Revista Series

En estado de shock

Publicado el 15 diciembre 2009 por Eldemo
Spoilers desde ya de la cuarta temporada de Dexter y, por ende, de todas las anteriores. Si no la has visto aún, estás tardando en hacerlo.
En estado de shock, sí. Así me he quedado cuando he terminado la cuarta temporada de Dexter, viendo los créditos finales y esperando algo más. Un avance de la siguiente, una explicación del final, algo. Y es que de todos los finales posibles que se me pudiesen pasar por la cabeza, lo que estaba seguro que no podría pasar era lo que ha sucedido. El fin de la vida de Dexter.
Dicen que esto es así para asegurar más temporadas. Que Dexter estaba empezando a ser demasiado buena persona. Incluso había decidido dejar de lado a su oscuro pasajero para pasar más tiempo con su familia. ¿Y cómo le recompensan los guionistas? Dejándole viudo y con 3 niños a los que cuidar.
Repito, dicen que es para asegurar más temporadas. ¿Qué hay mejor que matar a su mujer para que el oscuro pasajero no se oculte? Y digo yo, ¿cómo leches va a actuar clamando una venganza, cumplida antes de saberlo, si tiene que cuidar a tres criaturas? Además, esos niños, ¿cómo le van a ver? ¿No pensarán que si su madre está muerta es por culpa de su trabajo?
Lo que más me duele es que ni Dexter ni, por supuestísimo, Rita, se merecían lo que ha pasado. Repasemos la trayectoria. Dexter sale con Rita, una mujer maltratada con el ex-marido en la cárcel. ¿Por qué? Porque Dexter odia el sexo, y quién mejor que una mujer que ha sufrido vejaciones por su marido para compartir esos momentos en los que es "aconsejable" ir acompañado de alguien.
En estado de shockRita además no venía sola, traía a dos niños pequeños que adoraban a Dexter. Los cuatro formaban una atípica familia, para qué nos vamos a engañar. Un forense especialista en muestras de sangre totalmente introvertido, una mujer maltratada y dos hijos que, afortunadamente, no parecían tener secuelas psicológicas por el padre que tuvieron.
Y fueron evolucionando temporada a temporada. En la primera Dexter conoció el sexo y Rita se reencontró con él. En la segunda, forjándose cada vez más como pareja, conocieron al fantasma de los celos, con la (hasta ahora) peor malvada de la serie, la siniestra Leela. En la tercera su relación se terminó de afianzar, hasta el punto de acabar la temporada dándose el sí quiero y con un bebé de camino. Y ahora en la cuarta, con problemas matrimoniales ocasionados por la doble vida de Dexter y con un vecino que intenta robarle la esposa a Dex. Cuando esos problemas se han resuelto. Cuando nuestro protagonista descubre que quiere estar siempre con Rita y con los niños, que ya le pueden dar bien al oscuro pasajero. Cuando tenemos a una Rita pletórica, radiante. Es entonces cuando la persona más peligrosa a la que ha perseguido Dexter, acaba con toda esta felicidad, acabando con la querida y adorable Rita. Y encima saltándose el patrón que ha estado llevando tantos años. Triste final.
En estado de shockAunque no lo parezca, sobre todo por el principio de esta entrada, esta temporada de Dexter es sin duda la que más me ha gustado, pero claro, que nos quiten a un personaje tan maravilloso como Rita, con todo lo que hemos pasado junto a ella, pues duele, y mucho. Ahora sólo espero que las tramas que lleguen sean lo suficientemente buenas como para que este sacrificio no haya sido en balde. Y sobre todo espero que el tema de que Debra haya descubierto el pasado de Dex nos dé más juego, que de momento parece que lo han querido finiquitar muy pronto. Además, que personajes como Quinn, me da a mí que todavía nos tienen mucho que ofrecer, que no creo que lo de Asuntos Internos de la temporada pasada sea sólo referente al robo de pruebas que ha hecho en ésta.
Además, ¿qué pasará con Dexter y con los niños? ¿Encontrará un nuevo amor? Será difícil sustituir a Rita, pero para bien o para mal, Dex tendrá que seguir adelante. En fin, Rita, te echaremos de menos.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas