Revista Motor

El regulador de presión

Por Blogmecanicos @Blogmecanicos

Los motores de inyección indirecta de gasolina van equipados con un regulador de presión en el sistema de inyección, su función es la de mantener la presión constante de combustible, de este modo la cantidad de combustible inyectado varía en función del tiempo que esté abierto el inyector. Lo habitual es que el regulador de presión esté incorporado en la rampa de inyección, pero cabe la posibilidad de encontrarlo en cualquier punto del circuito de alimentación de combustible.

El regulador de presión

El regulador de presión internamente está construido por una membrana, una válvula y un muelle, si la presión de combustible sobrepasa el tarado del muelle, la válvula que incorpora se abre y retorna el combustible al depósito. También existe la posibilidad de que el regulador de presión se accione mediante una electroválvula con un sensor incorporado.

El regulador de presión

Averías del regulador de presión:

  • Si la válvula se queda abierta tendremos una falta de presión de combustible, generando una mezcla pobre, haciendo que el vehículo llegue a pararse.
  • Si por el contrario la válvula se queda cerrada, la presión será excesiva en la rampa, generando una mezcla rica haciendo que incluso salga humo negro por el escape (gasolina sin quemar)
  • Si la presión no es la correcta en la rampa puede generar un retardo en el encendido, haciendo que el arranque tarde más de lo normal.
  • Si el regulador se rompe internamente, puede ocasionar fugas y generar olor a gasolina.
  • Sin una mezcla correcta de combustible podemos notar una pérdida de potencia del vehículo.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista