Revista Viajes

El “Studium” de Viterbo

Por Angelrequena

El “Studium” de Viterbo

El Palacio de los Papas de Viterbo nos recuerda que el renacimiento matemático del siglo XIII en el occidente latino tuvo múltiples focos: tras el esfuerzo traductor de la Península Ibérica y de Sicilia, se formaron otros centros dinámicos como el de Oxford o el de Viterbo.

La ciudad amurallada de Viterbo fue en el siglo XIII lugar de residencia papal pues ofrecía más seguridad que Roma. Se construye el palacio y el lugar se convierte en lugar de encuentro de estudiosos de la talla de Campano de Novara, autor de la versión de Los elementos de Euclides más usada hasta el XVI y primera que se imprimió.

El “Studium” de Viterbo

En Viterbo estuvieron Juan Pechan, Guillermo de Moerbeke y Ciolek Witelo, autores clave para la óptica matemática, la aplicación que junto con la astronomía y la ingeniería marcarían el despegue científico medieval.

De toda aquella época espléndida de la ciudad ha quedado un recuerdo curioso: el Tarot de Viterbo. El personaje de il bagatto (el mago) es el Papá Juan XXI, Pedro Hispano, ilustre físico y único Papa portugués. La figura del mago iba asociada a la de estudioso experimental, tal como se le ve trabajando en un proto-laboratorio. Pedro Hispano es citado por Dante en la Divina Comedia junto a otros sabios: que luce abajo en sus doce libelos.

Viterbo es un bello conjunto medieval bastante bien conservado y habitado. Dos museos arqueológicos, uno nacional y otro local, nos recuerdan que estamos en la antigua Etruria.

Un escudo con un primitivo taladro pone de manifiesto que la nobleza la da el trabajo y que Galileo aprendía en las atarazanas de Venecia.

El “Studium” de Viterbo


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista