Revista Viajes

El reloj astronómico de Baldewein en Dresden

Por Angelrequena

El reloj astronómico de Baldewein en Dresden

Tras el reloj con autómatas de Mathäus Rungel nos sumergimos en una de las maravillas técnicas de El Cosmos del Príncipe en el Palacio Museo Zwinger de Desden: el reloj astronómico de Eberhard Baldewein con ocho esferas, el movimiento de los siete astros conocidos (Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno) más la hora.

La construcción del reloj llevó cinco años (1563-1568) y se realizó en Kassel por el propio landgrave Guillermo IV, muy aficionado a la astronomía, con Baldewein como  supervisor. En Kassel hay un prototipo similar más modesto. El Elector Augusto I era cuñado de Guillermo.

El reloj astronómico de Baldewein en Dresden

El movimiento planetario se realiza según el modelo geocéntrico. En un artificio matemático no podía faltar la representación de las artes matemáticas en su lujosa decoración: la Aritmética, la Astronomía (dos versiones) y la Geometría.

La Astronomía se representa trabajando con un planisferio y un compás en una versión y usando un cuadrante y un astrolabio en la otra. La Geometría aparece en su forma alegórica clásica de esfera y compás (para que no haya dudas de que es la Tierra se pone una serpiente). La Aritmética sujeta una pluma y una tablilla de números.

El reloj astronómico de Baldewein en Dresden


El reloj astronómico de Baldewein en Dresden

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista