Revista Maternidad

El top ten de las preguntas y opiniones externas

Por Neferu

El top ten de las preguntas y opiniones externasRecuerdo cuando nació mi hija mayor, que cuando alguien opinaba sobre mi forma de criar o me preguntaba sobre algo, yo me esforzaba muchísimo en explicar todos mis motivos y además cualquier crítica podía hacerme dudar y desestabilizarme durante horas (o incluso días).

Con mi segunda hija, generalmente no suelo dar tantas explicaciones. Depende del día, del momento, de la persona en cuestión y si me importa que me entienda o no…depende de muchas cosas, pero normalmente sonrío y hago lo que me place.

Así que he pensado hacer este post para explicar un poco “mis” motivos (que cada madre tendrá los suyos) y de paso, tomarme el asunto cómicamente, porque da para eso y mucho más.

Así que aquí va mi top ten, mi lista de éxitos de los 40 principales de la crianza:

- ¿esta niña no tiene frío? o ¿esta niña no tiene calor?: cualquiera de las dos me vale, porque me las han dicho las dos hasta la saciedad. Explico por qué.

Mi hija Pilar es muy calurosa y suele tener calor, por lo que no va muy abrigada y además, como ya tiene 5 años, sabe perfectamente cuando quiere abrigo y cuando no…así que he escuchado muchísimas veces ¿esta niña no tiene frío? pues no, no tiene frío, si le pongo el abrigo mientras salta en el parque suda.

Con Alejandra es al contrario, es más bien friolera, o lo era durante sus primeros 6 meses de vida (porque ahora ya está más normalizada), así que durante sus primeros meses la llevaba bastante abrigada.

La cuestión es que me puedo equivocar, pero creo que normalmente mis hijas llevan la ropa que necesitan, aunque haya quien opine lo contrario

;)

- ¿tienes leche para dar el pecho?

Pues claro que tengo leche, es más fácil que te toque la lotería que no tener leche para dar de mamar. ¿por qué nos cuesta tanto pensar que nuestras tetas funcionan correctamente? Si hubiera tantos problemas reales de falta de leche, la humanidad se habría extinguido hace miles de años.

- ¿no la llevas demasaido en brazos?

Pues no, no la levo “demasiado” porque primero, soy yo la única persona que puede decidir cuando es demasiado y segundo porque los bebés humanos nacen mucho más inmaduros que el resto de mamíferos (esa fue una de las consecuencias de nuestra bipedestación, el nacer “antes de tiempo”) y los bebés necesitan el contacto, los brazos y el calor humano para estar sanos, fuertes y felices.

Yo siempre digo que un bebé necesita tres cosas para crecer sano: leche (de la teta a ser posible), dormir y muchos mimos.

-¿no lleva zapatos? (con cara de incredulidad)

Los bebés que no andan no necesitan llevar zapatos. El hecho de ponerles zapatos es únicamente estético y yo, suelo anteponer las necesidades de comodidad ante la estética, por lo que, si no es necesario para andar o porque haga frío, no hacen falta los zapatos.

Y por otra parte, cuando los bebés aprenden a andar, lo ideal es que lo hagan descalzos para aprender a colocar el pie correctamente.

En mi caso, Pilar pudo aprender a andar descalza porque vivíamos en una casa con parquet y muy buena calefacción, Alejandra no está teniendo la misma suerte y porque hace mucho frío y no tenemos esas condiciones hogareñas.

Pero a las dos las llevé sin zapatos hasta que se hizo necesario ponérselos.

- ¿no come triturado? o las variantes ¿pero sabe masticar sin dientes? o ¿esos trozos se los puede comer tu bebé sin atragantarse?

No, no come triturados porque no lo necesita y sí, sabe masticar sin dientes, la hemos dejado aprender y lo ha hecho estupendamente y sí esos trozos se los puede comer perfectamente, pero por si acaso se atraganta estoy aquí mirando.

Mi hija Alejandra nunca ha comido purés ni comida triturada. Con ella hemos practicado el baby-led weaning o alimentación autorregulada y la verdad es que estamos encantados porque es comodísimo para todos comer lo mismo, cocinando una única comida familiar y puedes salir a comer a cualquier sitio sin ir cargado de purés y potitos.

Cuando comentábamos que no pensábamos darle potitos ni papillas, la gente nos miraba como si fueramos extraterrestres! pero ahora ya se lo creen, porque la “pequeña” tiene doce meses y 10 kilos y medio de pruebas sobre el éxito del “experimento” (que no es tal…es algo más viejo que el hilo negro, pero bueno).

Prometo un post próximamente sobre este tema, que da mucho de sí.

- ¿todavía toma pecho con X meses? da igual los meses que sean, porque a partir de 1 ó 2 meses, siempre hay alguien a quien le parece mucho tiempo para tomar pecho.

Pues lo cierto es que la Asociación Española de Pediatría y al OMS recomiendan que los bebés tomen leche materna al menos durante dos años. Los seis primeros meses leche materna en exclusiva y a partir del sexto mes, junto con otros alimentos.

Así que sí, todavía toma pecho y espero que lo tome mucho más tiempo (si ella quiere y a mi me sigue apeteciendo).

- ¿duerme contigo? uy…nunca la sacarás de la cama

Todos los que vivimos en mi casa estamos de acuerdo en que, de momento, queremos dormir juntos. Es una solución estupenda para que todos durmamos mejor y nos sintamos acompañados al mismo tiempo. Cuando alguno quiera cambiar esta situación, ya veremos lo que hacemos.

Dormir con mis hijas es una de las decisiones que he tomadode las que más contenta me siento y me ha supuesto muchísimas cosas positivas.

En cualquier caso, mis hijas querrán irse a su habitación en algún momento, de eso no tengo ninguna duda.

- ¿no te duele la espalda? (cuando llevo a Alejandra en el fular o en el mei tai)

No, no me duele la espalda porque el peso está muy bien repartido y además, llevo 12 meses cargando a la niña, con lo que mis músculos se han ido fortaleciendo al mismo tiempo que ella ha ido cogiendo peso (y además yo he ido adelgazando, con lo que me supone menos esfuerzo cada vez, je,je)

- ¿la niña no va al cole? y ¿cuando la vas a llevar?

Aclaro que esta pregunta sólo me la hacen con Alejandra, porque a Pilar la llevé a la guardería con 4 mesecitos…mis circunstancias eran otras y esa fue mi decisión en aquel momento, pero ahora que puedo organizarme para no necesitar guardería, la verdad es que prefiero no llevar a Alejandra.

Y no sé cuando la voy a llevar…no es una decisión que me corra prisa, así que ya veremos.

- La niña se va a caer ¿no?

Con Pilar habré escuchado esta pregunta miles de veces y ahora con Alejandra ya la empiezo a escuchar.

Si piensas que un niño se va a caer y si se lo dices muchas veces, al final se acaba cayendo. Y de todas formas, todos los niños se caen de vez en cuando, pero si le dejas aprender a hacer las cosas, a la larga se caerá menos.

Mi opinión es que el miedo de los padres a que se caigan los niños, al final, los vuelve más torpones y miedosos.

Yo les dejo subir y bajar, correr, explorar, escalar y probarse a sí mismas y ver sus posibilidades. Me quedo cerca por si acaso, las ayudo si lo necesitan, pero no les digo que se van a caer ni que no suban al columpio porque me da miedo a mi. Y de momento me va bien así…

¿y vosotros? ¿tenéis top ten de preguntas y opiniones de crianza?


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista