Revista Religión

El sexo mandamiento del Vaticano

Por Protestantes @periodistadigit

REDACCIÓN P+D

El caso del obispo Perelló

El obispo argentino enamorado, destituido a los pocos días de descubrirse su relación con una mujer divorciada.

Pocas veces la foto de un hombre y una mujer abrazados mientras se bañan en el mar ha sido tan vista y difundida. No porque tuviese en sí misma morbo alguno, ya que se trataba de dos enamorados de mediana edad con más ternura que erotismo. Las fotos que destapó la prensa argentina y que han dado la vuelta al mundo son casi de álbum de recuerdos de familia, de viaje de bodas de plata.

Lo especial no aparece visible para quien desconozca el contexto. La gran cuestión es que el hombre es un obispo católico. Ella, para más INRI, una mujer divorciada. Las normas de la Iglesia Católica son claras en este tema: sus sacerdotes deben abstenerse por imperativo legal (que no bíblico) de tener relaciones sexuales, ya no sólo fuera, sino dentro del matrimonio (algo que se les prohíbe por mera tradición humasa).

Puede leer aquí el editorial completo de la Dirección de Protestante Digital titulado El sexo mandamiento del Vaticano


Volver a la Portada de Logo Paperblog