo demores en conseguir lo que quieres. Cuando deberías alarmarte es, cuando te rindes, cuando desistes y no continuas. ¡Eso si es realmente preocupante!

Continúa tu sendero…camina firme y sin perder tu foco de vista. Piensa que, lo bueno siempre se hace esperar y que…


A todo gran esfuerzo, le llega una recompensa aún MAYOR!
Click To Tweet


Lee también:

Mantén el Foco

Un abrazo,

Omayra Montes


Volver a la Portada de Logo Paperblog