Revista Cultura y Ocio

El último trayecto de Horacio Dos

Publicado el 24 marzo 2012 por Xoselois

El último trayecto de Horacio Dos

El último trayecto de Horacio Dos

AutorEduardo Mendoza (1943)Más información: Blog de Eduardo Mendoza
LibroEditorial: Seix BarralEdición: septiembre 2002 Páginas: 190ISBN: 84-322-1142-7  Mi impresión
Simplemente, Eduardo Mendoza, me parece un escritor genial, que sabe sacar lo mejor y, también, lo más sarcástico de los personajes que describe. En este caso, nuestro viaje como lectores se realiza de manera estelar, ya que se trata de un comandante de una nave espacial que, además de ser al mismo tiempo ninguneado y acatado por su tripulación, es una persona irresponsable y cuyas decisiones carecen de toda lógica. El trayecto por el espacio tiene un destino sin precisar, hasta que se llega al final de la novela y que, aún sin quererlo (o sin querer evitarlo), parece que finalmente se llegará a cumplir. La descripción de los lugares por los que navega la nave espacial (espacio helicoidal y estaciones espaciales) es digna de un buen Mendoza, al igual que las personas que participan de este paseo interminable forman parte de diferentes sectores sociales de lo más extravagante (lo más bajo o lo más representativo). También, las herramientas y elementos de navegación con los que cuenta la tripulación son de lo más chocante para lo que, se supone, una generación humana mucho más avanzada de la actual. En otra era, en otro mundo supuestamente más evolucionado, nos encontramos con situaciones de lo más variopintas. A modo de bitácora, el capitán Horacio Dos nos va desmenuzando un camino, ya recorrido, que nos hace sonreir por momentos ante las locuras y decisiones anti-natura que dice que ha tomado durante las jornadas tanscurridas y hasta el final del diario que, no deja de ser más que un nuevo comienzo de algo pendiente por relatar.  Aunque para mi no llega al nivel de Sin noticias de Gurb, es un buen libro para entretenerse y está en la línea de lo esperado de Eduardo Mendoza. Sin duda, nos hace pasar un buen rato...
Contraportada del libro 
Al comandante Horacio Dos le ha sido asignada una incierta misión en atención a su incompetencia y desfachatez. Como jefe de una estrafalaria expedición, surcará el espacio en condiciones extremadamente precarias junto a los peculiares pasajeros de su nave -los Delincuentes, las Mujeres Descarriadas y los Ancianos Improvidentes-. En este viaje, que les deparará incontables aventuras, habrá paternidades y filaciones secretas, espectáculos cortesanos que ocultan una realidad cutre y desportillada, luchas por sobrevivir de pillos y buscavidas, y mucho susto y sorpresa.
¿Un relato futurista? ¿Una alegoría satírica? ¿Una novela de género? Ninguna de estas tres cosas aisladamente, y al mismo tiempo todas ellas: El último trayecto de Horacio Dos, la nueva novela de Eduardo Mendoza. Una divertidísima y muy sabia fabulación que participa de la ironía, de la parodia, del folletín y de la picaresca y que, en un recorrido sideral, nos lleva a descubrir nuestra propia condición tras una galería de máscaras muy humanas.  Al igual que en Sin noticias de Gurb, el género al que cabe adscribir El último trayecto de Horacio Dos es las ciencia ficción y la forma narrativa adoptada se acerca al diario de a bordo. Pero si en Sin noticias de Gurb dominaba la sátira basada en el disparate, aquí coexiste con otras modalidades narrativas que la relacionan con el que podría llamarse "género Mendoza", reconocible de inmediato desde La verdad sobre el caso Savolta. Lo que por encima de todo se impone es la extraordinaria inventiva verbal de Mendoza, la frescura y el arte de la palabra, don del verdadero narrador nato.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog