Revista Sociedad

El “sexting” entre los quinceañeros se convierte en la norma

Publicado el 31 agosto 2012 por Barzana @UMUbarzana

Actualidad Informática. El sexting

“Con la mayoría de las leyes vigentes en EE.UU., si nuestros resultados se extrapolaran a nivel nacional, varios millones de adolescentes podrían ser procesado por pornografía infantil”, explica un nuevo estudio sobre sexting adolescente, que encuentra que el 28% de los adolescentes intercambian imágenes completamente desnudos de sí mismos. Realizaron una inmersión profunda en un artículo publicado en Pediatrics & Adolescent Medicine, y encontraron algunas ideas “extrañas” en una tendencia del siglo 21 que se está convirtiendo rápidamente en la norma entre los adolescentes.

1. Los chicos blancos aman el sexting. Más que cualquier otro grupo demográfico (hispanos, afroamericanos y asiáticos), los estudiantes blancos reportaron sexting en el más alto porcentaje (35%), casi el doble que el de los asiáticos (19%). Los afroamericanos eran los segundos algo distante (27%), seguido por los hispanos (21%) y los asiáticos.

2. Varios millones de adolescentes podría ser responsable de la pornografía infantil, ya que algunos estados no definen el comportamiento sexual inapropiado, como sólo entre un adulto y un menor de edad. La prevalencia del sexting ha puesto a algunos expertos en la incómoda posición de presionar por leyes más laxas de pornografía infantil, por lo que los adolescentes curiosos no sean marcados como pedófilos.

3. Si encuentra fotos de sexting enviadas desde el teléfono de su hijo, hay una gran posibilidad de que él o ella sean sexualmente activos.  El 77% de las niñas y el 82% de los niños que habían reportado el envío de sexting   tampoco eran vírgenes.

4. Los estereotipos de género son válidos con la nueva tecnología: los niños son molestados por peticiones de sexting mucho menos que las mujeres. Casi todas las chicas (~ 95%) estaban al menos “un poco preocupadas” por solicitudes  de sexting  y aproximadamente el 30% era muy molestada. Sin embargo, a casi la mitad de todos los niños no les importó “en absoluto”, y menos del 5% se molestaron mucho. Cuanto más cambian las cosas, más permanecen igual.

5. Los suburbios no están a salvo de la tendencia: la situación socioeconómica no ha tenido prácticamente ningún efecto sobre si los adolescentes hacen sexting. Los padres que tienen un diploma de escuela secundaria o menos tenían sólo un 2% más de probabilidades de tener hijos que practicasen sexting en comparación con los que tienen al menos algunos estudios universitarios.

Como el sexting se mueve más cerca de convertirse en la norma, se plantea la cuestión de si el sexting será visto como una desviación en la siguiente generación, como las relaciones sexuales fuera del matrimonio se convirtieon en la norma para las generaciones anteriores. Hasta el momento, el sexting aún presenta riesgos angustiantes para los adolescentes cuyas imágenes terminan en manos equivocadas, y pueden sufrir daño psicológico peligroso de sus compañeros crueles. En otras palabras, se ha de hablar con los hijos sobre el uso responsable de la tecnología.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista