Revista Viajes

El puerto de San Glorio para el cicloturista

Por Rafael @merkabici

El Puerto de San Glorio es el más alto de toda Cantabria, superando los 1600 metros. En esta vuelta a España se asciende camino de la La Camperona, y aunque desde su cima hasta el comienzo de la extrema subida leonesa hay muchos kilómetros como para pensar en una gran guerra en sus rampas sí que servirá de un desgaste muy importante en las piernas de los ciclistas, porque nos encontramos ante un auténtico coloso. Sin duda uno de los puertos de paso más duros de esta edición de la Vuelta a España.

Ponemos el punto de partida de esta ascensión en Potes, la capital de la Liébana, aunque en realidad los primeros kilómetros apenas son de suave calentamiento. Este pueblo de Potes es también el punto inicial de otros tres puertos bien conocidos en el ciclismo: Piedrasluengas, por el lado que descienden en los 10000 del Soplao, Fuente Dé, donde Contador ganó una Vuelta a España, y Santo Toribio, donde Chava Jiménez sentenció un Circuito Montañés.

Después de un primer tramo sin apenas pendiente legamos a Naroba, a cuya salida afrontaremos un kilómetro al cuatro por ciento y una rampa que supera el ocho y que supone, de facto, el comienzo real de la subida. La entrada en la Vega de Liébana deja unos cientos de metros de descanso, a los que siguen un kilómetro suave, otro de llaneo, y una curva de herradura que tiene tres efectos principales: nos deja en la entrada de Bores, en plena rampa del diez por ciento y supone el comienzo del tramo plenamente de puerto. Desde allí hasta la cima casi 17 kilómetros en los que la pendiente rara vez bajará del 6,5 por ciento, en un perfil muy regular, de tipo alpino, que acaba siendo agotador.

La anhelada cima

La anhelada cima

Afortunadamente apenas vamos a tener rampas de consideración que nos impidan avanzar como si fueran paredes, salvo una en el cruce a Dobarganes, que además estará seguida de un pequeño tramo más suave. La ruta irá ascendiendo a través de lazadas, con un paisaje cada vez más alucinante, que deja a sus pies al Valle de Liébana y presenta algunos de los miradores más espectaculares que se pueden observar sobre los Picos de Europa. Al paso por el kilómetro 20 de ascensión dejamos a nuestra derecha una fuente de lo más tentadora. Piénsate bien si paras a por agua, porque dependiendo de tus fuerzas puede que no quieras volver a arrancar.

Si has conseguido continuar llegarás a la cima después de casi 27 kilómetros de subida, al 5 por ciento de media para un desnivel de casi 1300 metros, que podrás ascender, dada su ausencia de rampas, cómodamente con un 39×26, aunque será mejor que guardes algún otro piñón…por si las moscas

Altimetria sacada de www.altimetrías.com

Altimetria sacada de www.altimetrías.com

. Como dijimos un autentico puerto del Tour. En la cima puedes disfrutar de un panorama impresionante en el Mirador del Oso, o ampliar tu ascenso un kilómetro más, bastante duro, hasta el icónico mirador de Llesba, uno de los más conocidos de toda Cantabria, y una puntilla demoledora para tus ya maltrechas fuerzas. Pero te prometemos que la recompensa merece la pena.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revista