Revista Cultura y Ocio

El síndrome e

Publicado el 14 septiembre 2014 por Aleon @Aleonpizarro
de Franck Thilliez.

Este año, allá por el mes de mayo, Laky del blog Libros que hay que leer organizó al Lectura Conjunta de El Angel Rojo, el primer libro que leíamos [email protected] de este autor. En general, nos gustó tanto que pedimos a Laky que repitiera y repitiera experiencia con los siguientes libros de la colección de Sharko. La Lectura del Síndrome E es el resultado de esta suma conjunta de deseos que Laky se presta, sin dudar, a complacer. Vaya por delante desde aquí mi agradecimiento a su trabajo y su tesón. Por cierto, que para el próximo 13 de octubre ya hay convocada la Lectura Simultánea de Gataca, el siguiente de la serie.
EL SÍNDROME E
Título: El Síndrome EAutor: Franck ThilliezEditorial: Destino, ebook, 2012Páginas: 576.
Resumen oficial.
Un hecho muy extraño altera el verano de la teniente de la policía de Lille Lucie Hennebelle: un ex amante suyo se ha quedado ciego cuando visionaba un cortometraje que acababa de comprar al hijo de un coleccionista recientemente fallecido. Una película, muda, anónima, con un toque malsano, diabólico y enigmático. 
A trescientos kilómetros de distancia, el comisario Franck Sharko, de la policía criminal, acepta volver al servicio bajo la presión de sus jefes, tras haber abandonado el departamento. Se han hallado cinco cadáveres a dos metros bajo tierra que resultan imposibles de identificar, ya que tienen las manos cortadas, la cabeza abierta y cerebro, dientes y ojos extraídos. 
Al tiempo que Lucie descubre los horrores que oculta la película, una misteriosa llamada le informa de la relación entre el filme y la historia de los cinco cadáveres, y hace que Lucie y Sharko, dos seres absolutamente distintos, y quizás por ello tan cercanos, se encuentren para investigar lo que parece el mismo caso.
Impresión personal.
Si El Angel Rojo fue ya una novela que me gustó mucho y que cumplió a la perfección con todas mis expectativas, El Síndrome E la ha superado con creces y eso que al leer su final (¡Vaya final!) me acordé de todos los familiares del autor.

EL SÍNDROME E

Huérfanos de Duplessis

El síndrome E es una novela negra; me ha parecido que "negrísima" por las motivaciones que tienen los asesinatos que acontecen y los que vienen sucediéndose desde el pasado. Efectivamente, El síndrome E no es la historia de un asesino, loco o no, psicópata o no. Es la historia de un complot político y científico donde diferentes gobiernos estuvieron implicados realmente y sobre el que Thilliez, de forma magistral, organiza los hechos y la investigación actual de sus protagonistas principales. Por este motivo, en esta ocasión el autor nos lleva con su investigación no sólo a otras épocas temporales sino que además nos hace viajar a Cánada, Bélgica, Egipto y Estados Unidos aparte de que la raíz actual de los hechos ocurren en Francia en dos lugares diferentes.
Es escalofriante lo que los personajes van descubriendo precisamente porque todos hemos escuchado, visto o leído en muchas ocasiones los experimentos que se realizan en pro de no se sabe muy bien qué "bien general para la humanidad" y en los que se utiliza a la propia humanidad como cobayas para experimentar con ella al margen de sus deseos personales y la legalidad vigente. También sabemos que las imágenes subliminales se utilizan de continuo, sobre todo, en el ámbito publicitario y cuando una lee este libro acaba preguntándose ¿sólo en publicidad?. ¿cómo nos manipulan los Estados y dónde y con qué medios?
De este supuesto parte la novela. Un cinéfilo en Lille se queda ciego después de visionar una película antigua, una respuesta de su cerebro a las imágenes subliminales que aparecen en la misma cuando ésta se analiza en profundidad. Por otro lado, en otro lugar de Francia, aparecen una serie de cadáveres a los que le faltan las manos, los cerebros, los ojos y dientes, algo que ya había pasado quince años antes en Egipto y otros países donde se habían encontrado una serie de cadáveres en las mismas condiciones. Desde luego, la organización de la investigación por parte de los policías que la llevan a cabo, Lucie Hennebelle de Lille y Sharko, policía criminalista, no puede estar mejor estructurada para seguir tantos hechos en diferentes lugares, en momentos temporales distintos y por cada uno de ellos por separado o conjuntamente. No he tenido en ningún momento la sensación de perderme en la historia ni desde luego, que ésta se ralentice sino que, al contrario, la velocidad de los acontecimientos es secuencial a medida que avanzamos en los descubrimientos hasta llevarnos a un cierre sorprendente y redondo en lo que a la trama de la novela se refiere... Luego viene sin previo aviso, el otro final, el traicionero, el que el autor nos deja ahí en una bandeja en unas migajas envenenadas para que vayamos sin remedio a por la siguiente entrega... y ¡¡a ver quien es el guapo o la guapa que se resiste a ello!!
EL SÍNDROME E

Aparte de la trama, que ya veis que me ha gustado mucho, los personajes no la desmerecen en absoluto. Ya me encantó Sharko en El Ángel Rojo pero en ésta se supera. ¿Puede haber un comisario más especial que éste? Un comisario que vuelve a la "calle" en una investigación compleja, con una esquizofrenia paranoide donde se le aparece una niña que siempre le pide castañas confitadas (tengo que probarlas, sin duda) y salsa de cóctel además de tener que viajar con una locomotora de tren de juguete siempre y tener una habitación de hotel con bañera, y que, a pesar de todo ello, no está loco y formará un excelente equipo con la policía de Lille Lucie Hennebelle, madre de dos gemelas a las que a duras penas puede atender , hecho por el que se siente continuamente culpable. Dos personajes que conectarán a la perfección la experiencia criminalística de uno de ellos con el tesón y las ganas de triunfar contra el mal de la otra.
El síndrome E es un thriller negro trepidante, escrita con un lenguaje muy sencillo y muy cercano a pesar de que alguna de las temáticas que se explican pueden ser complejas para los que no sabemos del tema. Pero el autor consigue darnos las explicaciones necesarias, ni más ni menos, sólo las necesarias para que podamos avanzar en la investigación sin perder el ritmo ni el interés.
En conclusión, una novela que recomiendo sin ninguna duda, unos personajes que por fuerza han de llamarte la atención en solitario y en equipo y un epílogo que te recomiendo que no leas, si no te ha gustado esta entrega, porque no podrás dejar de leer la siguiente, Gataca. Yo voy de cabeza a leerla.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog