Revista Cultura y Ocio

¡Empaquetar naranjas es estúpido!

Por Maxishows @maxishows

¡Empaquetar naranjas es estúpido!
La foto es de rmx en Flickr
Además de convertirse en un engorro por las molestias de tener que reciclarlo luego, los embalajes también son una inversión en recursos naturales que en muchos casos  sólo responde a razones de estrategias de marketing.
Fréderic Crépin, un joven francés, se hartó de tener que bajar casi a diario sus cubos  de reciclaje de papel y plástico y, basándose en sus derechos como ciudadano europeo,  quiere presentar una sollicitud ante del Parlamento comunitario para que tome medidas  contra el sobre-embalaje de los productos de consumo.
Pero para que su petición llegue a tramitarse, la solicitud tiene que contar con el apoyo de  al menos un millón de firmas que provengan, al menos, de un tercio de los Estados miembros.
Por el momento, ha plantado la iniciativa en Facebook y en poco más de tres meses ha  conseguido más de 163.000 miembros. 

Para recopilar las firmas necesarias, Crepín recluta a voluntarios que gestionan el portal  multilingüe www.over packaging.eu desde dónde se recogen las firmas que serán enviadas  a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo cuando lleguen al millón.
Los seguidores del grupo, deben ratificar una carta en la que exponen como ciudadanos y  residentes en Europa, que la tendencia al exceso de embalaje de los productos de consumo,  a menudo utilizado como reclamo publicitario para aumentar ventas, es un ataque a los  principios de desarrollo sostenible respetuosos con el medio ambiente que recoge el Tratado de la Unión Europea.
La carta pide, además, a las autoridades comunitarias que limiten a las empresas en este tema.
Más teniendo en cuenta que a menudo, el embalaje no tiene ninguna función específica,  ni contribuye a la protección del producto ni tampoco a su conservación. Aquí puedes leer  algunos de los fragmentos de la misiva:
Consideramos que la reducción de los residuos y la protección del medio ambiente requieren  medidas que limiten el exceso de embalaje; que la investigación sobre embalajes ecológicos  y el desarrollo de procedimientos de aprovechamiento de los residuos de embalaje (reciclado)  no deben justificar el exceso de embalajes, ya que sólo una reducción de los residuos generados  permitirá limitar el impacto de nuestros productos de consumo sobre el medio ambiente.
Consideramos que el embalaje no realiza ninguna función específica ni contribuye a la  protección del contenido ni a su conservación, su transporte, su almacenamiento, su identificación,  ni aporta ninguna información suplementaria. Por todo ello su uso indiscriminado no está justificado  y solicitamos su limitación.
El derecho de la Unión Europea y en particular la Directiva europea 94/62 no proponen criterios para limitar los embalajes en el mercado. Por ello pedimos a las instituciones europeas que  tomen las medidas necesarias para imponer a los fabricantes la obligación de limitar los embalajes.
¿Y QUÉ PUEDO HACER YO?
Únete al grupo y firma para que la solicitud llegue a la Comisión Europea.
Reflexiona sobre la cantidad de envoltorios que tiras a la basura a lo largo de un día y  recuérdalo a la hora de elegir unos productos u otros. Trata de comprar los artículos no  perecederos en envases familiares, o compra la comida a peso y guárdala en tus propios  reutilizables. También puedes buscar productos comercializados en envases rellenables y hacer el esfuerzo de volver a usarlos. Puedes escribir a los fabricantes de tus marcas favoritas  que áun no usen este tipo de envases para que los adopten. Y si ves un producto con un envase totalmente exagerado, ¡denúncialo! , manifiesta tu opinión a los vendedores y proveedores.
Puede que te presten atención porque no les interesa perder la buena predisposición de su clientela.
Otra idea es abrir los envoltorios excesivos en la propia tienda y pedir a los empleados  que los tiren a la basura.
Intenta reutilizar o reciclar todos los residuos que puedas.
Infórmate de dónde viene lo que consumes y practica el comercio de proximidad.
Pásate al consumo responsable y crítico. Compra sólo lo que necesites y recuerda  acudir a empresas alternativas, productos ecológicos o artesanos, cooperativas,  pequeños comercios locales, mercados municipales o tiendas de barrio. Puedes inspirarte  leyendo noticias sobre consumo responsable publicadas en CanalSolidario.org y anímate  si tú también quieres hablar de este tema!
Y por supuesto puedes aprender con los más pequeños en el show de Cartonutti! No te lo pierdas!!

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog