Revista Ciencia

El termómetro de Galileo

Publicado el 30 agosto 2011 por Marcredondo

El termómetro de Galileo

De todos los tipos de termómetros que existen este es mi favorito. Lógicamente uno preside el salón de mi casa. Lo compré en Andorra hace casi 15 años con mi paga, por eso que dicen que allí todo es más barato. Me ha acompañado en todos los pisos en los que he estado.

 

Como ves en la imagen, el termómetro lo constituye un cilindro de vidrio cerrado lleno de un líquido transparente. En la mayoría de ellos suele ser agua. En el interior hay unas bolas que contienen una parte de líquido coloreado y otra de aire. De cada una de estas esferas cuelga una chapita metálica con un valor de temperatura escrito.

Cada esfera tiene una proporción distinta de líquido coloreado y aire. El líquido es el mismo en todas las bolitas pero se colorea para que sean más vistosas. Dependiendo de la temperatura exterior del tubo las bolas suben y bajan. La última bola que queda en la parte superior es la que dicta la temperatura del espacio en el cual se encuentra el termómetro.

¿Cómo funciona este termómetro? Se basa en el principio de Arquímedes, y como su propio nombre indica, lo inventó Galileo Galilei, que no solo tenía ojos para la astronomía. Como cada esfera tiene una cantidad distinta de aire y agua, distinta es su densidad, y cada una de ellas reaccionará de forma distinta a medida que cambie la temperatura del líquido transparente del termómetro. Si eres de los que quiere saber más, aquí de dejo un link con las ecuaciones pertinentes.

El resultado es el siguiente: a medida que sube la temperatura, más bolitas quedarán en la parte superior del termómetro. Las últimas esferas en subir serán las que tengan menor cantidad de agua coloreada y más aire.

Si rastreas un poco por la red verás algunos termómetros realmente espectaculares. También tienen un precio espectacular, claro. Los más pequeñitos son baratos y quedan muy bien en el salón de casa.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas